Tags: Negocio | ETF | Latam |

Cinco motivos que llevarán a los institucionales a incrementar el uso de ETF en sus carteras en 2016


El apetito por el uso de fondos cotizados seguirá mostrando vigor en 2016. Según un informe de Greenwich Associates para BlackRock, la demanda de ETF por parte de inversores institucionales en Europa podría crecer hasta casi el 20% este año. 

El estudio determina que la proporción de inversores institucionales que invierten actualmente en este tipo de productos asciende al 25% en el caso de los inversores de Europa continental y al 20% en el caso de los fondos de pensiones británicos. A partir de encuestas a 123 inversores institucionales europeos – 58 fondos de pensiones, 46 gestoras y 19 aseguradoras- se ha detectado que un 17% de los inversores institucionales del continente que declararon no invertir actualmente en ETF planea empezar a utilizarlos en el próximo año, mientras que un 35% de los inversores de Europa continental tienen intención de incrementar sus inversiones en ETF. Es por ello que desde BlackRock alertan de que “en los próximos 12 meses, es probable que presenciemos un aumento tanto en la tasa de adopción como en el capital total invertido en ETF”.

La asignación a fondos cotizados por parte los inversores institucionales representa actualmente un 9,3% de sus carteras, lo que supone un aumento del 7,2% frente a 2014. El estudio concluye que esta clase de productos fueron especialmente populares entre las gestoras de activos: un 72% los utiliza y son éstas las que mayor porcentaje de sus patrimonios totales asignan (10%) a ETF. 

Otra parte interesante del estudio ha sido la dedicada a indagar los usos que hacen los institucionales de esta clase de vehículos. El más popular ha sido como vía de acceso a mercados de renta variable: un 94% de los institucionales europeos sondeados declararon haber integrado los ETF en sus carteras de acciones. Le segue en segundo lugar la renta fija, con un 60% de los encuestados. Finalmente, el 40% de institucionales participantes en el estudio indicaron que se servían de los fondos cotizados para poder acceder a otras clases de activos, como las materias primas y los activos inmobiliarios, así como para emplearlos como sustitutos asequibles de los derivados.

Cinco razones para empezar a usar o incrementar el uso de ETF

La última conclusión destacada del estudio realizado por Greenwich Associates para BlackRock es la detección de los cinco factores que van a estar de ese incremento previsto de la demanda de ETF en las carteras de los inversores institucionales europeos. 

1. ETF de renta fija. Según el sondeo, seis de cada diez inversores en fondos cotizados se sirven de ellos como una vía de acceso a los mercados de renta fija; casi un 25%  ha empezado  a hacerlo en los dos últimos años. “Los principales catalizadores para los inversores en ETF de renta fija son su facilidad de uso (72%), su liquidez (69%) y la diversificación a través de una única operación (69%)”, explican desde BlackRock. La estimación de la gestora es que los activos gestionados por los ETF de renta fija a escala mundial podrían superar los 2 billones de dólares de aquí a 2025.

2. Aumento de usos estratégicos. Actualmente, las posiciones en ETF se reparten en un 51% con uso estratégico y un 49% destinado a activos tácticos. Esta proporción podría cambiar gracias al constante crecimiento de inversores institucionales que utilizan ETF para reajustar sus carteras, más del 55% según el estudio. 

3.  Sustitutivo de los derivados. En 2015, casi la mitad de los encuestados sustituyó productos derivados por fondos cotizados. De ellos, un 17% lo hizo por su facilidad de uso y otro 17% por su eficiencia de costes. De cara a los próximos doce meses, “el 41% de los inversores institucionales planean remplazar posiciones actuales en futuros de renta variable por un ETF, casi el 20% tiene intención de cambiarlos por posiciones en renta fija y un 10% espera hacerlo en sustitución de posiciones en materias primas”, indican desde la gestora.

4. Interés creciente por el smart beta. El estudio concluye que más del 20% de los institucionales invierten en ETF de smart beta, productos especialmente populares entre las gestoras de fondos. El 57% de los usuarios actuales de este tipo de productos prevé aumentar su asignación en el próximo año, y la mitad de ellos la aumentarán un 10% o más.

5. Influencia positiva del auge de estrategias multiactivo. La tendencia creciente de la demanda de carteras multiactivo entre inversores institucionales beneficia a los ETF, dado que el 79% de las gestoras de activos cuentan con ETF en sus carteras, y el 22% de su patrimonio total está invertido a través de fondos cotizados. Según el estudio, alrededor del 25% de las gestoras ofrecerán, o tienen intención de ofrecer, una estrategia basada exclusivamente o mayoritariamente en ETF en el futuro.

“Esperamos que el uso de estos productos en Europa se dispare a medida que los inversores se familiaricen con la precisión y la versatilidad que caracterizan a los ETF, ya sea con el objetivo de abordar problemas de liquidez en la asignación a renta fija, batir la rentabilidad del conjunto de los mercados con estrategias smart beta o sustituir los futuros por fondos cotizados para reducir costes” concluye sobre este estudio Fergus Slinger, corresponsable de ventas de iShares para la región EMEA en BlackRock.  

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos