Tags: Latam |

Brasil: “¿Auge o burbuja?”


Para Félix, Brasil se encuentra en su mejor momento de la historia reciente. Tiene un crecimiento del PIB consistente, una tasa de desempleo moderada, los ingresos y el consumo aumentando y una acelerada movilidad social. Brasil ha crecido consistentemente durante los pasados 10 años, llegando a situarse en el octavo puesto de economías mundiales.

Este crecimiento de la economía ha supuesto, por un lado, una disminución de la tasa de desempleo, y por otro, un aumento de la clase media, lo que significa incremento de los ingresos disponibles, y esto se traduce en un mayor consumo.

Sin embargo, el país tiene aún que lidiar con algunos aspectos negativos que crean cierta incertidumbre: creciente inflación, ralentización de la tasa de crecimiento, divisa sobrevalorada y aumento del precio de los activos.

El incremento de la inflación puede ser señal de un sobrecalentamiento de la economía. El Gobierno ha tomado cartas en el asunto aumentando los tipos de interés, situándolos entre los más altos del mundo, y esto tiene implicaciones: desaceleración de la economía y sobrevaloración de la moneda. De hecho, Brasil es actualmente de los países más caros del mundo. Aunque parece que el mercado no se muestra preocupado. El déficit por cuenta corriente sigue bajo control y se mantiene en torno al 2,3%.

El mercados de valores por su lado, sigue barato si lo comparas con otros mercados, y aún así, el índice BOVESPA está niveles previos a la crisis.

Mercado de IPO

Los inversores tienen ahora un enfoque mucho más selectivo. Esto se traduce en una disminución del número de IPO con respecto a las previsiones a principios de año. De las IPO del 2007, un año y medio después, el 80% estaban por debajo de su valor. Esto ha cambiado, el mercado es ahora mucho más sofisticado.

La falta de infraestructura es un serio cuello de botella para el crecimiento del país. Entre los años 2011 y 2014 se invertirán 560.000 millones de dólares, el 40% procederá del sector privado. Brasil podría crecer a doble dígito si no tuviera poner en marcha una infraestructura apropiada.

Impacto para el private equity

El lanzamiento de nuevos fondos hace que el capital comprometido aumente. Los acuerdos de private equity son cada vez más populares y de mayor tamaño. Además hay un saludable mercado de salida a través de IPO y ventas.

Brasil es objetivo tanto de private equities locales como internacionales. La penetración de la industria en el país ha sido significativa, pero aun queda espacio para crecer. Hay además muchos negocios familiares buscando socios dentro de los private equities. 

En conclusión, el entorno es favorable para el private equity y lo seguirá siendo durante los próximos cinco años. Nos enfrentamos a un periodo de madurez de la industria donde las rentabilidades diferenciarán a los grandes jugadores, de los mediocres.

 

Lo más leído

Próximos eventos