¿Cómo se ha comportado históricamente el high yield estadounidense en ciclos de subidas de tipos?


A pesar de que la Reserva Federal está abriéndose camino para una eventual subida de tipos de interés en algún momento del segundo semestre, desde Invesco AM se muestran positivos con una clase de activo de renta fija en particular, el high yield. Scott Roberts y Darren Hughes, gestores y corresponsables de inversiones en high yield de Invesco AM, se declaran constructivos con esta clase de activos, al recordar que “los tipos suben típicamente cuando la economía se expande, señalizando que las compañías tienden a tener beneficios crecientes y pueden mantener mejor su deuda”, por lo que “los bonos high yield se han portado bien históricamente en esta clase de entornos”. A esto añaden que han detectado “varios signos positivos en las valoraciones, los fundamentales y en factores técnicos” de este mercado, que viene de haber firmado un buen primer semestre al haber generado un retorno del 2,5%. 

En lo referente a las valoraciones, el dúo de expertos comenta que durante el segundo trimestre se produjo un repunte en la volatilidad que llevó a los diferenciales del high yield estadounidense a ensancharse frente a los treasuries. Ante la posible resolución de la última crisis griega, el equipo de high yield de Invesco espera que se reduzca la volatilidad procedente de la renta variable y que los diferenciales se vuelvan a estrechar. 

Sobre los fundamentales destacan su fortaleza, con la excepción de las compañías expuestas al sector de la energía, mineras y productores de metal. “Reconocemos que no todas las compañías conseguirán atravesar este entorno de bajos precios. Sin embargo, seguimos viendo oportunidades en energía al ver valor en compañías con activos valiosos y bajo endeudamiento”, indican Roberts y Hughes. 

Finalmente, en la parte por técnico destacan que “el nuevo calendario de emisiones ha sido muy sano, con un elevado porcentaje de acuerdos de refinanciación y una actividad relativamente baja de buyout apalancado, lo que es positivo para el mercado”. Además, comentan que gracias a las refinanciaciones se ha dilatado el calendario de vencimientos, “lo que vuelve más probable que las tasas de impago permanezcan bajas”. 

¿Qué dice la historia?

Roberts y Hughes indican que, desde 1987, se han registrado 16 trimestres durante los cuales el bono estadounidense a cinco años subió 70 puntos básicos o más (ver tabla adjunta). En 10 de esos 16 trimestres, el high yield estadounidense generó retornos positivos, mientras que en los seis trimestres restantes fueron negativos pero posteriormente la clase de activo fue capaz de recuperarse al trimestre siguiente. 

Los expertos comentan que, aunque la Fed ha insinuado recientemente que las subidas de tipos serán graduales, la visión de Invesco es que “es improbable que la Fed empiece a subir tipos sin el apoyo del crecimiento económico”. El equipo de renta fija de invesco prevé que el crecimiento en EE.UU. se mantenga entre el 2,7% y el 3% en los próximos 12 meses, “un nivel en el que la deuda high yield se ha portado históricamente bien”. Adicionalmente, prevén que la tasa de impago a largo plazo se mantenga en torno al 3,9% hasta mediados de 2016. 

Fecha del fin del trimestreRepunte de la rentabilidad de los Treasuries a 5 años (puntos básicos)Retorno del high yield %Retorno del high yield en el trimestre posterior %
Mayo 1987144-2,84,1
Mayo 19881050,51
Marzo 199081-2,65,7
Marzo 19921008,22,5
Abril 1994161-4,81,1
Noviembre 199498-0,85,5
Abril 19961180,91,9
Febrero 1999740,22,2
Enero 2000742,3-1,4
Enero 20029043
Agosto 20031183,36,2
Junio 200499-0,44,4
Mayo 2008954-3,4
Junio 20099022,515,1
Diciembre 2010743,24,2
Julio 201370-1,13

Fuente: Invesco AM

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos