Tags: Pensiones | Latam |

¿Cómo vivieron 2015 los grandes fondos de pensiones mundiales?


Los grandes fondos de pensiones mundiales no fueron inmunes al fuerte repunte de la volatilidad registrado en 2015. Así, la última edición del informe Global Pension Assets Study elaborado por Willis Towers Watson –firma resultante de la fusión de Willis Group Holdings y Towers Watson, consumada a principios de enero– constata que el patrimonio combinado de los fondos de pensiones de los 19 países incluidos en el estudio –que este año incluye a Chile, la India y España– se redujo en un 0,5% en 2015 frente a 2014 hasta situarse en los 35,4 billones de dólares.

Esta cifra representa cerca del 35% de los activos institucionales disponibles en los mercados de capitales mundiales y equivale, en promedio, al 80% del PIB de los países subyacentes, aunque con marcadas diferencias: mientras que la ratio de activos de fondos de pensiones con respecto al PIB nacional alcanza el 184% en Países Bajos, seguido de Estados Unidos (121%), Australia (120%), Suiza (119%) y Chile (118%), el porcentaje cae hasta el 3% en el caso de España, 4% en la India, 6% en Francia y 10% en Brasil.

Estados Unidos, Reino Unido y Japón encabezan el ranking de mercados de pensiones y concentran, respectivamente, el 61,5%, el 9,0% y el 7,7% de los activos mundiales.

Cambio en el mix de activos

El estudio confirma el crecimiento de la inversión en activos alternativos –principalmente en el sector inmobiliario– que viene registrándose desde 1996: “En la última década, la mayoría de los países incrementaron sus exposiciones a activos alternativos, con Canadá a la cabeza (del 14% al 27%), seguido del Reino Unido (del 7% al 18%), Suiza (del 18% al 29%), Estados Unidos (del 17% al 27% y Japón (del 3% al 9%)”.

Esta tendencia ha venido acompañada de un menor interés por las acciones, que han pasado de representar, en promedio, un 65% en 1998 a un 43% en 2015, aunque las diferencias entre mercados son significativas: mientras que los fondos de pensiones estadounidenses siguen invirtiendo casi dos tercios de sus carteras en renta variable (63% en 2015), los canadienses apenas asignan un 25% a esta clase de activo.

“La diversificación hacia activos alternativos y la menor presencia de la renta variable han ganado impulso entre los fondos de pensiones del mundo porque estas estrategias les han ayudado a gestionar el riesgo, y es probable que la persistente incertidumbre económica refuerce estas tendencias”, apunta Roger Urwin, responsable mundial de contenidos sobre inversión en Willis Towers Watson.

La contribución definida gana terreno

Entre 2005 y 2015, los planes de contribución definida (CD) crecieron a un ritmo muy superior al de los planes de beneficio definido (BD), hasta concentrar el 48% de los activos de los fondos de pensiones mundiales (frente al 40% en 2005). No obstante, los activos de los planes de CD solo superan a los de BD en Australia (87% vs. 13%) y Estados Unidos (60% vs. 40%).

Aunque el cambio de modelo representa una tendencia mundial, Urwin advierte de que “los fondos de CD se siguen viendo frenados por las limitaciones de los modelos de gobernanza, los modelos de reparto de riesgos y el desconocimiento de los inversores” y subraya el riesgo de que las pensiones no consigan cumplir con las expectativas de los partícipes de los fondos por una combinación de bajas rentabilidades y unas tasas de contribución insuficientes.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos