Tags: Latam |

BRAM apuesta por bonos brasileños en dólares


En noviembre de 2010, la entidad lanzó el Bradesco Global Funds Brazilian Global Bonds, un fondo UCITS domiciliado en Luxemburgo. Se trata de un producto que ofrece liquidez diaria y que invierte tanto en renta fija pública como privada brasileña denominada en dólares.

Clayton Rodrigues, Manager Senior de Renta Fija de BRAM y gestor del fondo, explica a Funds Americas su estrategia y las peculiaridades de este producto, que cuenta con casi 70 millones de dólares en activos bajo gestión.

Pregunta: ¿Qué ventajas ofrece invertir en deuda externa brasileña? ¿Qué ofrece este tipo de activo a los inversionistas frente a la renta fija en moneda local?

Respuesta: La deuda externa brasileña ofrece una excelente oportunidad de inversión para los inversionistas internacionales que busquen rentabilidad, buenos cupones y unos fundamentales sólidos, dentro de un vehículo liquido y efectivo desde el punto de vista de los costos. Los bonos corporativos brasileños ofrecen una rentabilidad de entre un 6% y un 7% y la deuda pública ofrece cerca de un 3%, en línea con otros mercados emergentes (y algunos desarrollados) con fundamentales mucho menos atractivos. Esperamos que la economía siga creciendo por encima del 3% con el apoyo del consumo interno (que representa un 60% del PBI), un 6% de desempleo, disciplina fiscal, inflación controlada y una ratio de deuda por debajo del 40% del PBI. Todo esto contribuirá a seguir atrayendo inversión extranjera directa y hacia los mercados de capitales y a consolidar a Brasil en el quinto puesto mundial en reservas internacionales. Así, se prepara el camino para nuevas subidas de rating desde el nivel actual de BBB.

Específicamente, las ventajas de invertir en deuda externa para los inversionistas internacionales son:

-No hay impuesto IOF. Las inversiones en instrumentos de deuda externa están exentas del impuesto IOF del 6% sobre los activos en moneda local.

-No hay exposición al real ni costes de cobertura de divisa. Todas las inversiones del fondo son en dólares.

-Hay mayor liquidez. El universo invertible es muy líquido, mientras que el mercado secundario de deuda en moneda local está en una fase embrionaria.

-Diversificación. El universo de inversión es más amplio que el de la deuda en moneda local.

 

P.: ¿Se obtienen beneficios al combinar bonos corporativos y gubernamentales?

R.: Tener la flexibilidad de mezclar bonos corporativos con gubernamentales es una herramienta poderosa para mejorar la rentabilidad, diversificar el riesgo y reducir la volatilidad de la cartera, al tiempo que se mejora la liquidez.

Típicamente, los bonos corporativos tienden a comportarse mejor que los soberanos en mercados alcistas, y viceversa, excepto en los países en los que los inversionistas confían más en las empresas que en el Gobierno, como hemos visto recientemente con títulos europeos. Podemos decir tranquilamente que ese no es el caso en Brasil.

 

P.: ¿Aplica alguna restricción de liquidez a la hora de seleccionar títulos?

R.: Sí, ya que el fondo ofrece liquidez diaria, hacemos un análisis cuantitativo y una valoración de cada título revisando distintas variables, entre las que la liquidez es clave. Consideramos el volumen que negocian esos títulos cada día, las horquillas históricas de compra/venta y el total de títulos disponibles para ayudarnos a determinar el nivel de liquidez y asegurar que evitamos problemas.

 

P.: ¿Cuán diversificado está el portafolio en términos de exposición sectorial? ¿Ofrece una exposición adecuada al crecimiento de Brasil? ¿Las emisiones en dólares son menos volátiles que la deuda en moneda local?

R.: La exposición sectorial del portafolio está bien diversificada y es una muestra representativa del crecimiento de Brasil. Tenemos un 30% en materiales básicos e industria; un 40% en consumo, utilities, energía y comunicaciones; y un 30% en financiero. Desde el punto de vista de un inversionista extranjero, la deuda externa ofrece menos volatilidad al no haber impacto en la fluctuación de la divisa. En términos de liquidez, es importante notar que el mercado local de bonos en reales es menos profundo y los inversionistas suelen mantener los títulos hasta vencimiento. Como referencia, me gustaría destacar que en el mercado de deuda exterior ha habido emisiones por 38.000 millones de dólares en 2011 y 15.000 millones sólo en enero de este año.

 

P.: ¿Qué rentabilidad se puede esperar para el portafolio en este año?

R.: En 2011 el fondo ganó un 7% y entre enero y febrero de este año se apuntó un 2,47%. Actualmente, el 70% del portafolio está invertido en bonos corporativos, con una rentabilidad a vencimiento (YTM) del 6,3%, y un 30% en soberanos, con una YTM del 3% aproximadamente. Esperamos que el fondo siga registrando rentabilidades consistentes.

 

P.: ¿Cuál es la duración media del portafolio y cuál es la calidad crediticia media de los bonos corporativos en los que invierte?

R.: Actualmente, la duración media es de 7 años y el sesgo es hacia títulos BBB, con un 55% sobre el total, seguidos de un 15% de BBB- y el 30% restante con al menos calidad BB.

 

P.: ¿Por qué deberían los inversionistas considerar su fondo tanto desde un punto vista fundamental como técnico? ¿Son las condiciones actuales adecuadas para invertir?

R.: Pensamos que las condiciones son adecuadas para entrar en el fondo ahora, dado el gran volumen de liquidez originada por los programas de relajación cuantitativa de los bancos centrales y el crecimiento y la rentabilidad poco atractivos de otros mercados. Brasil destaca como una buena opción.

Desde un punto de vista fundamental, el fondo ofrece acceso al crecimiento de Brasil, con rentabilidades de mercado emergente y un rating BBB con sólidos fundamentales. Específicamente, en los próximos cuatro años el crecimiento será impulsado por inversiones en infraestructuras necesarias para los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo, lo que se reflejará en los precios de las acciones y los bonos. La renta fija privada ofrece potencial de apreciación de su precio y cupones atractivos. Los bonos gubernamentales también deberían ofrecer el mismo potencial de revalorización a medida que la percepción sobre el riesgo de Brasil mejore y los diferenciales se reduzcan.

Desde el punto de vista técnico, si nos fijamos en la apreciación del Bovespa hasta la fecha, es evidente que los precios de los bonos se han quedado rezagados. Todas las señales técnicas de las principales bolsas son alcistas así que los bonos deberían también apreciarse. El fondo será un buen vehículo para capturar esta tendencia, especialmente ahora que tenemos un 70% de los activos invertidos en bonos corporativos.

 

P.: ¿Cuántas posiciones y cuántos emisores hay en el fondo?

R.: De media, tenemos unas 30 posiciones diversificadas entre unos 15 emisores de un total de 50 disponibles. Hacemos la asignación a sectores de acuerdo con nuestra visión macro sobre la economía brasileña y empleamos el análisis de valores para seleccionar los títulos más atractivos en términos relativos dentro de esos sectores.

 

P.: Cuéntenos un poco sobre su proceso de inversión. ¿Cómo selecciona los títulos? ¿Cómo construye el portafolio y cómo maneja el riesgo?

R.: Somos una entidad que invierte desde una óptica fundamental, con un equipo de inversión de 53 profesionales, todos trabajando desde Sao Paulo, lo que nos da una ventaja como un actor importante sobre el terreno. En pocas palabras, diría que nuestro proceso mezcla la visión macro con la selección de valores y un manejo activo del riesgo.

Nuestro equipo macro, compuesto por cinco personas, nos aporta la visión sobre la economía y las perspectivas sobre las que nos apoyamos para construir nuestro escenario base y la asignación sectorial. El análisis de valores proviene de nuestro equipo de 9 analistas que puntúan los títulos por liquidez, buen gobierno, criterios fundamentales y técnicos. Crean un ranking aplicando modelos propios. Las puntuaciones se registran sobre la curva de los soberanos para encontrar las opciones más atractivas desde el punto de vista de rentabilidad y riesgo. Entonces, el manager elige los valores y asigna los pesos a discreción, siguiendo las reglas de concentración por emisor del MSCI 10/40.

El proceso de construcción del portafolio es disciplinado y constante. Tenemos reuniones diarias para monitorizar el universo de inversión y nuestras posiciones y para discutir el flujo de noticias y las ideas de inversión. Presentamos nuestros portafolios al comité de inversión cada semana e informamos sobre la rentabilidad de manera mensual, aunque el fondo cuenta con liquidez diaria.

Sobre el riesgo, hay tres capas de control de riesgo que merece la pena mencionar. Primero, nuestro equipo de control de riesgos realiza análisis de estrés sobre el portafolio cada día. Los analistas revisan cada posición y en tercer lugar el fondo cumple de manera estricta con los límites de concentración por emisor.

 

P.: ¿Cuál es su visión macro sobre Brasil y la evolución del real para 2012?

R.: Nuestra visión es que la economía brasileña debería seguir creciendo de manera sostenida, en el rango de entre un 3% y un 3,5%, apoyada por una economía interna robusta (que crece al 4,5%) y baja inflación gracias a una exitosa mezcla de políticas monetarias y fiscales, que en mi opinión contribuyen a mejorar la percepción del riesgo de Brasil y ayudan a atraer capitales. En caso necesario, el Banco Central tiene margen para intervenir, lo que es positivo.

Pero por supuesto, Brasil no es una isla y la marcha del real depende también de factores externos y se verá impactada por las políticas monetarias de Estados Unidos y Europa, por los flujos comerciales, los precios de las materias primas y la percepción del riesgo.

 

Lo más leído

Próximos eventos