¿Cómo saber si nos adentramos en un mercado alcista o bajista? Pregúntele a Twitter


Las redes sociales se han convertido en una herramienta más para identificar tendencias y generar ideas de inversión. Ahora, un estudio estadístico del Banco Central Europeo va más allá al constatar que una de estas redes –Twitter– puede servir como indicador del sentimiento de los inversores y, por ende, del comportamiento de los valores bursátiles.

A partir de datos recabados entre 2010 y 2012, los autores del informe –Huina Mao y Johan Bollen, de la Universidad de Indiana, y Scott Counts, de Microsoft Research– concluyen que “el valor predictivo del sentimiento alcista en Twitter con respecto al precio de las acciones (…) es significativo en términos estadísticos y económicos”. Y no solo eso, sino que “un sentimiento alcista elevado en Twitter se traduce en un aumento de la rentabilidad diaria al día siguiente, que vuelve a los niveles normales entre dos y cinco días después”.

Para realizar el estudio, los autores analizaron la incidencia de las palabras “bullish” (en referencia al sentimiento alcista) y “bearish” (sentimiento bajista) entre los usuarios de Twitter de Estados Unidos –el mercado más grande del mundo y el que cuenta con un mayor número de usuarios de la red social–, Reino Unido y Canadá –países con bolsas desarrolladas donde Twitter tiene una sólida presencia– y China, donde está prohibido y que por tanto ejercía como mercado de control.

La ventaja de usar esos términos (y sus equivalentes en chino), explican, es que “suelen estar bastante restringidos a un contexto financiero, por lo que tienen más probabilidades de ser un indicador inequívoco del sentimiento alcista o bajista de los inversores”, sobre todo teniendo en cuenta que miden impresiones compartidas de forma voluntaria y espontánea por los propios usuarios de Twitter, por contraposición, por ejemplo, a las respuestas que pueden darse en las encuestas que se emplean tradicionalmente para evaluar el sentimiento de los inversores.

Otra de las conclusiones del estudio es que el valor predictivo solo se da en mercados en los que la red social esté muy implantada: mientras que la correlación es significativa en los tres mercados anglosajones, es prácticamente inexistente en el gigante asiático. No obstante, los autores recuerdan que correlación no implica causalidad, por lo que se plantean desarrollar nuevos estudios para intentar determinar la relación causal entre la red social y los mercados financieros.

Por delante de Google

El estudio también analiza la incidencia de estos conceptos en el buscador por excelencia, Google. Y la conclusión es que no solo “existe una correlación positiva y estadísticamente significativa entre el sentimiento alcista en Twitter y en Google” sino que, además, “las variaciones en el sentimiento alcista en Twitter predicen variaciones en el sentimiento alcista en Google, lo que indica que la información de Twitter precede a las búsquedas en Google”.

Cada vez es más frecuente que las gestoras de fondos de inversión cuenten con una cuenta de Twitter. Grupos como Blackrock, M&G, GSAM, Nordea, Pimco, Threadneedle están en los más seguidos. Franklin Templeton ha sido una de las últimas entidades en lanzar su cuenta a través de esta red social. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos