Cinco indicadores de que el entorno actual puede ser propicio para la generación de alfa


Cada vez más gestores muestran su convencimiento de que el entorno actual que ofrecen los mercados de renta variable va a favorecer al stock picking y a aquellos gestores que se esfuercen más en diferenciarse del índice. Para los que todavía muestren reticencia a abandonar las estrategias basadas en la beta para apuntarse definitivamente a las de alfa, desde Legg Mason Global AM han elaborado una lista con cinco indicadores que inclinan la balanza hacia la segunda. (leer más aquí sobre gestión activa vs pasiva). 

Caída de las correlaciones

“Cuando suben las correlaciones entre las acciones que forman un índice, es difícil seleccionar a los ganadores, al estar los movimientos sincronizados. Sin embargo, al esperar que las correlaciones continúen cayendo al subir los tipos de interés y reducir los bancos centrales sus estímulos, los gestores pueden tener la oportunidad de seleccionar valores a precios que reflejen mejor su valor fundamental”, comentan los expertos de Legg Mason sobre este primer punto. 

Potencial de un pull-back en el mercado

En análisis técnico, se conoce como pull-back a un retroceso del mercado a niveles anteriores. Desde la gestora opinan que, “dados los niveles actuales de valoración y con los tipos de interés a punto de subir, algunos inversores esperan que se enfríe el rally de seis años”. En este contexto, un acercamiento al alfa sería justificable “para aumentar los retornos más que simplemente intentar seguir al mercado”, indican, especialmente habida cuenta de que el S&P 500 está cotizando a un PER adelantado de 18,4 veces, por encima de su media desde febrero de 2010.

Fortaleza de EE.UU.

Es otro de los temas ineludibles para un inversor sediento de oportunidades de alfa: “Aunque el ritmo de la recuperación aún no ha ganado tracción total, el mercado laboral y las estadísticas inmobiliarias indican una mejora”, comentan desde Legg Mason. 

Mayor interés por activos alternativos

Tradicionalmente, los inversores han optado por rotar sus carteras hacia renta fija cuando los mercados de renta variable muestran signos de agotamiento. Ahora la situación es diferente, dado que la renta fija también emite señales de estar al final de su propio ciclo alcista, por lo que la salida que queda es la apuesta por los activos alternativos. 

Oportunidades en mercados menos convencionales

“La búsqueda de alfa puede ser todavía más relevante cuando los mercados implicados son grandes universos donde elegir y/o están menos cubiertos por los analistas, como los valores de pequeña capitalización o mercados emergentes exóticos”, indican desde la firma americana. Refutan esta observación con ejemplos de varios de los mercados más rentables a lo largo de este año y de los últimos cinco: China, Venezuela, Argentina, Pakistán y Sudáfrica. En este contexto, destacan que el índice Nasdaq Biotech “es el único índice de un mercado desarrollado en la lista de los 15 mejores índices de los últimos cinco años”. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos