Tags: Latam |

CONACYT: Las inversiones de PE en empresas de Tecnología tienen un gran atractivo


Villar comenta que para CONACYT siempre se ha tratado de primer cerrar el ciclo de innovación y de la generación de nuevas empresas de base tecnológica. Añadiendo que “desde el punto de vista del emprendedor, es muy padre tomar una tecnología que a lo mejor estaba en un cajón de algún investigador y poder consolidar una empresa que genera empleos, bienestar social, y productos para el consumidor.”

Buscando un bienestar general, y velando por que sus 58 fondos cubran necesidades tanto de los estados como de los sectores, CONACYT utiliza el dinero de los mexicanos para generar competitividad en las empresas difundiendo conocimiento y resolviendo problemáticas generales. Este no es un modelo nuevo, empresas como Unilever o Volkswagen surgieron de convocatorias en sus respectivos países y comenta que en México las iniciativas de la Secretaría de Economía son muy buenas pero es muy pequeña la base en alta tecnología, por lo que es en ese sector que CONACYT se especializa asegurando viabilidad en tres aspectos principales:

  • Tecnológico- que otorgue al proyecto ventajas competitivas
  • Inversión – que permita llevar el producto al mercado consiguiendo tasas del 50 al 300-400%
  • Riesgo- para convertir la tecnología piloto en tecnología industrial

El directivo comenta que en los últimos años, el 50% del crecimiento mundial se ha dado por empresas e innovaciones tecnológicas y que es ahí donde “radica la importancia de invertir en ese tipo de negocios” que al competir con un modelo de negocio diferenciado y con ventajas comparativas “tienen un atractivo no solamente comercial sino desde el punto de vista de rendimientos y social. Cuando compites por valor agregado, por valor de diferenciación la gente esta dispuesta a pagarte eso adicional y lo atractivo de este tipo de negocio que nace desde cero o en etapas tempranas es que [si se hace bien] tiene mucha posibilidad de salir con grandes ganancias.”

Lo que busca CONACYT es apoyar a emprendedores “para que descubran como replicar un modelo de negocio que los haga atractivos en el mercado detonando el ciclo de innovación completo y con los rendimientos esperados.” En la opinión del directivo, México es un semillero tecnológico, “si tu revisas una patente japonesa a lo mejor 10 referencias son de proyectos mexicanos que ni siquiera han presentado patentes, pero bueno esta ahí y se ve que México desarrolla mucho en tecnología y otros sectores por lo que se debe de aprovechar para generar riqueza y bienestar para todos.”

Mencionando el ejemplo de Corea del Sur, país que pasó de ser el octavo más pobre del mundo a convertirse en la cuarta potencia en generación de patentes, Villar espera que México de ese salto y tiene la firme convicción de que el apoyo a proyectos tecnológicos “es uno de los pilares que se requiere para poder llegar ahí.”

Con el Fondo Emprendedor CONACYT Nafin, fondo de capital de riesgo que invierte en empresas tecnológicas, la organización tiene la expectativa “de mover el mercado,” cosa que están logrando. Hace algunos años, cuando los ciclos de innovación real se concentraban en el Silicon Valley, Boston, y Cambridge CONACYT inició en México el fondo emprendedor con 52 inversiones, que ha dado muy buenas sorpresas como FitBits (ahora IHS Global), inversión que les otorgó en 3 años un retorno por encima del 300%. Sobre estos resultados Villar comenta que “en el momento que le generas un buen modelo de negocio a una tecnología, te va a dar el rendimiento de acuerdo al mercado potencial donde enfoques el negocio."

El directivo cree firmemente que "No solo se debe de crear el conocimiento sino comercializarlo y razonablemente convertirlo en un producto para el mercado” enfatizando que cuando la tecnología se traduce en un producto replicable que resuelve una necesidad del entorno el proyecto se vuelve atractivo para el inversionista.

Con el apoyo del Banco Mundial, CONACYT busca que cada estado de la republica cuente con un apoyo a emprendedores tecnológicos y por ahora, además del Distrito Federal, los estados de Nuevo León, Edo. De México, Baja California Norte, y Yucatán, cuentan con el. “Cuál seria mi sueño? Que hubieran al menos 32 fondos de este estilo, uno por cada estado, donde no nada mas resolvieran los problemas locales, sino también participarían en un fondo a nivel federación para apoyar empresas con proyección global.” El directivo trabaja para “fortalecer ese esquema y conseguir que no sean 52 sino 3000 fondos en México para las distintas etapas de inversión, semilla, ángel, venture…Ha faltado la cultura de emprendimiento en México pero se esta trabajando para que los chavos se den cuenta que tienen una responsabilidad moral por generar empleo y se comprometan.”

 

 

Lo más leído

Próximos eventos