Creación de una plataforma de fondos en la bolsa española: ¿en qué punto está el proyecto?


El modelo de distribución de fondos ha entrado en una fase de transformación en Europa después de que a lo largo de los últimos años las bolsas hayan comenzado a admitir la cotización de fondos de inversión. A través de este nuevo servicio se le permite al inversor contratar estos productos de la misma forma que ya pueden hacerlo con otra clase de activos, como acciones, emisiones de bonos o ETF. Para el inversor institucional, esto supone la oportunidad de comprar a mejor precio, al entrar en escena las reglas de operar con un bróker, donde el volumen juega un papel determinante en el precio final. Para las bancas privadas, acostumbradas a tratar con este intermediario, esto representa una vía de acceso más familiar. En ambos casos, este canal haría que el bróker tuviera un mayor protagonismo en la distribución de fondos.

Italia ha sido el último país en dar el paso y desde hace un año Borsa Italiana admite la cotización de fondos de inversión. Se une así a una lista de países que, como Luxemburgo, Irlanda, Holanda o países nórdicos, ya han instalado este servicio. En España, el proyecto ha sido objeto de continuos retrasos. Se anunció por primera vez en 2008, pero su desarrollo se vio interrumpido por el proyecto de reforma de Compensación y Liquidación, cuyo objetivo de armonización operativa con el sistema europeo condicionó su avance. ¿Para cuándo estará listo? En el tradicional almuerzo navideño celebrado con periodistas, el presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, reconocía que actualmente están centrando sus esfuerzos en ayudar a las compañías a adaptarse a los nuevos requerimientos regulatorios.

“Para la Bolsa española este nuevo marco normativo y regulatorio es una nueva oportunidad de negocio y de servicio, aunque es cierto que supone un enorme esfuerzo tecnológico y regulatorio por su complejidad. Una vez concluyan estos procesos verán la luz otros, ya en preparación, como la creación de una plataforma de fondos”, aseguró. Y todo parece indicar que la fecha será 2016. En su discurso, Zoido reconocía que el proyecto de la plataforma de fondos estaba en la cocina. De hecho, ya se sabe que las participaciones de los fondos cotizarán con decimales, algo que actualmente el registro no permite. En este sentido, la puesta en marcha de la nueva norma permitirá la contratación con hasta seis decimales, lo cual desde BME consideran clave para la puesta en funcionamiento de la operativa dado el menor tamaño de las participaciones de los fondos.

Uno de los objetivos que se ha fijado el órgano cuidador de la bolsa será identificar las entidades que estuviesen interesadas en hacer cotizar sus productos. La intención sería abrir la plataforma de suscripción y reembolso de fondos a todo tipo de inversores, miembros de mercado e Instituciones de IIC, siendo compatible con las plataformas de distribución de fondos tradicionales, como Allfunds Bank, Inversis o Tressis. Tal y como está concebido, el sistema permitirá la comunicación de operaciones a través de la bolsa española y el envío de posiciones a las gestoras en tiempo real. La información detallada de los fondos, de los valores liquidativos y de las operaciones se difundirá utilizando los canales habituales de comunicación a través de los cuales se presenta a los inversores toda la información del mercado. Se podrán realizar en el sistema suscripciones, reembolsos y traspasos. También incorporará la posibilidad de liquidación y el registro de las mismas.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos