Tags: Latam |

Carlyle Group adquiere la gestora californiana TCW a Société Générale


El capital para la transacción vendrá de dos fondos de Carlyle y del equipo directivo de TCW. Los dos fondos son Carlyle Global Financial Services Partners L.P., un fondo del sector servicios financiero con patrimonio de 1.100 millones de dólares, y Carlyle Partners V, un fondo de “buyouts”, con 13.700 millones de dólares de patrimonio.

Société Générale contaba con el 85% de TCW, al ir añadiendo participación desde su adquisición inicial de parte de la gestora en 2001, por 880 millones de dólares. Sin embargo, recientemente amortizó 200 millones de euros de la valoración de la gestora en su balance.

Fundada en 1971, TCW es una administradora de fondos con unos 130.000 millones de dólares bajo manejo con una gama de productos que abarcan estrategias de renta variable y renta fija norteamericanas, productos internacionales y estrategias alternativas. La división de fondos mutuos suma activos de 42.000 millones de dólares con flujos netos de entrada de más de 13.000 millones de dólares en 2011 y 2012.

Según el comunicado, David Lippman, que anteriormente ocupaba los cargos de Director Gerente del Grupo TCW y Responsable de renta fija, se desempeñará como presidente y CEO de la gestora, reemplazando a Marc I. Stern. Al cierre de la operación Stern, actual vicepresidente de TCW, tomará el cargo de presidente del nuevo consejo de dirección de TCW.

La operación en su contexto

Durante los dos últimos años TCW ha estado inmerso en una batalla legal con Jeffrey Gundlach, ex responsable de su división de renta fija, fundador de DoubleLine Capital y uno de los gestores de bonos más prominentes de Estados Unidos. TCW despidió a Gundlach en 2009 y posteriormente demandó al experto y a su equipo por no cumplir con sus deberes fiduciarios y por robo de datos confidenciales de clientes y de sistemas propietarios de trading, actos cometidos con miras a la creación de DoubleLine Capital. Más de 40 empleados de TCW siguieron a Gundlach hasta DoubleLine, cuyo éxito ha sido innegable puesto que en 2011 se erigió como la gestora americana de mayor crecimiento al conseguir captar 11.000 millones de dólares con lo que terminaron el año por encima de los 15.000 millones.

Gundlach respondió a esta demanda con otra, en la que acusaba a TCW de deberle millones de dólares en comisiones impagadas por su labor en la gestora.

Por ahora los jueces han dado un veredicto mixto: reconocen que Gundlach no ha cumplido con su deber fiduciario pero al tiempo obligan a TCW a pagar 66,7 millones de dólares por las comisiones que le debían. Sin embargo, queda pendiente una decisión judicial que podría obligar a Gundlach a pagar 80 millones de dólares a TCW en concepto de royalties.

Entre tanto, TCW ha tratado de recomponer su franquicia en renta fija con la compra de Metropolitan West Asset Management. Sin embargo Société Générale, que como otros bancos europeos está necesitado de capital para cumplir con sus ratios de solvencia, decidió hace meses poner a la venta la unidad.

 

 

Lo más leído

Próximos eventos