¿Cambio de tendencia en la evolución de los flujos a ETF? Mayo termina con resultados irregulares


¿Están los ETF perdiendo fuelle? Tras el fuerte crecimiento del patrimonio que han encadenado esta clase de productos durante aproximadamente el último año, el último informe ETP Landscape de BlackRock – correspondiente a mayo de 2015- indica que los ETF captaron 18.000 millones de dólares en mayo, aunque si se excluyen las suscripciones en fondos de renta variable fuera de EE.UU., entonces “los flujos fueron bastante planos”. El balance anual indica que se han captado 123.800 millones de dólares en activos en lo que va de 2015. 

Este comportamiento irregular se puede atribuir a varios factores. En primer lugar, desde BlackRock indican que los fondos cotizados europeos registraron unas entradas de capital de 1.600 millones de dólares, el mínimo del sector en los últimos seis meses. Los expertos atribuyen este descenso a una moderación del sentimiento inversor respecto al entorno económico de la región tras un primer trimestre que ha sido fuerte. “La inversión en productos cotizados registrada en mayo apunta a que los inversores en renta variable europea podrían estar mirando hacia otros segmentos, ya que los ETF de renta variable europea siguieron registrando entradas de capital, pero a un ritmo inferior al de los últimos seis meses. Buena parte de las inversiones se realizaron a finales de mes, tras la noticia de que el BCE podría realizar sus compras de bonos antes de lo previsto” explica Ursula Marchioni, responsable de análisis de ETPs para BlackRock.

También se ha registrado una menor velocidad en los flujos de entrada a ETF de renta variable con la divisa cubierta; atrajeron 3.400 millones de dólares, el dato más bajo desde octubre, aunque desde BlackRock puntualizan que a finales de mes se volvieron a acelerar en los fondos de Japón, Europa y la región EAFE (Europa, Australasia y Extremo Oriente). Por otra parte, y después de las fuertes salidas de abril, los ETF de renta variable estadounidense se anotaron un volumen de inversión de 400 millones de dólares en mayo.

En el mes saliente, los productos con un comportamiento más destacado fueron los fondos cotizados de renta variable japonesa y de renta variable de la región EAFE, que mantuvieron su dinamismo con una inversión de 5.800 millones de dólares y 4.200 millones, respectivamente. Desde iShares destacan la firmeza de estas dos tendencias, que ha permitido a ambas categorías haber superado ya el balance total que registraron en 2014. “Hasta ahora, 2015 se ha caracterizado por dos tendencias: salidas de capital en las exposiciones a renta variable estadounidense y entradas de capital en la mayoría del resto de mercados desarrollados de renta variable”, comenta Ursula Marchioni. Se pueden encajar igualmente en esta tendencia los flujos de entrada en fondos de renta variable emergente por segundo mes consecutivo; en esta ocasión, han atraído 1.600 millones de dólares, con lo que los flujos de esta clase entran en terreno positivo en lo que va de año. 

Dentro de la renta fija, desde la firma indican que el volumen de inversión en fondos cotizados que replican esta clase de activo mostró una trayectoria plana en términos generales, pero se mantuvo por encima del ritmo histórico alcanzado en 2014. Los fondos cotizados de renta fija con grado de inversión experimentaron un volumen de 900 millones de dólares, mientras que los de deuda emergente lograron captar 500 millones. En cambio, los fondos cotizados de deuda pública estadounidense tuvieron que hacer frente a ventas por valor de 2.800 millones de dólares. “La captación de activos ha sido volátil debido principalmente a la incertidumbre de los inversores sobre el momento en el que se realizará la subida de tipos en EE. UU.”, explica la responsable. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos