¿Carteras cíclicas o defensivas? Update de los fondos de bolsa europea más populares en España


La renta variable europea es la gran apuesta de las gestoras internacionales para este año. Una reciente encuesta realizada entre los responsables de las firmas extranjeras en España revela que el 44% sitúa a un producto de bolsa europea como su primera opción para 2015. El año, sin embargo, ha empezado con dudas. La debilidad del crecimiento económico europeo, el temor a la deflación, la victoria de Syriza en las elecciones griegas y el conflicto en Ucrania son factores que parecen estar pesando sobre las expectativas de los inversores. En el otro lado, la depreciación del euro, el programa de QE anunciado por el BCE y la caída del precio del petróleo son factores que, según coinciden en señalar la mayoría de los expertos, ayudarán a las economías europeas y a los mercados.

En lo que va de año, el mercado se ha vuelto a posicionar en valores proxy a bajadas de tipos, situación que se asemeja a la vivida en abril/mayo del año pasado y que algunos gestores, como Nicolas Walewski, consideran coyuntural. El responsable del Alken European Opportunities ha perdido rentabilidad debido a este fenómeno, aunque no ha hecho grandes cambios en la cartera al considerar que el mercado volverá  fijarse en fundamentales una vez el ruido macro se calme. “Pensamos que estos valores refugio están caros, no ofrecen potencial al alza, y que esta tendencia sectorial nada tiene que ver con el stock picking. Carece de base fundamental”. Los principales detractores a la rentabilidad del producto han sido la infraponderación en farmacéuticas (-1,39%) y consumo básico (-1,02%). A nivel geográfico, le pasó factura la infraponderación en Suiza (-2%) y Reino Unido (-1,85%).

Hay quien, sin embargo, sigue mostrando su confianza en la favorable evolución de las compañías defensivas. Es el caso de Dan Ison, gestor del Threadneedle Pan European Equities. El fondo está sobreponderado en grandes compañías de sectores defensivos como Bayer, Novartis, y en empresas de consumo como Ryanair o L´Oreal. En el sector financiero, el fondo está infraponderado. “Creemos que los grandes bancos europeos están aún en niveles bajos en sus ratios de capital, y muchos de ellos tendrán que seguir haciendo ampliaciones de capital como la vista recientemente en Banco Santander”, asegura el gestor de Threadneedle. Tan solo tienen fuertes posiciones en entidades nórdicas, “bien capitalizadas con negocios estables y recurrentes”.

El fondo ha estado reduciendo peso en bancos. “En 2013 jugamos ese sector a través de entidades españolas como Popular o Bankinter, y salió muy bien”. Durante 2014 ha estado realizando beneficios, tanto en lo que se refiere a los bancos en España como en el resto de Europa. También ha reducido posiciones en compañías de consumo básico debido a sus valoraciones después de las apreciaciones de muchas de ellas, como por ejemplo Nestlé. Como dato curioso, el fondo no mantiene exposición a utilities. Por países, el fondo infrapondera periféricos desde el 2013 y ha reducido recientemente peso en Suiza. “La apreciación de su divisa perjudicará a compañías exportadoras y a su turismo”. Por el contrario, está incrementando peso en Reino Unido, debido a que no cree que su banco central vaya a subir tipos en el corto plazo y que este mercado tiene empresas con buenos dividendos.

Thorsten Winkelmann y Matthias Born, gestores del Allianz Europe Equity Growth, también apuestan por una cartera defensiva (beta a un año del 0,86) al considerar que, como estilo de inversión, las empresas con negocios de alta calidad siguen sin estar caras en Europa, teniendo en cuenta el entorno de bajo crecimiento económico y baja inflación. “Es probable que permanezcamos en estas compañías de cara al futuro”. Tienen preferencia por empresas con marcas reconocidas, poder de fijación de precios y barreras de entrada claras. Las principales posiciones están en compañías de bienes de consumo, empresas de tecnología de la información e industriales. “Creemos que estos sectores ofrecen las mejores oportunidades desde un punto de vista bottom-up, debido a las importantes desviaciones entre los ganadores y los perdedores a largo plazo”. Recientemente han añadido a la cartera dos compañías italianas vinculadas al consumo cíclico: Luxottica y DeL’onghi.

No obstante, a juzgar por los movimientos realizados por algunos gestores en sus carteras, parece que la mayoría cree que las mayores oportunidades están en las compañías cíclicas. Michael Barakos, gestor del JPM Europe Equity Plus, asegura encontrar actualmente interesantes oportunidades de inversión en compañías de automoción, transporte, telecomunicaciones y sector financiero, es decir, en empresas más vinculadas al ciclo económico. “Los principales cambios introducidos en la cartera ha sido reducir el peso de compañías energéticas e incrementar el de telecomunicaciones, medios de comunicación y automovilísticas”, revela el gestor de J.P.Morgan AM. A la hora de seleccionar valores, el gestor siempre sigue un análisis fundamental y no hace market timing (la beta de la cartera es siempre 1).

Este análisis bottom-up es el mismo que sigue Alexandra Hartmann, gestora del FF Euro Blue Chip quien, sin embargo, sí mueve la beta de la cartera, que suele oscilar entre el 0,9 y el 1 (actualmente la beta ex ante es de 0,93). La experta sigue encontrando valor en sectores defensivos. De hecho, la sobreponderación en compañías farmacéuticas y la reducción de la exposición a sectores de mayor beta es lo que ha motivado la bajada de la beta. En términos generales, la gestora de Fidelity explica que, teniendo en cuenta el bajo crecimiento económico y los riesgos geopolíticos, sigue centrándose en empresas que tengan la habilidad de crecer independientemente del entorno macroeconómico. “Estoy positiva en el sector sanitario, cuyos beneficios típicamente no se ven afectados por el entorno macro. Después de un periodo de varios años de expiración de patentes y escasa innovación, estamos entrando en una nueva fase de flujos de caja predecibles y desarrollo de nuevos medicamentos”.

“Esto se ha visto compensado parcialmente por la inclusión en la cartera de nuevas oportunidades en sectores de beta superiores, incluyendo el sector industrial, y la reducción de la infraponderación en el sector financiero, añadiendo ING, BBVA e Intesa Sanpaolo”, afirma la experta. El fondo también sobrepondera el sector de consumo cíclico, prefiriendo compañías con una significativa cuota de mercado, fuerte poder de fijación de precios, flujos de caja positivos y sólido potencial de crecimiento de beneficios. “También encuentro nichos de oportunidades en compañías industriales (Randstad o Schneider) y de telecomunicaciones (Deutsche Telekom), sector que se está volviendo atractivo por la mejora de los fundamentales y el momentum de fusiones y adquisiciones que vive”, revela.

Fabio di Giasante, gestor del Pionner Funds Euroland Equity, asegura estar posicionando la cartera en torno a tres convicciones. La primera es que están incrementando la exposición a sectores cíclicos ante el convencimiento de que estas áreas del mercado ofrecen “un gran potencial de beneficios, lo cual se combina con unas bajas valoraciones”. El segundo parte del reconocimiento de que las empresas con elevada rentabilidad por dividendo seguirá siendo un tema de inversión, sobre todo después del último movimiento del BCE, aunque “creemos que los inversores serán más perspicaces, buscando compañías no solo que paguen dividendos sino que este sea creciente”. Finalmente, Di Giasante explica que la estrategia durante los periodos de volatilidad será la de “comprar a mejores precios compañías defensivas growth”.

Pone como ejemplo de las últimas incorporaciones realizadas a la cartera la irlandesa CRH, compañía que podría beneficiarse de la recuperación económica en EE.UU (particularmente de los mercados de infraestructura) y que también podría verse impulsada por la recuperación de los países del núcleo de Europa. “La empresa cuenta con un balance fuerte, buen equipo directivo y una rentabilidad por dividendo del 3%”, dice de ella. Otra de las incorporaciones realizadas por Di Giasante ha sido L’Oreal, “compañía growth defensiva a la que hemos elevado exposición después de que la volatilidad del mercado nos haya provisto de un punto de entrada más atractivo”, explica a Funds People el gestor de Pioneer Investments.

Por último está John Surplice, gestor del Invesco Pan European Equities, el fondo de renta variable europea con más patrimonio en España. El gestor de Invesco ha reducido aún más el posicionamiento defensivo de la cartera al mostrarse convencido de que vamos a asistir a un rebote cíclico de los beneficios empresariales en Europa. El consenso de mercado augura un crecimiento del orden del 10% y Surplice cree que hay margen para asistir a sorpresas positivas gracias a la combinación de petróleo más barato, euro más débil y programas de quantitative easeing. Han vendido farmacéutivas y han reforzado su posición en entidades financieras, sector del que espera sea el que protagonice “el más evidente y vibrante rebote de los beneficios en los próximos dos años” (leer más).

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos