¿Cómo ve el inversor extranjero la nueva realidad política española? Las gestoras internacionales opinan


Las predicciones de las gestoras internacionales se han cumplido… a medias. Las elecciones generales han dejado un escenario de fragmentación parlamentaria inédito en la historia de la democracia española, que muchos están comparando ya con la situación política en Italia. No obstante, la combinación de PP y Ciudadanos, la más idónea desde el punto de vista financiero, no ha conseguido los suficientes escaños como para lograr la mayoría absoluta en el Congreso, por lo que también se está empezando a hablar de un escenario “a la portuguesa”, es decir, que accedan al Ejecutivo la conjunción de dos o más listas que no sean las más votadas (como por ejemplo la suma de PSOE y Podemos). 

Los expertos de gestoras internacionales también tienen puestos los ojos en el rompecabezas que dará forma al Congreso durante la próxima legislatura. Tal y como resume Fabio Riccelli, gestor del FF Iberia, “ninguna coalición 'lógica' puede formarse fácilmente”. Por orden de importancia, señala que las coaliciones mejor vistas por los mercados serían en primer lugar PP-Ciudadanos, en segundo lugar PSOE-Podemos y en tercer lugar la unión de socialistas, Podemos y partidos regionales e independentistas. “Aunque tampoco es muy probable, esta última coalición sería posiblemente la peor salida en términos de impacto en los mercados de renta variable, pues algunas de las reformas llevadas a cabo en los últimos años podrían revertirse”, observa el gestor. Éste sitúa en último lugar por su alta improbabilidad una coalición al estilo alemán entre PP y PSOE. 

La conclusión del experto de Fidelity es que “existe una posibilidad significativa de que, debido a que no existe una clara coalición, se deban realizar elecciones de nuevo en los próximos meses”. Riccelli considera que esta eventualidad es “claramente una mala noticia para la renta variable española a corto plazo, pues la incertidumbre elevará el riesgo de las acciones y los inversores podrían decidir permanecer al margen hasta que se logre un gobierno estable”.

El principal enemigo es la incertidumbre

Más allá de determinar qué coalición sería la más indicada para continuar con las reformas (puede consultarla en el gráfico adjunto), el análisis de los expertos de Generali Investments Europe apunta hacia que “el rol del PSOE será determinante en la formación (o no) del siguiente gobierno”. Desde la firma consideran que “las negociaciones tanto con Podemos como con C’s se tendrán que centrar en dos temas: la ley electoral y la reforma de la Constitución”.

Basan esta conclusión en los discursos pronunciados anoche por Pablo Iglesias y Albert Rivera, en los que ambos se pronunciaron sobre la necesidad de revisar la ley actual (el sistema D’Hont) para transformarla en un sistema proporcional. “En la actualidad, los partidos más grandes están excesivamente representados. Por ejemplo, el PP tiene tres veces más escaños que C’s pero sólo 2,1 veces sus votos (7,21 millones de votos frente a 3,5 millones)”, constatan desde la gestora italiana. Sobre la reforma de la Constitución, planteada de forma más clara por Iglesias, consideran que se puede afrontar más obstáculos puesto que “cualquier reforma constitucional que conceda más poder a las Comunidades Autónomas (y a Cataluña en particular) va a tener que pasar por el PP, que retuvo el control del Senado”. 

El nuevo escenario que se abrirá el próximo 13 de enero estará marcado -indican desde Generali IE- por la propuesta del rey Felipe VI de un candidato para presidente. “El candidato necesitará asegurar la mayoría absoluta en la primera votación o la mayoría simple en la segunda votación, celebrada 48 horas más tarde. Si no lo consigue, el Rey tendrá que proponer un nuevo candidato. Si no es elegido ningún candidado dos meses después de la primera votación de investidura, se disolverá el Congreso y se tendrán que celebrar nuevas elecciones”, recuerdan. No obstante, los expertos de la firma señalan que la fecha del 13 de enero es tan solo orientativa, puesto que “las negociaciones podrían durar mucho más tiempo, lo que incrementaría la incertidumbre política”. 

Entre tanto, como pudieron constatar los inversores, tanto la bolsa española como el mercado de deuda sufrieron fuertes ventas desde primera hora. “Aunque una respuesta desordenada del mercado no está entre las previsiones gracias especialmente al apoyo del BCE, esperamos que el incremento de la incertidumbre política siga teniendo impacto sobre los activos españoles, al menos en términos relativos”, pronostican desde la gestora. Su última conclusión es que “España tendrá que tratar con un gobierno inestable y coaliciones políticas fragmentadas, un escenario muy común en Italia pero totalmente nuevo para el país ibérico, y llevará tiempo al sistema politico español encontrar un equilibrio apropiado en este entorno”. 

El equipo europeo de trading de Franklin Templeton Investments observa que, en todo caso, “el resultado electoral parece deletrear la muerte del sistema bipartidista en España”. Se muestran asimismo muy claros respecto a lo que podría suceder a continuación: “El resultado ha producido más incertidumbre de lo esperado, y vemos un riesgo claro de que se produzca una situación similar a la que se ha desarrollado recientemente en Portugal. Mucho dependerá probablemente de las negociaciones entre las diferentes facciones, por lo que podríamos estar en el limbo durante meses, con inestabilidad e incertidumbre garantizados”. 

Con respecto a las posibles combinaciones que puedan dar el acceso al Ejecutivo de varios de los partidos que han concurrido a las elecciones, además de las ya citadas, en Franklin Templeton también se fijan en la posibilidad de que el PP consiga gobernar en minoría gracias a la abstención del PSOE y Ciudadanos. Para obtener más atisbos de lo que pueda suceder, “uno de los acontecimientos cruciales que estaremos vigilando en las próximas semanas serán los debates internos en el seno del PSOE”, señalan desde la gestora.

En su opinión, la formación que lidera Pedro Sánchez es la que se encuentra en una posición más comprometida: “El PSOE tendrá que decir si abstenerse- permitiendo un gobierno del PP en minoría- o si alinearse con partidos que quieren romper la unidad del Estado español, pues cualquier coalición más amplia probablemente implicaría obtener el apoyo de los partidos independentistas catalanes”, concluyen. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos