¿Cómo están reaccionando los gestores de fondos perfilados conservadores a los vaivenes de mercado?


Después de semanas de mucha incertidumbre y caídas generalizadas de la mayor parte de los activos, Funds People ha puesto el foco en conocer como ha afrontado esta situación la categoría con más éxito del año pasado a nivel comercial, los perfilados, y en particular, los de corte conservador. 

A continuación, siete entidades con productos de estas características explican cómo han posicionado sus carteras en este contexto de mercado. 


Pregunta:

A nivel de gestión, ¿se están modificando sustancialmente las apuestas de inversión de los perfiles más conservadores? Si es así, ¿qué cambios importantes se han realizado?


CaixaBank AM

Nuestro escenario de trabajo y perspectivas económicas algo más cautas como consecuencia de la maduración del ciclo económico, los riesgos sistémicos de China y el cambio de política monetaria americana hacen que hayamos implementado en las carteras una actitud más cauta y de mayor prudencia.

Los cambios que hemos implementado en las carteras más conservadoras han sido la progresiva reducción de la inversión en renta variable, así como una reducción de inversiones  en renta fija privada. Por otro lado, se han incrementado algo las inversiones en títulos de renta fija de gobiernos, así como las inversiones en posiciones relativas entre activos.


Santander AM

Marta Bretones, gestora del equipo GMAS (Global Multi Asset Solutions) de Santander AM (gestores de la gama Select)

Desde principio de año varios acontecimientos se acumulan aumentando la volatilidad en los mercados, entre ellos la cuestionada subida de tipos por parte de la Reserva Federal después de 7 años, los bajos precios del petróleo y en general de las commodities con su implicación en países emergentes, un dólar fuerte que no beneficia a estos ni a los beneficios empresariales en EE.UU., y un menor crecimiento por parte de China afectado a las expectativas el crecimiento global.

En este entorno de incertidumbre seguimos confiando en un crecimiento en países desarrollados en el medio/largo plazo como muestran los fundamentales. No damos una probabilidad muy alta a una recesión en EE.UU. para los próximos meses. No obstante, hemos gestionado los fondos para evitar volatilidad agresiva reduciendo muy ligeramente el riesgo en las carteras moderada y decidida y, en mayor medida, para prudente dado el perfil del cliente más conservador.

Las medidas se aplican progresivamente desde enero y, en concreto, compramos yen para los tres perfiles pues es un activo con correlación negativa con activos de riesgo que actúa como cobertura en periodos risk off.  Asimismo, en renta variable aumentamos la concentración en fondos con baja volatilidad que protegen en mercados bajistas tanto en EE.UU. como en Europa. El fondo prudente toma medidas adicionales con mayores bajadas de exposición a bolsa y venta de riesgo en crédito.

Para que el mercado comience a estabilizarse esperamos una confirmación de datos macro positivos por parte de EE.UU. con manufacturas recuperando niveles actuales, un mensaje más dovish por parte de la Reserva Federal americana y cierta estabilidad en las divisas y el mercado de crédito especialmente el sector financiero.


BBVA AM

Jaime Martínez, director de Asset Allocation en BBVA AM

​A nivel de gestión distinguimos entre el posicionamiento estratégico, con un horizonte de inversión de largo plazo, y el posicionamiento táctico, con un horizonte de más corto plazo. En términos estratégicos los cambios que hemos introducido en los últimos meses han ido dirigidos a diversificar las fuentes de rentabilidad, introduciendo por ejemplo mayor exposición a divisas. En términos tácticos, a principios de enero nuestras herramientas de gestión nos señalaron que nos encontrábamos en un escenario de mayor aversión al riesgo, por lo que hemos reducido el riesgo de las carteras a la espera de un entorno más favorable.


BNP Paribas Wealth Management

Silvia García Castaño, Head of Global Portfolios 

Llevamos una línea de inversión bastante continuista en cuanto a las apuestas en cartera. Durante 2015 y en lo que va de 2016 hemos continuado infraponderados en renta fija, manteniendo una duración baja, de 2.89 años para la parte de renta fija y 2.15 años para el total de la cartera. Las apuestas de cartera combinan:

Fondos de corta duración y con exposición a periféricos, renta fija corporativa europea, una pequeña diversificación en renta fija subordinada, una diversificación en bonos convertibles, renta fija americana, así como algún fondo de inversión con gestión dinámica.


Imantia Capital

No hemos realizado cambios sustanciales, ya que nuestras carteras estaban y están preparadas para evitar pérdidas que no se puedan recuperar en un plazo razonable de tiempo.

No agotamos en ningún momento el presupuesto de riesgo, lo que se traduce en un coeficiente de liquidez muy elevado, duraciones cortas en renta fija y una mayor tacticidad en la gestión de los activos de riesgo, tanto el high yield como la renta variable. Los perfiles más conservadores, por ejemplo, tenían una exposición muy limitada a renta variable y una posición en liquidez superior al 25%.

A los precios actuales existen oportunidades en activos cuyos precios se encuentran distorsionados y que van a elevar el retorno esperado de nuestras carteras. Ejemplos de dichos activos pueden ser la renta fija investment grade de calidad, el high yield de corto plazo o incluso la renta fija emergente, que se ha visto muy penalizada en los últimos 3 años.

Otro de los movimientos que estamos realizando es reasignar nuestro presupuesto en riesgo reduciendo la exposición a dólar y dedicándolo a los activos antes mencionados.


Laboral Kutxa

Ainhoa Gallastegui Martínez, responsable Desarrollo Negocio Banca Personal

De momento hemos mantenido en el fondo más conservador las posiciones en renta fija y hemos cubierto con futuros todas las posiciones de renta variable.


Bankinter Gestión de Activos 

Ángel Pedrós, director de Inversiones Clientes 

Ante el incremento de la volatilidad y del sentimiento negativo en los mercados financieros y por la incertidumbre sobre cómo afectará esta situación al crecimiento económico global, estamos reduciendo el riesgo de las carteras.

En las carteras más defensivas, en la parte de renta variable estamos bajando el nivel de exposición y la beta media. En la parte de renta fija seguimos con duraciones cortas y disminuyendo ligeramente las posiciones de crédito de mayor riesgo, preocupados sobre todo por la escasa liquidez.


En el caso de Bankia Fondos señalan como no han modificado sustancialmente las apuestas de inversión de los perfiles más conservadores. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos