¿Cómo reorganizo mi cartera? Claves de Pioneer sobre asignación de activos


Este año se presenta con un panorama complicado como pocos: la caída de los precios de las materias primas, los conflictos geopolíticos, la amenaza de deflación en Europa y la debilidad de algunos de los principales mercados emergentes son sólo algunos de los problemas con los que van a tener que lidiar los inversores. Monica Defend, directora de asignación de activos de Pioneer Investments, explica los elementos que articulan la visión estratégica de la firma para este año y las posiciones que están implementando para generar alfa. 

El primero de los puntos a los que van a prestar atención desde Pioneer este año es a la evolución del petróleo, tanto desde un punto de vista macro como bottom up, dado que Defend manifiesta que la caída de los precios se traducirá en una importante revisión de los beneficios. Con la temporada de resultados a punto de empezar, la experta alerta de que los datos de beneficios por acción (BPA) van a ser clave. “Después de tres años de expansión de múltiplos, el crecimiento del BPA debería ser un motor para la renta variable”, afirma. En la firma también van a estar pendientes de la revisión del BPA de las compañías del sector petrolífero por su posible impacto en la deuda high yield y en los diferenciales, que consideran “una señal de alerta”. 

La directora de asignación de activos resume el segundo punto de interés como el dominio del ciclo por parte de los bancos centrales, que considera esencial para entender las dinámicas que puedan detectarse en renta fija. La experta defiende que la zona euro no se está adentrando en la japonización, y para respaldar esta afirmación aporta cuatro diferencias significativas. La primera, la diferente composición de los sectores que aportan crecimiento a cada economía. La segunda tiene que ver con las políticas monetarias: “El BCE ha sido muy reactivo”, subraya. La tercera diferencia tiene que ver con el ajuste salarial, que en Japón fue más profundo que el que se ha visto (de media) en la zona euro, por lo que desde Pioneer aún no detectan posposición de decisiones de compras en territorio europeo. Finalmente, la última diferencia que detecta tiene que ver con el proceso de desapalancamiento. 

Posicionamiento de Pioneer

Monica Defend explica que, en base a estas y otras observaciones, en la firma han optado por sobreponderar la renta variable europea, japonesa, china e india, pero con coberturas para limitar los riesgos a la baja. Teniendo en cuenta que confían en que el BPA guíe a los mercados este año, calculan que los beneficios podrían crecer hasta un 13% en la zona euro, un 8% en Estados Unidos y un 6% en los países emergentes. Asimismo, estiman una subida de doble dígito (pero cercana al 10%) para los parqués europeos y más bien entre el7 y el 9% en el caso estadounidense. 

En cuanto a la renta fija, al considerar que las dinámicas de oferta y demanda van a estar dominadas por los bancos centrales, están trabajando con la tesis de que en los próximos meses habrá exceso de demanda de esta clase de activos, lo que trae consigo dos derivadas: la primera, que va a ser muy difícil jugar a estrategias de pura duración; la segunda, que se va a producir una compresión en el tramo largo de la curva, por lo que han optado por estar neutrales con las curvas europeas y jugar al aplanamiento de la curva de tipos estadounidense. La experta explica que hay una preferencia, aunque relativa, de deuda con grado de inversión europea frente a la estadounidense debido a que el ciclo de desapalancamiento apenas acaba de empezar en Europa. Desde Pioneer considera que a lo largo de este año va a ser más difícil invertir en renta fija con estrategias más tradicionales, por lo que van a poner más énfasis en las estrategias de valor relativo, desarrollando pares como largos en la periferia y cortos en Alemania o cíclicos versus defensivos. 

En divisas, están largos en dólares contra euros y yenes y están explorando las probabilidades del mercado de divisas nórdico. A falta de recalibrar el impacto del EAPP (Expanded Asset Purchase Program, nombre oficial del QE del BCE), en la gestora están trabajando con el cálculo preliminar de que el euro se va a intercambiar a 1,18 dólares, y descartan que la moneda única se deprecie tanto como para alcanzar la paridad con el dólar, ya que la Reserva Federal podría intervenir sin considera que esta paridad es una amenaza para el PIB estadounidense.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos