Cómo protegerse en tiempos de volatilidad de las divisas


En 2015, los elevados niveles de volatilidad en los mercados de divisas han llevado a un aumento de los flujos de entrada en ETPs con cobertura de moneda. El inicio de la crisis de deuda de Grecia y el activo papel que los bancos centrales están jugando en la política monetaria ha impulsado grandes movimientos de divisas, subrayando  el impacto de la exposición "incidental" a divisas en las carteras con activos denominados en moneda extranjera. Los ETPs con cobertura de divisa se utilizan normalmente con dos propósitos principales; (i) para permitir a los inversores centrarse en sus objetivos de inversión al compensar el efecto de las fluctuaciones monetarias en las inversiones extranjeras y (ii) para proporcionar a los inversores un medio de expresar su visión sobre un tipo de cambio y un activo subyacente simultáneamente. 

La importancia de la cobertura de divisas

La inversión en activos extranjeros (todos los denominados en una moneda distinta a aquella en la que un inversor tiene la mayoría de sus activos y pasivos) da lugar a una obtención de exposición tanto a un activo subyacente como a su divisa base. De este modo, una cartera con activos extranjeros consta realmente de tres partes: 

i. los rendimientos generados por los activos subyacentes en términos locales;
ii. los rendimientos generados por el movimiento del tipo de cambio entre la moneda del activo subyacente y la moneda base del inversor; y
iii. la correlación entre estos dos.

La decisión de cubrir el riesgo de divisas puede o no reflejar la opinión de un inversor de que una moneda está sobrevalorada o devaluada en relación a otra. Representa la constatación de que a medida que aumenta la volatilidad de la divisa, los rendimientos de la moneda pueden superar a los rendimientos del activo subyacente. Para muchos inversores, esto es un resultado no deseado.

El entorno financiero actual está forjado en la incertidumbre que ha dado lugar a un marcado aumento de la volatilidad de la libra, particularmente en comparación con el dólar. Como la gran mayoría de los productos tienen su precio en dólares, los inversores en materias primas británicos quedan expuestos y por ello en su caso es más que necesaria la cobertura de divisa. Su objetivo fundamental es compensar la totalidad o una parte de la exposición a divisas de una cartera y esto se puede hacer a través de ETPs sobre divisas o ETPs con cobertura de divisas.

Los ETPs con cobertura de divisa

Los ETPs con cobertura de divisa no sólo ofrecen exposición al activo subyacente, sino que también incorporan una cobertura para mitigar el impacto de la fluctuación de la moneda, todo ello con y la comerciabilidad de una acción ordinaria. Esto permite a los inversores centrarse en la evaluación de los fundamentales del activo subyacente, sin tener que preocuparse por el riesgo cambiario.

Los ETPs con cobertura de divisa siguen las versiones con cobertura de divisas de un índice subyacente dado. La ventaja de esto es que toda la cobertura está integrada directamente en el índice y, por tanto, el inversor no necesita preocuparse por gestionarla por separado.
Tomemos como ejemplo un inversor denominado en libras esterlinas con exposición al índice EURO STOXX 50. En el gráfico de abajo se muestra cómo desde el inicio de 2014, el rendimiento de la inversión diaria en el índice EURO STOXX 50 con cobertura de libras esterlinas, se acerca mucho a la inversión local en euros en este mismo índice. 

 

¿Cómo sería el rendimiento si este mismo inversor hubiese utilizado una versión sin cobertura del índice? En el siguiente gráfico vemos que el índice sin cobertura demostró un perfil de riesgo / rentabilidad considerablemente diferente al de una inversión local en  euros en el subyacente EURO STOXX 50.

Es importante recordar que los inversores no siempre quieren cubrirse en todas las inversiones extranjeras. De hecho, en un entorno de baja volatilidad, la cobertura de divisas puede imponer costes adicionales para obtener una pequeña subida. Naturalmente, cuando se ejecuta una estrategia de cobertura, los inversores deben definir claramente sus objetivos, incluyendo tanto sus puntos de vista sobre las divisas correspondientes, como la necesidad de reducir la fricción de la volatilidad de la moneda. Una decisión de cobertura de divisas debe estar completamente ligada a  las circunstancias y objetivos de cada cartera individual, que son únicos.

ETPs sobre divisas

Los ETPs sobre divisas comenzaron a cotizar por primera vez en Europa en 2009 y desde entonces, sus activos bajo gestión han crecido hasta alcanzar los 430 millones de dólares de los más de 100 ETPs diferentes registrados en la Bolsa de Londres, la Deutsche Börse y la Borsa Italiana . 

Proporcionan acceso al mercado de divisas a los inversores que no pueden o no quieren contratar derivados. Con los ETPs sobre divisas, los inversores pueden obtener exposición a las principales monedas del G-10, a ciertas divisas de mercados emergentes, así como a las cestas de divisas frente al dólar, el euro y la libra esterlina. Por lo tanto, los inversores pueden acceder al mercado cambiario sin necesidad de mantener cuentas de margen, comerciar a la vez con múltiples monedas o ni desarrollar la infraestructura necesaria para el comercio de futuros u otros contratos de derivados.

Por otra parte, los inversores también pueden usar los ETPs sobre divisas para invertir con apalancamiento. Muchos ETPs son delta 1, es decir, que valorizan a la vez que su subyacente. Así, por cada 1% de aumento o disminución en el subyacente, el ETP se eleva o disminuye otro 1%. Los ETPs apalancados permiten a los inversores obtener una mayor exposición comprometiendo menos capital. En el panorama de los ETPs sobre divisas, con factores de apalancamiento de entre 3X y 5X, un movimiento de un 1% en el subyacente, puede hacer al inversor obtener un 3%, 4% o 5% en el ETP. Los ETPs apalancados pueden ser utilizados con objetivos tácticos o bien con fines de cobertura. Más importante aún, pueden ser utilizados para cubrir el riesgo de divisas de toda una cartera, en contraste con los ETPs con cobertura de divisa, que cubren la exposición a divisas derivada de un activo en particular. El factor de apalancamiento significa que el rendimiento puede ser más volátil que una posición sin deuda equivalente en los subyacentes, por lo que los inversores deben vigilar muy de cerca estas posiciones.

Conclusión 

El riesgo de las divisas surge al invertir en mercados extranjeros. En un momento en el que es probable que persista la volatilidad monetaria, la cobertura puede resultar beneficiosa tanto para los inversores tácticos a corto plazo que buscan mitigar el riesgo cambiario en su cartera como para los inversores estratégicos a largo plazo. Si no se tiene en cuenta la exposición a divisas, una cartera puede encontrar su perfil de rentabilidad / riesgo distorsionado por la volatilidad de la moneda. Los ETPs sobre divisas y con cobertura de divisas aseguran que un inversor extranjero pueda obtener una exposición más refinado a acciones/ renta fija / índice de materias primas de un país distinto al suyo, sin las distorsiones que los movimientos cambiarios podrían causarle.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos