Tags: Latam |

Crónica de uno de los primeros managers de private equity en México


Warnholtz empieza la entrevista recordando la época cuando, aún como CEO de Mercedes Benz en México, participaba en Sociedades de Inversión de Capitales (SINCAS) apoyando a empresas como GEO, y cómo poco a poco las SINCAS se fueron consolidando y convirtiendo en Empresas tenedoras de acciones, es decir, “Holdings.” Eventualmente y gracias a su conocimiento del sector automotriz el directivo notó la necesidad en el país de contar con proveedores de partes automotrices locales y decidió apoyar a este tipo de empresas a establecerse en México.

Fue en 1999 cuando Warnholtz estableció Wamex y en 2003, año en que decidió fundar la AMEXCAP, arrancó la inversión de su primer fondo el Multinational Industrial Fund (MIF I) con 66 millones de dólares, provenientes de inversionistas institucionales además de family offices de México, EEUU (IIC), Venezuela (CAF), Guatemala, Panamá y España.

El MIF I comenzó invirtiendo en 4 empresas de autopartes, hasta que la industria automotriz entró en crisis presionando a los proveedores lo que redujo sus rendimientos haciendo que el MIF I se inclinara por inversiones en el sector servicios. Actualmente el MIF I está prácticamente desinvertido con tan solo una inversión restante en la médica MediAccess, de la que esperan salir en los siguientes meses.

El segundo fondo, MIF II que abrió justo cuando empezó la crisis, experimentó retos importantes para conseguir los recursos pero Wamex vio esto como una oportunidad y además de conseguir que las aseguradoras, por medio de las reservas técnicas, y los fondos de pensión privados pudieran hacer inversiones en fondos de PE, el equipo buscó la forma de que las Afores pudieran invertir en ese sector y “después de varias juntas y platicas con distintas organizaciones y la BMV concluimos que la mejor opción era que por medio de la BMV se emitiera un documento o certificado que garantice que es una inversión publica regulada y autorizada por la CONSAR” y así fue que nacieron los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDs), innovación que hizo a Wamex merecedor del premio de la revista Euromoney por el “Deal of the Year.” Gracias a tales gestiones fue que con su ultimo cierre en marzo de 2012, el MIF II levantó compromisos por más de 150 millones de dólares provenientes de inversionistas institucionales además de family offices de México, Alemania, Suiza, EEUU y Panamá.

Actualmente el MIF II ha realizado tres inversiones por más del 40% de su fondo y se encuentra buscando nuevas en educación, medicina, entretenimiento y turismo, áreas donde el Directivo considera habrá un crecimiento importante “ya que la pirámide poblacional está cambiando debido a que en tiempos actuales hay menos hijos, dos salarios en casa y más recursos para gastar en toda la república por lo que ha aumentado la necesidad de tener opciones de recreación, escuelas, hospitales, clínicas, etc.”

Sobre el futuro, Warnholtz comenta que sus planes son: el terminar de invertir el MIF II “buscando la forma de ganar dinero para nuestros inversionistas, en su momento pensar en un tercer fondo y dejar la empresa como una empresa profesional del sector de PE.”

 

Lo más leído

Próximos eventos