Tags: Latam |

Brasil favorita para el Mundial, Chile sin casi opciones, y alza en bolsa para el campeón: ¿Está de acuerdo con Goldman Sachs?


¿Es más difícil predecir tendencias en los mercados o un conjunto de resultados en deporte? Más allá de esta disyuntiva de difícil respuesta, en Goldman Sachs han publicado un informe con estimaciones de probabilidades de ganar el Mundial de Brasil 2014, que se celebrará entre el 12 de junio y el 13 de julio, para todas las selecciones participantes y un análisis sobre cómo podría afectar el campeonato a los mercados.

Empezando por lo último, el portafolio strategy, Peter Oppenheimer, concluye que “por lo menos por un breve periodo”, el Mundial de fútbol sí tiene un impacto bursátil. El equipo de análisis de la entidad ha identificado un patrón una vez analizados los mercados desde el Mundial de 1974 que ganó Alemania a la naranja mecánica de Holanda en la final. “En promedio, el mercado del país vencedor supera al mercado global en un 3,5% durante el primer mes”, explican. Ocurrió incluso en el último Mundial, cuando ganó España también a Holanda en la final con gol de Iniesta y se registró en Madrid un alza en la Bolsa del 5,7% a pesar de la crisis financiera y económica que arrastraba el país.

Solo hay una excepción de esto, y fue con la victoria de Brasil con dos goles de Ronaldo (aunque el balón de oro del campeonato fue para Oliver Kahn) en el Mundial 2002. Entonces, el torneo y la victoria de la canarinha no fue suficiente para eclipsar los eventos macroeconómicos, con una profunda recesión y crisis de divisa.

Pese a lo anterior, y aunque el efecto es significativo, éste no se prolonga en el tiempo y suele disiparse antes de los tres meses. Además, los mercados registraron pérdidas en promedio del 4% en el año posterior. Los sentimientos sólo llegan hasta cierto punto y hasta cierto momento, arguyen.

Y, ¿qué pasa con el subcampeón? A pesar de que entre 32 selecciones, y teniendo que pasar tres eliminatorias, llegar a la final ya de por sí debería ser un éxito, la decepción se suele apoderar del subcampeón, al que le queda la última sensación de derrota. Así, el promedio de retornos en el país del subcampeón es totalmente contrario al campeón, con pérdidas del 2% en el mes siguiente a la final. Pero esta media está muy sesgada por la caída de un 33% en el mercado argentino en 1990, que se debió a condiciones internas como el colapso de su mercado de valores y la depreciación de la divisa.

Brasil, favorita

Según las estimaciones de Goldman Sachs, Brasil tiene un 48,5% de probabilidades de ganar el Mundial. Es decir, casi la mitad de opciones son para la anfitriona, que es la cuarta selección en el ranking FIFA. El modelo estadístico está construido, explican Jan Hatzius, Sven Jari Stehn y Donnie Millar, con predicciones para cada partido en función de una base de datos formada por más de 14.000 partidos oficiales celebrados desde 1960. Las variables dependientes de la regresión son los goles para cada equipo.

Con este modelo Brasil es la principal favorita con mucha diferencia para alzarse con el trofeo el 13 de julio, arropada además por sus seguidores. Muy lejos en opciones aparece Argentina. La albiceleste, con Messi liderando el equipo, tiene un 14,1% de probabilidades de ganar el Mundial.

Aun otras dos selecciones tienen opciones importantes, según este estudio. Alemania contaría con un 11,4% mientras que España, actual campeona, un 9,8%. Algo más lejos se sitúa Holanda con un 5,6%.

Algunos datos que sorprenden son las pocas probabilidades para la victoria final de tres campeonas del Mundo. El modelo da un 1,5% de posibilidades a Italia, cuatro veces campeona mundial y actual subcampeona de Europa. Mientras que Inglaterra, pionero y clásico de este deporte, tiene un 1,4%. Uruguay, que también sabe lo que es ganar el Mundial, además por dos veces y una de ellas precisamente en Brasil, un 1,1%. Mientras que Francia, campeona en 1998 y finalista en 2006, no llega a la unidad con un 0,8%. Menos que el 0,9% de Portugal, para la que Cristiano Ronaldo, último balón de oro del año, no es suficiente para que el modelo de Goldman Sachs le otorgue más chance.

Detrás de estos países aparece Chile con una probabilidad del 0,5% de levantar el título en Brasil. A pesar de estar en uno de sus mejores momentos de su historia futbolística la regresión estimada por Goldman Sachs proyecta un cuadro de eliminatorias en el que no estaría la selección dirigida por Jorge Sampaoli, ya que no pasaría de primera ronda en un grupo en el que sí lo harían España y Holanda. Así, el estudio concluye que la roja sólo tiene una opción entre 200. Pero al fin y al cabo, la tiene.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos