Tags: Negocio | Latam |

Columbia Threadneedle Investments: ¿en qué cambia la integración y la nueva marca la vida de la gestora?


De todos los países en los que está presente Columbia Threadneedle Investments, España es el mercado que más ventas netas está registrando en 2015. Supera, por ejemplo, a su mercado natural: Reino Unido. Esta es otra manera de ver el fuerte crecimiento que está experimentando la industria de gestión de activos en España y el apetito de los inversores españoles por los fondos de inversión. Sin embargo, lo que a Rubén García Páez, director general para Iberia y Latinoamérica de la entidad, más le ha sorprendido no es el crecimiento que está registrando la oficina en términos de volumen, sino la labor cada vez más sofisticada que están haciendo sus clientes a nivel de investigación, indagando en la gama de la gestora para encontrar el producto que mejor se adapta a sus necesidades. “A veces el inversor identifica fondos de tu gama en los que tú no habías reparado. Es la ventaja de contar con una oferta de producto amplia”.

Esto es especialmente significativo en el caso de la gestora británica, ya que los aproximadamente 1.100 millones de euros que mantiene la oficina en España están muy repartidos. Tan es así que el producto que concentra un mayor porcentaje (el Columbia Threadneedle Global Opportunities) centra el 17% del patrimonio total. “Para mí, esto es una suerte y una clara ventaja”, asegura Páez en una entrevista con Funds People. Y es previsible que la gama se vaya a ver ampliada tras la unión con Columbia. “El proceso de integración supone una  gran noticia y una muy buena oportunidad para nuestros clientes en Iberia y Latinoamérica, ya que la suma de ambas aumentará nuestras capacidades de gestión e incorporará nuevas ideas y soluciones de inversión. Donde más nos va a aportar Columbia es en estrategias específicas del mercado americano, como high yield o bonos convertibles”, asegura.

En este sentido, durante los dos últimos años que ha durado el proceso de integración, en la oficina ya se habían puesto manos a la obra, incorporando a la sicav algunos productos, como el Columbia Threadneedle US Contrarian Core o el Columbia Threadneedle US High Yield, que Paéz considera pueden despertar el interés de los inversores españoles. Pero… ¿qué cambia en la vida de la gestora tras la integración con Columbia? Parece que poco. Aunque el grupo opera ahora bajo una única marca, los equipos, las estrategias y los procesos de inversión existentes en ambas entidades no experimentarán variación alguna, ni tampoco lo harán las actuales gamas de fondos o carteras y mandatos de clientes. De hecho, la estructura corporativa y las entidades reguladas se mantendrán intactas tras la implantación de la nueva marca.

La fusión responde a la intención de Ameriprise Financial de que su negocio de gestión de activos sea visto por los inversores desde una perspectiva global, a través de una firma capaz de competir con los grandes actores de la industria. Con esta integración, parte de ese objetivo ya lo han conseguido. Columbia Threadneedle Investments gestiona conjuntamente más de 418.000 millones de euros entre productos de renta variable de mercados desarrollados y emergentes, renta fija, soluciones multiactivos e inversiones alternativas, lo que le sitúa como el trigésimo mayor grupo de gestión de activos de todo el mundo, la quinta mayor gestora minorista del Reino Unido y la undécima mayor gestora de fondos de inversión a largo plazo de EE.UU. La firma está presente en 18 países y cuenta con más de 450 profesionales de la inversión repartidos entre las sedes de Londres, Singapur, Kuala Lumpur, Boston, Minneapolis, Nueva York, Chicago, Portland y otras ciudades de EE.UU.

A este respecto, Columbia tiene en EE.UU. un modelo de gestión que podría equiparse al de multiboutique. La firma dispone al otro lado del Atlántico de un pull de servicio compuesto por 22 analistas que dan servicio a diferentes equipos de gestión. Cada uno de ellos aprovecha la información que les proporcionan los analistas para gestionar siguiendo un estilo marcadamente diferente. En este sentido, el equipo de Reino Unido, que hasta el momento había gestionado con éxito productos de renta variable americana, seguirá trabajando como un grupo más bajo el paraguas de Columbia. A nivel jurídico, tampoco cambia nada. Tanto Columbia en EE.UU. como Threadneedle en Reino Unido siguen siendo dos entidades supervisadas por sus respectivos organismos reguladores. Ni siquiera lo harán los ISIN de los productos, ni los códigos Bloomberg.

“Ahora somos más globales, más competitivos, sobre todo en regiones como Latinoamérica o Asia, donde otras marcas gozan de una mayor implantación. Cada región conserva su marca, si bien en áreas donde la entidad se está acomodando, como Asia, se inicia la andadura con una marca específica. En Reino Unido, por el contrario, donde la marca Threadneedle está muy arraigada, no tiene sentido modificarla”. Done sí va a haber cambios significativos es en la cultura de la empresa. “En determinadas actividades sí hay cambios sustanciales. Esto afectará especialmente a los fondos globales, donde habrá una mayor colaboración entre los diferentes equipos. Vamos a trabajar de manera más integrada, más global. Jim Cielinski, por ejemplo, se ha convertido en el responsable de renta fija global de la firma, y a él reporta todo el grupo”, revela Paéz.

Tendencias en el mercado español

El responsable de la oficina reconoce que la industria de gestión en España atraviesa un momento dulce. “El principal factor que está favoreciendo su crecimiento son las bajas rentabilidades que pagan los depósitos. El inversor que estaba en ellos demanda ahora productos que le generen una mayor rentabilidad. Parte del billón de euros que estaba retenido en depósitos está saliendo. Las redes bancarias están en la misma línea que nosotros y están llevando a cabo una importante campaña para traspasar el dinero de sus clientes de depósitos a fondos de fondos de la casa, productos que en muchos casos tienen como subyacente a productos de gestoras internacionales. A esto hay que añadir las ventajas fiscales del fondo y el hecho de que el comportamiento del mercado acompañe”. En este sentido, el crecimiento de la industria sigue estando sustentado por la renta fija.

Esto también es así en el caso de Columbia Threadneedle. Tres de los cuatro fondos más vendidos centran su universo de inversión en el mercado de bonos. Entre ellos, Páez cita el fondo de high yield, el Global Opportunities y el European Corporate Bond. En renta variable, tradicionalmente la casa ha destacado en small caps europeas, donde empiezan a percibir un mayor interés, o el Threadneedle Pan European Equities, que gestiona Ann Steele. También aprecian un incipiente interés por su fondo de bolsa americana small caps, así como en China, cuyo fondo ha pasado de los 100 a los 250 millones de dólares en términos de patrimonio. Entre los productos que más está promocionando está un fondo de dividendo, el Threadneedle Global Equity Income, con un objetivo de renta no garantizada de entre el 4% y el 5% (históricamente ha sido del 4,7%), cuya estrategia pasa por buscar compañías con perspectivas favorables de crecimiento y poco apalancadas.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos