Cinco visiones de Fidelity sobre renta variable para 2015


Ya en plena cuenta atrás para terminar 2014, Fidelity Worldwide Investment ha elaborado -como es habitual en la gestora americana por estas fechas- un extenso informe que recopila las principales visiones de sus gestores sobre una serie de clases de activos, regiones y estrategias. En Funds People se ha realizado una selección con los puntos de vista sobre activos bursátiles más interesantes para los inversores españoles. De esta forma forma, a continuación podrá consultar cuatro puntos de vista sobre renta variable americana, ibérica, europea y china, explicados por los gestores de las principales estrategias de la entidad.

Renta variable estadounidense: Ángel Agudo

Ángel Agudo, gestor de los fondos FF America Fund y Fidelity American Special Situations Fund, hace hincapié en la disparidad de perspectivas económicas sobre la evolución económica de EE.UU. en 2015: “Mi cautela se deriva del hecho de que, aunque el sector empresarial estadounidense sigue gozando de buena salud financiera, los márgenes empresariales son elevados y las valoraciones son menos atractivas que antes. Sin embargo, veo positivamente la fortaleza que sigue mostrando la economía estadounidense y el hecho de que existen presiones inflacionistas, pero están lo suficientemente controladas como para permitir a la Reserva Federal ser flexible en su política”. 

Agudo resalta que “EE.UU. ha recuperado claramente su posición de liderazgo en la economía mundial y los inversores están volviendo a centrarse en las ventajas estructurales únicas que presenta, y que provienen de su acceso a energía y mano de obra relativamente baratas y de un tejido institucional que apoya el emprendimiento, la innovación y la búsqueda de beneficios, pero que también es lo suficientemente flexible como para soportar periodos de crisis”. 

En su opinión, “estas ventajas estructurales pesan más que muchas de las inquietudes a más corto plazo, como el apreciable exceso de capacidad que está lastrando la recuperación de la inversión empresarial”. De hecho, el gestor no está preocupado por el impacto sobre los beneficios corporativos de la apreciación del dólar: “El impacto de un dólar más fuerte sobre los beneficios es simplemente visual y ya ha sido descontado por el mercado”.

Renta variable ibérica: Fabio Riccelli

El gestor del FF Iberia incide en la recuperación vista en los últimos meses de los fundamentales de algunas áreas del mercado pero se muestra cauteloso “a la vista de la naturaleza selectiva de esta mejora, por lo que la selección de valores seguirá siendo clave en 2015”

El experto considera que “las políticas monetarias y fiscales más expansivas deberían apoyar el crecimiento económico en la Península Ibérica en 2015, mientras que el descenso de los tipos de financiación debería ayudar a impulsar la demanda de crédito y la inversión, tanto entre las grandes empresas como entre las pymes”, y condiciona el ritmo de la recuperación a las reformas estructurales que se vayan implementando. Autor de la imagen: Rahego, Flickr, Creative Commons.

En este sentido, el gestor recuerda que han contribuido a la mejora del clima general unos datos de PIB más alentadores, especialmente en España, un país que ha expandido su PIB durante varios trimestres consecutivos apoyándose en el aumento de la demanda interna. "Creo que el mercado ibérico sigue ofreciendo oportunidades atractivas para invertir en empresas que cotizan por debajo de su valor intrínseco y presentan buenas perspectivas de crecimiento, compañías, en definitiva, bien posicionadas para ofrecer rentabilidades superiores a largo plazo", afirma Riccelli.

Renta variable europea: Alexandra Hartmann

La gestora del FF Euro Blue Chip explica que la tendencia definitoria de los últimos 12 meses han sido las expectativas muy positivas desde el punto de vista macroeconómico, como pudo apreciarse en la caída de los diferenciales de la deuda pública de la periferia, que se comprimieron entre 200 y 300 puntos básicos. "En 2015, creo que lo realmente importante serán los fundamentales de cada empresa. El principal reto para el próximo año son las bajas tasas de crecimiento. Si abrimos un periódico en Europa hoy, de lo que se habla es de que habrá un crecimiento escaso o nulo durante los próximos años". En su opinión, las empresas que dependen de factores externos para crecer probablemente sean las que sufran mayores presiones. "Los bancos, por ejemplo, podrían tener dificultades en un entorno en el que apenas crece el crédito y la disposición de las empresas a invertir es limitada. En un entorno de inflación baja, las compañías que no sean capaces de diferenciarse tendrán dificultades para imponer sus precios. Por lo tanto, podríamos encontrar una serie de empresas que no consiguen crecer y se estancan".

"En general, podría haber poco o ningún crecimiento previsto en Europa, pero esto recoge una media de las empresas que 'pueden' crecer y las que 'no pueden' crecer. Para muchas acciones en la zona euro, las valoraciones que presentan suponen una ausencia total de crecimiento durante la próxima década. No obstante, sigo encontrando empresas que pueden crecer y Europa mantiene su atractivo en términos absolutos y frente a otras clases de activos o regiones. En mi opinión, Europa sigue siendo una región muy interesante para invertir y continúa ofreciendo un sinfín de oportunidades para los expertos en selección de valores", afirma la gestora.

Renta variable global: Dan Roberts

El gestor del FF Global Dividend considera que 2014 ha sido un dividido en dos mitades claramente diferenciadas: la mitad del mercado (EE.UU.) ha registrado buenos avances, mientras que la otra mitad (la mayoría del resto de regiones) ha sudado simplemente para no perder terreno. Esta dinámica se ha visto acentuada por la fortaleza del dólar frente al resto de grandes divisas, de forma que las rentabilidades de los mercados en dólares muestran aún mayores diferencias. "A pesar de que el crecimiento del PIB estadounidense ha sido sólido, aunque ligeramente descolorido, el optimismo que rodeaba a Japón y a Europa a comienzos de año ha dejado paso al miedo a la desinflación y a la recesión. Así las cosas, no sorprende el comportamiento relativo de los diferentes índices".

Según explica Dan Roberts, en las empresas, los beneficios totales son insosteniblemente elevados y hemos visto (de nuevo) revisiones a la baja de las perspectivas de beneficios a medida que avanzaba el año. Y, a su juicio, cabe esperar que esta tendencia continúe en 2015, por lo que se hace necesario ser cuidadosos a la hora de analizar las valoraciones y las previsiones de beneficios a 12 meses vista. "Aunque podría hacer algunas observaciones sobre las valoraciones generales de mercado, como que EE.UU. parece el mercado más caro, que Europa y los mercados emergentes presentan precios atractivos y que Japón ha vuelto 'al redil' después de 25 años de moverse en una dinámica diferente, considero que así se pierden matices relacionados con la composición de los diferentes mercados y las valoraciones relativas de las acciones. Por ello, considero que vale más concentrarse en los valores individuales y crear una cartera basándose en los fundamentales".

A este respecto, Roberts asegura emplear su tiempo en identificar empresas cuyos beneficios me parecen sostenibles y capaces de sostener pagos saludables y regulares en forma de dividendo. "Aunque soy relativamente cauto sobre el conjunto del mercado, sigo creyendo que existen valores y sectores que ofrecen un perfil de riesgo-rentabilidad atractivo. Una estrategia enfocada hacia valores sólidos que generan rentas ofrece las mejores perspectivas para conseguir buenas rentabilidades a largo plazo".

Renta variable china: Raymond Ma 

Raymond Ma, gestor del FF Greater China Fund y del Fidelity China Consumer Fund, vaticina que a medida que avance 2015 “veremos a China aceptar una nueva normalidad de crecimiento económico ligeramente inferior, en torno al 7%, y la puesta en marcha de las reformas probablemente se convierta en una cuestión de primer orden”. Adicionalmente, pronostica que “la corrección que sigue registrando el mercado inmobiliario, así como los problemas estructurales en el sector bancario, seguirán concentrando las preocupaciones de los inversores”.  También anticipa que el riesgo de liquidez va a seguir estando presente. 

Ma considera que hay altas probabilidades de que el Banco Popular de China se suba al carro del QE: “En un momento en el que los tipos de interés y la ratio de reservas obligatorias son elevados y la inflación es moderada, el gobierno chino probablemente aplique medidas expansivas para aumentar la masa monetaria e impulsar el crecimiento a corto plazo”.

El gestor reivindica su estrategia de centrarse en sectores que denomina como de la “Nueva China”, menos sensibles a los ciclos macro y a los cambios a corto plazo en las políticas públicas. Considera que estos sectores “también van a experimentar un sólido crecimiento durante los próximos años debido al avance tecnológico, a los cambios en el comportamiento de los consumidores y a las estrategias empresariales flexibles”. Entre los sectores donde detecta oportunidades de crecimiento estructural destaca los orientados al consumo (proveedores de comercio electrónico, aseguradoras e intermediarios financieros), empresas relacionadas con la protección del medio ambiente y servicios relacionados cambios en los estilos de vida y el aumento continuo del gasto discrecional. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1

Fidelity reabre el FF Iberia

Catorce meses después de su cierre, la gestora volverá a abrir el próximo 2 de marzo su fondo de renta variable ibérica, pero limitando a 200 millones de euros las nuevas suscripciones que está dispuesta a aceptar.

Anterior 1

Próximos eventos