Contreras: “Si la recuperación de Europa no descarrila, podemos esperar crecimientos de beneficios superiores al 10%”


“Independientemente de la semana vivida, nuestra visión en Europa es moderadamente optimista”, explica José Ramón Contreras, gestor de fondos dividendo en Santander AM. Cuesta realizar esta afirmación en estos momentos, pero el gestor se apoya en una base fundamental y es que “la mejora económica en Europa tiende a ser el motor para que luego haya una mejora en el crecimiento del beneficio de las compañías”.

Según Contreras, independientemente de los ruidos a corto plazo, al final los mercados se guían por las tendencias de beneficios. En este sentido, el gestor pone énfasis en ellos por el potencial que hay en Europa. Sobre todo, apunta, si se compara frente a EE.UU. “Los ciclos han ido bastante parejos hasta la crisis financiera, momento en que los beneficios de EE.UU. fueron por un lado y los de Europa se quedaron estancados”, destaca Contreras, quien evidencia que esta situación se ha empezado a dar la vuelta en términos de revisiones de beneficios de las compañías.

Para Contreras existen tres factores fundamentales que soportan su tesis de inversión en Europa. En primer lugar, la depreciación significativa del euro. Según el gestor, este factor es importante por el efecto puro traslación (ingresos procedentes fuera de la zona euro) y, por otro lado, por que mejora la competitividad de las compañías europeas a nivel global.

Otro factor a tener en cuenta, aunque sea indirecto, es el petróleo y las materias primas. Tal y como explica Contreras, una bajada del precio es relevante para consumidores, sobre todo en algunos países, donde el efecto es inmediato. Asimismo, señala, es positivo para las empresas ya que se produce un abaratamiento generalizado de costes productivos.

Finalmente, “un tercer factor que venimos disfrutando desde hace tiempo es el abaratamiento de los costes financieros a causa de las políticas expansivas”, siendo el Banco Central Europeo el último en haberse sumado a la fiesta, apunta el gestor. “Este factor no produce un efecto inmediato, sino que se empieza a notar cuando las empresas refinancian deuda”, añade.

Por todo lo anterior, indica Contreras que “si no descarrila la recuperación económica en Europa, podíamos esperar crecimientos de beneficios por encima del 10%”.

Riesgos

“Veo dos riesgos clarísimos”, comenta Contreras. A nivel interno, determina, Grecia. Aunque ahora la situación está más calmada respecto al mes de julio, todavía queda por ver qué gobierno saldrá de las próximas elecciones y el ritmo de la aplicación de las medidas acordadas con Europa. “Si salen unos resultados en los que el país sea gobernable será positivo y tenderá a reducir riesgo, pero si el parlamento resultante está totalmente fragmentado supondrá mayor incertidumbre”. No obstante, subraya Contreras, “lo bueno es que no ha habido durante toda la crisis el temible efecto contagio con el que está comprometido el BCE”.

A nivel externo, China y el impacto que tenga en las expectativas de crecimiento global. Todo dependerá, puntualiza, de si las autoridades logran contener esa desaceleración económica del país. En definitiva, recalca, “las empresas no son inmunes a lo que pase en países emergentes, sobre todo en aquellos países que representen más a nivel mundial, como es el caso de China”.

Dividendos

José Ramón Contreras es el gestor de fondos dividendo en Santander AM. “Lo fundamental para los dividendos es que los beneficios de las compañías vayan bien”, determina Contreras. Una realidad que se extrae de los últimos resultados trimestrales presentados en Europa, “los mejores desde 2010”, subraya.

En este sentido, el futuro es esperanzador para el reparto de dividendos. “Una buena generación de caja y una situación financiera más saneada son los dos factores que llevan a una compañía a tener exceso de caja que puede dedicar a seguir creciendo o/y a incrementar la retribución del accionista”, explica.

Sectorialmente, mantienen una exposición equilibrada entre sectores cíclicos, defensivos y financieros. “Te diversifica la cartera y te protege de riesgos de mercado, aunque no se vea tan claro”, comenta. 

En este sentido, le gusta el sector financiero (ve cierto potencial si se concreta la recuperación en la economía), las compañías de media en sentido amplio (no televisiones, sí agencias de publicidad globales, professional publishers …) y el sector industrial (defensa, support services y algunas industriales seleccionadas). Los sectores que menos le agradan son las petroleras y materias primas ya que “la parte de los ingresos viene muy condicionada por el movimiento de los precios y la evolución de los mismo está siendo nefasta, hay un exceso de capacidad y las compañías no están generando nivel suficiente de caja para cubrir dividendos”. Es más, resalta, “hay compañías que están pagando dividendos contra deuda”.

Aunque hay excepciones, en sectores defensivos piensa que hay ciertas farmacéuticas y compañías del sector alimentaciones y bebidas que están excesivamente caras. “Pierden su etiqueta de defensivas”, concluye.

Gestión pasiva vs. gestión activa

Ante el auge de la gestión pasiva, Contreras cree que “lo único que puedes ofrecer es un buen producto y una buena rentabilidad”. “Los fondos que sobrevivirán frente a los ETF en un futuro serán aquellos capaces de ganarse las comisiones que cobran y con una rentabilidad sostenida por encima de la media”, añade. En su opinión, la clave será dar un producto fiel a lo que has definido y vendido al cliente.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos