Capital Group European Growth & Income: posicionamiento, cambios en la estrategia y visión de mercado del equipo gestor


El Capital Group European Growth & Income Fund es un fondo que en los últimos meses ha logrado entrar en listas de varios distribuidores en países como España, Italia y Suiza. En el caso de España, el producto ha conseguido hacerse un hueco como una de las estrategias de renta variable europea con más volumen de activos (ver datos del barómetro de la revista de Funds People). Se trata de un fondo de Capital Group con cinco estrellas Morningstar, 500 millones de patrimonio y que el año pasado ha logrado situarse como el mejor fondo de su categoría (Renta Variable Europa Capitalización Grande Blend). De hecho, desde su creación en 2002, el fondo es primer cuartil a uno, tres, cinco y diez años. Mark Denning es el gestor principal de la estrategia. Gestiona el producto junto con Alfonso Barroso y David Riley.

Arracaron el ejercicio ligeramente sobreponderados en empresas domiciliadas en Reino Unido y han ido incrementando sus posiciones a lo largo del año. En el último año han añadido una posición en Barclays, que ha terminado por convertirse en la segunda posición de la cartera. “Este aumento en la exposición a empresas británicas no responde a razones macro. Nuestra decisión tiene más que ver con el valor, ya que en este momento presenta oportunidades interesantes”. Las empresas de Reino Unido en las que invierten son multinacionales con negocio global. “De hecho, un gran número de empresas británicas poseen una exposición mínima al mercado nacional. Tan es así que más de 40% de las firmas domiciliadas en Reino Unido abonan sus dividendos en divisas distintas de la libra”.

Otro de los ajustes realizados en la cartera ha sido la exposición al mercado alemán. Aunque en este momento mantienen una posición infraponderada en el país, su exposición ha venido incrementándose ligeramente desde el arranque del ejercicio. “A comienzos del año se registró un alza en los precios por acción de un gran número de firmas alemanas, pero desde entonces el valor de las mismas no ha sido especialmente destacable. En lo que respecta a los sectores, la industria automotriz alemana podría acusar la ralentización en la demanda procedente de China, razón por la cual hemos limitado nuestras participaciones en este ámbito”, explica. En este sentido, la exposición del fondo a China y los mercados emergentes es escasa.

Exposición del fondo a emergentes y regiones a evitar

“Solo contamos con algunas inversiones en el ámbito de la automoción, en parte porque creemos que China está acumulando capacidad excedente en su producción nacional. De manera análoga, apenas hemos incluido en la cartera empresas de bienes de lujo con una exposición importante a Asia debido a que sus productos tienden a resultar muy caros en esta región y unos precios tan elevados podrían no ser sostenibles”. Por otro lado, a nivel regional, hay zonas de Europa en las que, por experiencia previa, tienden a invertir menos. En 2008, por ejemplo, mantuvieron una exposición a Rusia que resultó negativa para sus resultados. “Aprendimos la lección. Desde entonces solemos evitar el país, tanto que en este  momento carecemos de exposición a empresas radicadas en el mismo. No obstante, podemos invertir –como de hecho invertimos– en Europa del este cuando identificamos una oportunidad de inversión atractiva en la zona”.

Sin embargo, Denning considera que el crecimiento de las ganancias depende mucho de los sectores que se examinen, que a este respecto entienden tiene una relevancia mayor que las áreas geográficas. “Un ejemplo de ello sería el caso de los exportadores italianos, los cuales han mostrado una evolución favorable pese a las dificultades por las que ha atravesado el conjunto de la economía nacional. En general, soy de la opinión de que durante la última década las empresas europeas han adquirido un buen posicionamiento mundial –probablemente mejor que el de las estadounidenses–, particularmente en el sector del consumo básico, donde firmas como Unilever y Nestlé han establecido una clara hegemonía en todo el planeta”, explica. En general, considera que los balances empresariales en Europa gozan de buena salud, lo cual podría resultar beneficioso en los próximos años.

Un proceso de gestión muy particular

En lugar de contar con un sistema de ‘gestores estrella’, aplican un enfoque de inversión basado en la participación de múltiples individuos, siendo cada uno de los tres gestores responsables de un tercio de la cartera. Mark Denning, Alfonso Barroso y David Rileytres tienen estilos muy diferentes, al gustarles partes del mercado muy distintas. “Este planteamiento difiere del sistema de comités, ya que desde nuestro punto de vista este presenta carencias e impide que un fondo pueda invertir en una mayor cantidad de títulos interesantes. El hecho de que cada uno de los profesionales posea un estilo en cierta medida distinto nos da la oportunidad invertir en aquellas que estos consideran las mejores oportunidades, y gracias a ello construimos carteras diversas y basadas en la convicción. También seleccionamos a los gestores de cada fondo en función de sus enfoques complementarios y, al contar con aportaciones de varios profesionales, evitamos parcialmente la ciclicidad en los resultados individuales”.

A Alfonso Barroso le gustan compañías de calidad con buenos flujos de caja, generalmente en sectores más defensivos y que paguen dividendos. David Riley es el mas diversificado de los tres, con una cartera de unos 50 nombres, y el que sigue una filosofía más macro a la hora de construir su cartera. Denning se centra en tres áreas fundamentales. En primer lugar, busca empresas que en el futuro vayan a venderse con un ratio de precio-beneficio superior al que presentaban en el momento en el que las compró, es decir, firmas capaces de  incrementar su valor. Además, focaliza su atención en firmas que poseen capacidad  para aumentar sus ganancias con el paso del tiempo, particularmente durante periodos de dificultad. “Desde mi punto de vista, dar prioridad a empresas capaces de desenvolverse con éxito en diferentes entornos de mercado es un factor importante a la hora de invertir con un enfoque a largo plazo”, afirma. En último lugar, trata de encontrar títulos que, además de pagar buenos dividendos en la actualidad, pretendan incrementarlos de cara al futuro.

Ante la peculiaridad de esta filosofía de inversión, la pregunta más habitual de los inversores es si existe solapamiento en la cartera. La respuesta es que sí. “Naturalmente, es menos frecuente que los tres gestores hayamos adquirido la misma empresa que dos de nosotros lo hayamos hecho, pero dicho esto, y puesto que tenemos diferentes estilos de inversión, debo señalar que muchas firmas solo figuran en la cartera de un gestor. De esta forma, el hecho de que los tres hayamos incluido un mismo valor nos aporta un elevado grado de  confianza en el mismo”. Actualmente, el fondo cuenta únicamente con cuatro empresas seleccionadas por los tres. HSBC es una de ellas. “Hace poco invertí en este banco por primera vez en mi carrera. La caída sufrida por el valor carecía de justificación”.

A lo largo del tiempo, la tasa de rotación anual del fondo ha tendido a situarse en torno al 25%. En este momento, el nivel de liquidez ronda el 7%, porcentaje que viene reduciéndose desde el inicio del ejercicio. Ese porcentaje es resultado de la suma de las posiciones en ‘cash’ que mantienen los tres gestores. “Si bien nuestras reservas en liquidez se encuentran hoy en cotas superiores a las que solemos mantener, ello se debe a que los mercados han subido marcadamente y consideramos que la tendencia podría estar a punto de invertirse. Preferimos actuar con cautela, y esta posición nos proporcionaría un colchón en caso de turbulencias en los mercados”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos