Cuál es la composición de una cartera ‘típica’ de un inversor español…


Históricamente, la industria de gestión de activos no lo ha hecho bien a la hora de debatir con sus clientes sobre el modo en el que deben estar construidas sus carteras y ha preferido centrar las conversaciones en el producto. Así lo cree Matt Shafer, director general de distribución de Natixis Global AM, quien en una entrevista con Funds People se mostraba muy crítico con el enfoque general del sector. Este vacío detectado por la entidad hizo que hace cuatro años la gestora construyese un Grupo de Investigación y Consulta de Carteras (Portfolio Research and Consulting Group) con el fin de proporcionar a los clientes información detallada sobre cómo están configuradas sus carteras en términos de correlaciones, volatilidades o diversificación. Para ello, Natixis Global AM creó un equipo formado por 35 profesionales, repartidos entre Boston y Londres, dedicado exclusivamente a esta labor.

El objetivo último era mostrarle al cliente dónde estaban las ineficiencias y darle una respuesta sobre qué clase de activos debería incluir para su optimización según el binomio rentabilidad/riesgo, siendo agnósticos en cuanto a producto y realizando dicho trabajo de manera confidencial e independiente del centro de ventas. A través del análisis de las distintas carteras que han sido estudiadas por el Grupo de Investigación y Consulta de Carteras de Natixis Global AM se puede determinar cuál es la composición, por tipo de activo, de una cartera tipo de un inversor español y compararla con las de inversores de otros países de nuestro entorno, como por ejemplo Reino Unido, Italia o Francia. Haciendo este ejercicio se echa por tierra varios mitos. El primero es el que apunta a que España es el país europeo con una presencia más importante de la renta fija en las carteras. En realidad este título lo ostenta el mercado transalpino.

Según el estudio, el peso medio de la renta fija en la cartera de un inversor español es del 35%, frente al 52% de Italia. Lo que sí es cierto es que la ponderación de los bonos en las carteras de los inversores españoles es superior al de países como Reino Unido (21%) o Francia (18%). Sin embargo, en el caso francés, es importante tener en cuenta el elevado porcentaje de la cartera que los inversores galos reservan en activos del mercado monetario (16%), lo que sumado al peso en renta fija eleva el porcentaje al 34%. La suma de ambas clases de activo en España ponderan un 41%, por lo que la distancia no es tan significativa. El segundo aspecto que se pone de manifiesto es que la ponderación de la renta variable en la cartera de un inversor español es inferior a la del resto de Europa. Es cierto que el peso de las acciones en la cartera de los inversores españoles (28%) es bajo en comparación al de Reino Unido (52%), pero supera al de Francia (24%) y, sobre todo, Italia (12%).

El tercer aspecto importante hace referencia al peso que tienen las estrategias alternativas en las carteras de los inversores. En este sentido, destaca el hecho de que España es, junto con Francia, el país donde los fondos alternativos tienen un mayor peso en la cartera (concretamente, un 12%). Es un porcentaje ligeramente superior al de Italia (10%) y significativamente más elevado que el que presentan las carteras del Reino Unido (7%). Lo que también desvela el estudio es que, a pesar de la importante dispersión en rentabilidades, el número de estrategias alternativas que los inversores europeos incorporan en sus carteras es bajo en comparación con el número de fondos que incluyen en otras categorías. El estudio de Natixis Global AM parte del análisis efectuado durante los últimos doce meses por el Grupo de Investigación y Consulta de Carteras de 9 carteras españolas, 263 carteras de inversores británicos, 80 carteras francesas y 24 italianas.

Fuente: Natixis Global AM.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos