Tags: Latam |

BRAM lanzará un fondo de bolsa latinoamericana en su sicav de Luxemburgo


“Queremos que sea un producto muy potente y por eso vamos a esperar un poco hasta que acumule un buen historial”, afirma Levy. La sicav de BRAM en Luxemburgo cuenta ya con cuatro fondos, a disposición de inversionistas de Europa, Asia y Latinoamérica. En Europa, principalmente, se dirigen a distribuidores y family office.

BRAM, la administradora de fondos de Banco Bradesco, cuenta con más de 128.000 millones de dólares de activos bajo gestión. Levy explica que los inversionistas internacionales empiezan a percibir el atractivo que ofrecen los productos de gestión activa de renta fija y renta variable brasileña.

“Ha existido una dicotomía, al invertir en Brasil, de optar por beta vía ETF de bajo coste y apostar por alfa en activos alternativos como inmobiliarios o private equity para intentar encontrar rentabilidades elevadas. Ahora, se puede encontrar rentabilidad atractiva en renta fija y renta variable con estrategias activas y los inversionistas institucionales se dan cuenta de ello. Y una entidad como la nuestra puede ofrecer valor a los clientes internacionales”, explica el CEO de BRAM.

El valor de la sicav

La sicav luxemburguesa de BRAM incluye cuatro fondos, dos de renta fija (el Bradesco Global Funds Brazilian Global Bonds y el Bradesco Global Funds Short Duration) y dos de renta variable (el Bradesco Global Funds Brazilian Equities Megatrends y el Bradesco Global Funds Brazilian Equities Mid Small Caps)

“Uno de los fondos más exitosos que tenemos es el Brazilian Global Bonds, que ofrece exposición a renta fija brasileña en dólares de empresas locales que emiten en el exterior. El objetivo es ofrecer una rentabilidad atractiva y estable, teniendo en cuenta que es un producto que invierte en títulos de calidad y no en high yield”, señala Levy.

El CEO de BRAM asegura que, al invertir en renta fija privada, “el análisis marca la diferencia”. Comenta que mantienen un sesgo claro hacia títulos y emisores de alta calidad y destaca que cuentan con 12 analistas en Sao Paulo.

En renta variable, su fondo de pequeñas y medianas empresas ofrece exposición al consumo local. “Es un producto en el que creemos y que el año pasado pudo ofrecer rentabilidades positivas a pesar de las caídas del mercado. Las medianas empresas brasileñas tienen en agregado un tamaño mayor que el total de los mercados de México, Indonesia o de muchos otros emergentes”, comenta Levy.

Su fondo Megatrends, que están presentando a inversionistas institucionales, utiliza estrategias cuantitativas elaboradas a partir del análisis fundamental de BRAM. “Se basa en las previsiones de los analistas de BRAM y no en medias históricas”, afirma Levy.

El Dr. Levy tiene una larga carrera tanto en el sector privado como en el público, en el que ha desempeñado, entre otros cargos, el de Secretario del Tesoro durante el primer Gobierno del presidente Lula y el de Secretario de Finanzas del Estado de Río de Janeiro. También ha trabajado en organismos como el FMI, el BID o el BCE. Es licenciado en administración de empresas por la Fundación Getulio Vargas y tiene un doctorado en Economía por la Universidad de Chicago.

Oportunidad en infraestructuras

Joaquim Levy destaca que hay un nuevo tipo de activo en el mercado brasileño que puede resultar muy atractivo. Se trata de los bonos de infraestructuras. “Ya ha habido emisiones, por ejemplo para una autopista de peaje. Y es interesante porque además está libre del pago del impuesto sobre la renta y del IOF que se carga a los inversionistas extranjeros. Para la segunda mitad del año y para 2013 esperamos un gran desarrollo de este mercado, con emisores en sectores como la energía, el transporte y la logística. Se trata de un segmento de mercado que casa bien con nuestra filosofía de preservación de capital”, explica.

BRAM cuenta ya entre su oferta de fondos brasileños con un producto de renta variable que invierte en empresas cotizadas de infraestructuras. “Queremos aprovechar estas oportunidades. Son sectores que, aunque el mundo siga en su particular ‘Edad del Hielo’, pueden mantenerse a salvo, al menos por algún tiempo. Ofrecen exposición al mercado local con una mayor resistencia y con rentabilidades más altas que las de las empresas de consumo”, dice.

Para Levy, las empresas brasileñas están entre las mejores de los mercados emergentes en cuanto a transparencia y buen gobierno corporativo.

El negocio en Brasil

El CEO de BRAM considera que hay una gran oportunidad de negocio en Brasil para las administradoras de activos. “El comportamiento del inversor cambia y ahora busca alternativas a la renta fija pública. Los clientes no están acostumbrados a tipos reales bajos o negativos y buscan otros activos de renta fija. Este año ya se ha visto apetito por bonos corporativos. Para un emisor, ofrecer un diferencial de un punto porcentual sobre la renta fija pública es asumible. El mercado secundario se beneficia de la llegada de inversionistas internacionales, que apuestan por la renta fija en moneda local, lo que aporta liquidez al mercado. Para las administradoras locales esto es algo muy positivo”, señala.

Sobre la economía de Brasil, Levy apunta que lo importante es que la política de relajación monetaria siga respaldada por una política fiscal disciplinada, algo que, asegura, no parece en cuestión. “Brasil es una economía robusta, sin excesos y con un mercado laboral estable. La estrategia de largo plazo es la de converger hacia unos tipos de interés más bajos. La crisis global ha tenido un efecto sobre Brasil. Queremos un crecimiento sostenible, pero sin dejar de estar ligados a la economía mundial. La apreciación del real ha supuesto un reto para la industria local. Vemos ya señales de recuperación en la industria local. Vemos una recuperación progresiva y esperamos una oleada de privatizaciones, lo que atraerá más inversionistas. En paralelo, el mercado de capitales se desarrolla, lo que facilita la inversión y la financiación de las empresas”, opina.

Otros mercados

Sobre el crecimiento exterior de BRAM, Levy destaca el éxito del fondo que lanzaron en Japón el año pasado y anuncia que crearán más productos para este mercado y para otros países de Asia. En Latinoamérica, esperan entrar en el mercado de las AFP en Chile, donde cuentan ya con un fondo de renta variable gracias a un acuerdo con BanChile. “Ya tenemos experiencia en pensiones en Brasil”, señala.

También esperan cerrar acuerdos con distribuidores en México y Colombia, sin necesidad de tener presencia física en esos mercados. “México es particularmente interesante”, reconoce Levy.

 

Lo más leído

Próximos eventos