Cómo preparar la cartera para una subida de tipos vía ETF


Modificar la duración, incrementar el efectivo en cartera, apostar por los activos más defensivos y de más calidad… estos son algunos de los consejos que están dando las firmas de gestión activa para preparar la cartera de cara a una subida de los tipos de interés. Ahora bien, ¿qué están recomendando los proveedores de ETF a sus clientes? Funds People ha consultado a algunos proveedores internacionales y las respuestas difieren bastante de los ejemplos anteriores. 

“Nuestra visión respecto a la renta variable es positiva, somos de la opinión de que la corrección está finalizada y esperamos rentabilidades de dos dígitos en muchos mercados desarrollados a 12 meses vista. Dicho esto, en el momento actual no creemos que haya que ser defensivo y apostaríamos sobre todo por Europa, ya sea en large caps como small caps con el db x-trackers MSCI EMU UCITS ETF y/o el db x-trackers MSCI Europe Small Caps UCITS ETF”, indica César Muro, especialista de inversión pasiva de Deutsche AWM para Iberia.

No obstante, Muro da otra opción para aquellos inversores que busquen protección contra la volatilidad: “La alternativa es estar lo más diversificado posible por regiones y seleccionar compañías de baja beta. El objetivo es reducir el riesgo de nuestra exposición a renta variable sin dejar de estar totalmente invertidos”. La solución que propone es el db x-trackers Equity Factor Low Beta UCITS ETF. De forma más específica, para protegerse del riesgo de subida de tipos, Muro indica que la apuesta de Deutsche AWM es por duraciones cortas, que se puede conseguir a través del db x-trackers iBoxx $ Treasuries 1-6 UCITS ETF

La estrategia de iShares también pasa por ofrecer a sus clientes productos de su gama Minimum Volatility, que incluye los productos iShares MSCI World Minimum Volatility UCITS, el iShares MSCI Europe Minimum Volatility UCITS, el iShares S&P 500 Minimum Volatility UCITS y el iShares MSCI Emerging Markets Minimum Volatility UCITS. Aitor Jáuregui, responsable de desarrollo de negocio de BlackRock en España, Portugal y Andorra, constata que "dada la reciente volatilidad que seguimos viviendo en los mercados de todo el mundo, estamos viviendo un incremento de la inversión en toda nuestra gama de productos ‘Minimum volatility’”. El responsable aclara que “el iShares Emerging Markets Minimum Volatility ya era un producto muy popular entre todos nuestros clientes y ahora el resto de la gama está empezando a ganar terreno gracias a las condiciones actuales”. 

La tercera firma que ve la volatilidad como una fuente de ideas de inversión es Lyxor AM. Para justificar la idea se apoyan en datos proporcionados por SG Equity Derivaties Research, en los que se puede observar una fuerte correlación histórica entre el cambio en la política monetaria y la volatilidad, con un retraso de 2,5 años. “Por lo general, esta relación se mostraba fácilmente entre la tasa objetivo de fondos de la Fed y la volatilidad. La política monetaria no convencional con un tipo objetivo cercano a cero durante un largo periodo de tiempo ha restado visibilidad”, indican los analistas, que han utilizado en cambio los tipos de swap a 5 años como un indicador de cambio en el régimen de los tipos de interés, “dado su visible aumento desde mediados de 2013”. “Mientras, el fin del incremento del balance de la Fed puede ser visto como un indicador de un cambio en la política monetaria. Por tanto, según este modelo, el entorno de volatilidad debería cambiar a partir de mediados de 2015”, concluyen los analistas. 

La propuesta de Lyxor a sus clientes para atravesar este entorno es su gama SG Quality, que replican distintas cestas de valores de alta cualidad. La gestora hace una mención especial al Lyxor SG European Quality Income, “dado el enfoque positivo en Europa por una valoración, reformas, e impulso económico positivos”.

La respuesta de State Street Global Advisors (SSgA) a esta necesidad de preparar la cartera para una subida de tipos de interés en EE.UU. también es a través de renta variable, en concreto mediante su gama Select Selector, que registró hace unos meses en España. Se trata de nueve ETF sectoriales amparados por la etiqueta SPDR que replican cada uno de los sectores representados en el S&P 500. El punto de partida para diseñar esta gama lo explica Antoine Lesné, estratega de SSgA: “No soy un stock picker, no tengo tiempo para analizar valor por valor pero puedo usar mi visión macro para determinar qué sector puede hacerlo mejor”. Lesné defiende algunas de las ventajas de este acercamiento: “Los sectores son mutuamente excluyentes e independientes al estilo de inversión, no se correlacionan. La dispersión de resultados representa una oportunidad, que es clave porque en ETF ya no sólo importan los productos, hay que ofrecer también un asset allocation interesante”. 

De cara a una subida de tipos con este enfoque, Lesné explica que primero se analiza el comportamiento actual e histórico de los sectores, lo que deja como resultado que, partiendo de que si los tipos suben es porque la economía atraviesa una fase de expasión,  los que mejor se comportan son energía y finanzas. Lesné comenta que la primera apuesta sería “muy contrarian”, pero cree que la segunda sería apropiada “si la subida de tipos es muy gradual”. En cambio, si se prefiere asumir un enfoque más defensivo, el experto recomienda los ETF que replican el sector utilities y el de consumo básico. 

Un posicionamiento poco convencional de renta fija

La recomendación de Amundi ETF se dirige en cambio a aquellos inversores que no desean salir del territorio de la renta fija. Laure Peyranne Rovet, responsable de relaciones con clientes de ETF, se fija en una innovadora solución de inversión desarrollada por la firma, para conseguir exposición a renta fija vía bonos flotantes. “Con los tipos de interés a mínimos históricos, estos innovadores productos ofrecen una solución para aislar las carteras de movimientos de tipos de interés. Con un cupón que cambia en línea con los tipos de interés, los tipos flotantes tienen un bajo nivel de sensibilidad de precio y una rentabilidad que recibe un impacto menos negativo que los bonos a una subida de tipos”, explica Peyranne. 

Amundi ETF proporciona cuenta con varios productos con exposición a este tema. La responsable indica dos; el primero es el Amundi ETF Floating Rate Euro Corporate 1-3 UCTIS ETF, que está expuesto a tipos flotantes con grado de inversión emitidos por compañías europeas. El segundo es otro ETF que replica el índice Markit iBoxx USD Liquid FRN Investment Grade Corporates 100, que ofrece exposición a esta clase de activo pero en emisiones denominadas en dólares. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos