Cinco parámetros que debe seguir al invertir en high yield en 2016


La decisión de tres fondos de high yield de cerrar de forma repentina y agresiva los reembolsos en sus estrategias ha hecho saltar las alarmas sobre la liquidez de esta clase de activo. La noticia no ha llegado en buen momento, pues los inversores llevan meses preocupados por las condiciones de liquidez en todo el universo de renta fija, no sólo en el de deuda de alto rendimiento. Además, en el caso del high yield estadounidense también le ha afectado seriamente la caída de los precios del crudo, llevando a muchas compañías al borde del impago. Ahora bien, no es momento de perder la calma, sino de sentarse y hacer números. Con 8.312 millones de dólares en activos bajo gestión, Neuberger Berman cuenta con uno de los fondos de high yield de mayor patrimonio del mundo, el Neuberger Berman High Yield Bond Fund. Tom O’Reilly, co responsable de renta fija sin grado de inversión, aporta una serie de parámetros que los inversores deben tener en mente si quieren invertir en high yield, que se exponen a continuación.

1. Diferenciales: “El spread del índice de high yield BofA Merrill Lynch U.S. High Yield Constrained Index se encuentra en 712 puntos básicos por encima de los treasuries, con la peor rentabilidad posible en el 8,75%. A estos niveles, creemos que los inversores en general están siendo compensados por el riesgo de impago en el mercado”. O’Reilly señala que, a pesar de la percepción de que la liquidez es escasa, en realidad “parece ser amplia, como refleja el volumen medio diario del TRACE (mercado secundario OTC) de 11.000 millones de dólares este año, frente a los 7.000 millones de 2014”. La previsión de la firma es que los diferenciales (excluyendo sectores vinculados a materias primas) se estrechen en los próximos doce meses. 

2. Crecimiento. Los expertos de Neuberger Berman anticipan un crecimiento del 2% del PIB de EE.UU. en 2016, “lo que debería ser de apoyo para el mercado de high yield en general”, señala O’Reilly. Éste añade que el nivel de apalancamiento del segmento high yield “sigue siendo relativamente moderado y los vencimientos de corto plazo se han reducido significativamente a través de refinanciaciones”. 

3. Tasa de impago. A pesar de la visión positiva sobre el crecimiento, el experto advierte de que los inversores deben esperar nuevos periodos continuados de volatilidad, en los que la tasa de impago podría doblarse: si la actual se estima en torno al 1,5% en 2015, la visión de Neuberger Neuman es que podría incrementarse hasta el 3% en 2016 por una avalancha de impagos principalmente en sectores vinculados a materias primas. 

4. Cambio de la política monetaria. La visión del experto también es constructiva en este punto: “Aunque anticipamos varias subidas de tipos en 2016, nuestra visión es que la Fed tomará un acercamiento gradual y se moverá más lento de lo que muchos esperaban previamente”. 

5. Buscar estrategias diferenciadas. O’ Reilly admite que es importante tener en cuenta lo que ha sucedido con los tres fondos de high yield que anunciaron recientemente un hard close. “Pero también es crucial reconocer que hay diferencias materiales entre los gestores de carteras y las estrategias que invierten en la clase de activo”. La postura de Neuberger Berman consiste en añadir valor para los inversores a través de “un proceso disciplinado de selección de crédito que busca evitar impagos y en una cartera bien diversificada centrada en los emisores grandes y líquidos dentro del mercado de high yield”. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos