Regla básica para no perder dinero con un fondo de inversión


Son muchos los que consideran que el fondo de inversión es el vehículo más eficiente y adecuado para canalizar el ahorro y la inversión. Respeta criterios básicos de diversificación y responde a las necesidades de los inversores particulares (obtención de rentas, apreciación de capital, preservación del patrimonio, ajustarse a un perfil de riesgo y horizonte de inversión…). Sin embargo, la primera experiencia de un inversor con un fondo puede ser dolorosa si el producto le ha generado una rentabilidad negativa. Esto es importante tenerlo en cuenta en un contexto en el que muchos ahorradores que tradicionalmente se habían mantenido en depósitos se han cambiado al fondo para buscar la rentabilidad que ya no se les está ofreciendo.

El problema es que, para tener éxito con este movimiento de traslación y que este nuevo cliente no se sienta defraudado con el producto que ha comprado, hay que respetar una regla básica. Y ésta no es otra que saber ser paciente. La satisfacción del cliente con el producto irá muy ligada a la rentabilidad que finalmente consiga con él. A este respecto, existe un método que permite a los partícipes tener más posibilidades de no perder dinero con un fondo de inversión. En J.P.Morgan AM lo explican poniendo como ejemplo el caso de distintos inversores que hayan decidido entrar fondos de renta variable que inviertan en distintas áreas geográficas (Europa, Estados Unidos, mercados emergentes y globales) y calculando cuál sería la probabilidad de que los inversores ganen dinero en función del periodo de tiempo en el que mantengan la inversión.

Del análisis histórico de los datos, la conclusión a la que llegan es que, si la inversión se produce en el plazo de un día, la posibilidad de ganar dinero en cualquiera de los mercados que se analice ronda el 50%. Es, prácticamente, como tirar una moneda al aire. No obstante, si ampliamos este periodo a un año, la probabilidad sube por encima del 70%; en tres años aumenta por encima del 78% para cada uno de los mercados, y aquellos que permaneciesen invertidos durante diez años tendrían unas probabilidades de ganar dinero por encima del 85% para la renta variable europea y más del 90% para la renta variable de Reino Unido y Estados Unidos. En el caso de la renta variable de mercados emergentes, se trata de un universo que nunca ha perdido dinero en un periodo de diez años desde 1988. “Cuando se trata de invertir, la paciencia paga”, afirman desde J.P.Morgan AM.

Captura_de_pantalla_2017-10-02_a_la_s__11

La realidad es que los inversores suelen utilizar mal los fondos de inversión. Se trata de un fenómeno muy extendido. No importa el país ni la categoría de producto sobre la que se haga el análisis. Las rentabilidades del folleto no siempre casan con las que al final obtienen los clientes. Hay fondos que han generado resultados positivos y, sin embargo, la mayoría de sus partícipes están en negativo. ¿El motivo? los inversores destruyen valor haciendo market timing. En general, las rentabilidades de los inversores se quedan por debajo de las totales, ya que los inversores tienden a comprar después de que un fondo haya subido y a vender después de que haya perdido valor. “El market timing no siempre da los resultados esperados. Muchos inversores se han dado de bruces al intentar aplicar la estrategia de comprar barato y vender caro”, explica Philipp Vorndran, estratega de mercados de Flossbach von Storch.

Morningstar, incluso, ha cuantificado a cuánto asciende el daño que supone entrar y salir sin esperar el tiempo necesario. Haciendo la media ponderada por activos de los fondos domiciliados en Luxemburgo, la firma de análisis observó que el hachazo en rentabilidad en los últimos diez años ha sido de 74 puntos básicos. Ésta es la media. En las categorías que invierten en activos más volátiles la cifra es mayor. Así, no sorprende que la renta variable sea donde la brecha entre la rentabilidad total generada por los gestores y la obtenida finalmente por los inversores sea mayor (153 puntos). Es el típico sesgo conductual que los inversores tienen que tratar de evitar. A aquellos que están probando por primera vez el fondo les servirá para convencerse de que se trata de un producto que, bien usado, les puede ayudar a cumplir sus objetivos.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos