Tags: Latam |

"Creemos que existe una buena oportunidad en Europa, pero de forma selectiva"


¿Por qué creen que tiene sentido fijarse en la renta variable europea?

La renta variable europea sigue estando a un precio muy interesante con una valoración muy baja. En Europa, además, hay muy buenas compañías multinacionales cuyo crecimiento depende no sólo de las economías europeas sino del crecimiento global. Muchas de estas empresas con sólidos balances y con crecimiento han sufrido correcciones en el precio por la crisis de deuda en Europa.

Estamos en un entorno diferente al de hace 6 meses. Parece descartada una ruptura de la zona euro, y el Banco Central Europeo (BCE) y las autoridades europeas están trabajando hacia una unión bancaria. A pesar de que el crecimiento en la zona euro será muy débil, entendemos que determinadas compañías europeas no tan ligadas a las economías periféricas debieran hacerlo bien.

¿En qué se centra su proceso de inversión y en qué sectores ven oportunidades?

Nuestro proceso de inversión se centra en un análisis fundamental de las compañías. Es muy importante el stock picking. Nos centramos en las empresas europeas más grandes, en un universo de 1.500 compañías. Pero en aquellas que cumplan unos requisitos fundamentales en cuanto a sostenibilidad de resultados y balance de la empresa.

En este análisis el factor fundamental al que toda empresa en la cartera debe responder positivamente es a las 5 fuerzas o "Ps" de Porter. Empresas que tengan la posibilidad de mantener el precio a sus productos o servicios, porque tienen un producto diferencial y una marca. Esto les hace poder responder mejor en momentos o ciclos más complicados. Asimismo, son compañías que tiene poder de negociación con proveedores, barreras fuertes de entrada en su sector. Si observamos en nuestro fondo European Select, empresas como Nestlé cuentan con estas características.

En determinados sectores, como las utilities o las empresas de telecomunicaciones, el servicio o producto es más una “commodity” y, por lo tanto, no hay valor añadido. Es el precio el único factor que define la compra. Somos por eso más reacios a invertir en este tipo de empresas. Los bancos son otra muestra de mercados todavía poco concentrados y con poco “pricing power”. Además, hay poca visibilidad y sostenibilidad en cuanto a los resultados futuros por la nueva regulación y poco crecimiento en Europa.

¿Qué perspectivas macroeconómicas manejan para Europa y el Euro?

Nuestro fondo se gestiona con una aproximación más bottom up de análisis fundamental. Aún así, vemos muy buenas oportunidades en empresas si somos selectivos. Desde un punto de vista macroeconómico, en general, creemos que el 2013 será un año complicado para Europa, pero mejor que el 2012. En cuanto al crecimiento, será leve y con medidas de reajuste muy duras a nivel fiscal en países del sur de Europa.

Somos más optimistas, ya que lo peor, creemos, ha pasado. Descartamos la ruptura del Euro y vemos como positivas las medidas que se han estado aplicando en los países del sur de Europa. Creemos que hay mucho valor en empresas europeas pero de un modo muy selectivo tanto por país por sector. Países nórdicos o centroeuropeos tendrán mejor desempeño y empresas con capacidad para exportar e implantación internacional tendrán buenos resultados. Partimos de precios bajos, luego creemos que existe una buena oportunidad en Europa, pero de forma selectiva. En un entorno de estas características, la gestión activa y selectiva es muy recomendable.

Lo más leído

Próximos eventos