… cómo ha reaccionado el gestor para afrontar los reembolsos…


Desde enero, el volumen de salidas del M&G Optimal Income a nivel global asciende a 5.000 millones de euros. Esto ha reducido su volumen hasta los 24.500 millones de euros que tiene actualmente. De igual forma que Richard Woolnough siempre defendió haber sido capaz de mantenerse fiel a su estrategia en un entorno de flujos de entradas, ahora estaría ocurriendo lo mismo. “El tamaño del fondo nunca ha sido un obstáculo para generar rentabilidad ni para la selección de activos, algo cada vez más importante en renta fija, sobre todo en mercados tan bifurcados y polarizados como los que tenemos hoy. No ha supuesto ningún impedimento para implementar nuestras ideas, ya que el universo de inversión está formado en un tercio por deuda de deuda pública global, un tercio investment grade global y un tercio high yield global, mercados que conjuntamente tienen un tamaño de 30 billones de euros”, asegura Ana Gil, especialista en Inversión de Renta Fija en M&G Investments.

Según explica la experta en el Bond Vigilantes Day celebrado por la gestora en España, el fondo ha construido colchones de liquidez. Esto no es algo exclusivo del M&G Optimal Income sino una estrategia que han ido implementando en otros productos de renta fija de la entidad y cuyo peso en cartera varía dependiendo del fondo. En lo que respecta al M&G Optimal Income, desde principios de año han reservado unas posiciones en liquidez de entre el 10% y el 12% del total de la cartera. “Este porcentaje incluye posiciones en efectivo y deuda pública. A esta cantidad también se le podría añadir las posiciones que tenemos sobre los índices de crédito, los cuales ofrecen una gran liquidez. Gracias a tener este colchón de liquidez nos está permitiendo mantener la composición de la cartera y el asset allocation que queremos tener”, afirma.

En este sentido, Richard Woolnough también ha aprovechado los reembolsos para hacer cierta limpieza. A este respecto, el gestor está aprovechando el momento para organizar la cartera, vendiendo aquellos bonos donde las valoraciones se han vuelto más ajustadas y, en consecuencia, considera ofrecen un menor potencial de revalorización. “Esto no nos está impidiendo reflejar nuestra visión de inversión y lo hemos hecho manteniendo el asset allocation intacto, estando infraponderados en duración y largos de riesgo de crédito”. En el equipo han realizado un estudio antes del verano cuya principal conclusión es que podrían liquidar hasta el 30% de la cartera en una semana (cash, gobiernos e índices de crédito, Iboxx y CDX). “Vender la cartera del M&G Optimal Income no llevaría más tiempo de cualquier otro fondo que estuviese en mercado. Son cuestiones de cómo está la liquidez del mercado y cómo se aplica”, recuerdan desde la entidad.

Leer: Los factores que han penalizado al M&G Optimal Income este año y la estrategia que están siguiendo actualmente a través del siguiente link.

Leer: Qué rentabilidad podemos esperar del fondo durante los próximos doce meses a través del siguiente link.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos