Crisis total en China: el mercado se hunde otro 7% y se suspende la negociación


La sangría que vive el mercado de acciones chino en 2016 no cesa. La bolsa china cerró la sesión de hoy con una violenta caída del 7% tras menos de 30 minutos de negociación, lo que volvió a activar el mecanismo automático de suspensión de las operaciones. Es la segunda vez en este año que las autoridades chinas se ven obligadas a activar el protocolo de cortocircuito puesto en marcha este mismo año, el cual no está sirviendo para frenar la hemorragia. Los mercados de Shanghái y Shenzhen permanecieron cerrados durante el resto del día. El índice CSI 300 se hundió un 7,2%, hasta los 3.284,74 puntos, un desplome similar al registrado por índice Shanghai Composite, que cayó hasta los 3.115,89 puntos. En apenas cuatro sesiones, el mercado ha dilapidado las ganancias del 10% cosechadas en 2015.

El regulador chino ha prorrogado las restricciones a la venta de títulos de los grandes accionistas chinos a un máximo del 1% del total de acciones de una compañía. Los grandes accionistas (propietarios del 5 % o más de capital de una empresa) no podrán desprenderse de más de un 1 % del total en un plazo de tres meses, y además estarán obligados a anunciar al mercado sus planes de hacerlo con al menos 15 días de antelación, informa EFE. La presión vendedora registrada en la jornada de hoy en China aumentó en línea con una depreciación del yuan que tocó su menor nivel desde febrero de 2011. La crisis del mercado de renta variable chino está afectando a las bolsas europeas. El EuroStoxx 50 acumula en lo que va de año un retroceso del 6%, porcentaje que en el caso del DAX de Frankfurt es incluso mayor (-7%) ante el castigo al que están siendo sometidas las grandes compañías exportadoras alemanas.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos