Tags: Latam |

Bradesco Asset Management: "Nos gusta México y Perú, mientras que Brasil es un caso fuerte para el medio plazo"


Mientras Europa y Estados Unidos continúan en su camino hacia la recuperación, los mercados emergentes siguen adaptándose al nuevo entorno, mientras que Brasil se enfrenta a importantes retos a tan sólo pocas semanas de que inicie la Copa Mundial de la FIFA y cada vez más cerca de las elecciones presidenciales de este año. Desde Bradesco Asset Management, prestan especial atención a la evolución de estos mercados, con especial interés en Alemania y los países de la periferia de la Unión Europea, México y Perú.

- ¿Qué opina sobre la situación en Europa y EE.UU.?

Tenemos una visión constructiva y positiva con ambos. Vemos que el crecimiento económico regresa al 3% en los EE.UU. y al 1,3% en Europa. La economía de Estados Unidos está lista para un nuevo ciclo de crecimiento - los bancos, las familias, el gobierno y el sector de la vivienda han reducido su  apalancamiento. Con una política monetaria acomodaticia, la holgura en el mercado de trabajo comenzará a desaparecer más rápido en los próximos trimestres. Creemos que las discusiones acerca de la primera subida de tipos estará en la mesa junto a la final de este año y consideramos que la subida del tipo de interés efectivo estará en su lugar por el segundo trimestres del 2015.

En Europa, vemos signos muy interesantes en Alemania y en la periferia. Después de los ajustes difíciles, las economías están empezando a ser recompensadas. Sin embargo, el crédito sigue siendo restringido y la prueba de estrés bancario pospondrá la recuperación del crédito, pero sin duda es un gran paso hacia la reparación de los balances de los bancos. Vemos al Banco Central Europeo (BCE) apoyando el crecimiento y el crédito con otros estímulos.

En el caso particular de estos dos países, los principales riesgos a los que se enfrentan son, para Europa, la rapidez con la que el crédito recupere niveles más normales y la tasa de desempleo. En el caso de Estados Unidos, un prolongado período de tasa de desempleo de larga duración.

- ¿Cómo considera a los mercados emergentes? ¿Qué países cree son los más interesantes?

Los mercados emergentes van a tener que prepararse para un por un entorno con menor impulso de las materias primas y el fin del dinero barato (debido al aumento de las tasas en los Estados Unidos). Eso va a cambiar la dinámica del flujo de seguir adelante. Sin embargo, la recuperación global es sin duda positivo para el mundo de los mercados emergentes. Esto significa que las perspectivas a mediano plazo son positivas. Además, estos países mejoraron mucho en los últimos años, por lo que son mucho más fuertes cuando se enfrentan a presiones mundiales. Entre los países que nos gustan se encuentran México y la historia del Perú en América Latina. Brasil es un caso fuerte para el mediano plazo, pero se enfrenta a algunos desafíos en el corto plazo.

El caso de Brasil

A tan sólo semanas de que empiece el Mundial de Fútbol, y en medio de nuevas manifestaciones, Brasil sigue siendo una gran incógnita para muchos inversionistas. Fernando Honorato, de Bradesco Asset Management, indica que "los indicadores externos apuntan a que la economía del país ha mejorado dramáticamente en la última década y ofrece un entorno seguro para los inversionistas extranjeros. Los bancos, las familias y las empresas tienen una muy baja grado de apalancamiento, lo que supone una base para que el crecimiento futuro se acelere".

¿Dónde ve oportunidades en estos momentos y cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la economía brasileña?

Hay grandes oportunidades en el sector de infraestructura y también en el sector de la vivienda a medio plazo, pero podríamos hablar de un par de otras opciones. La economía se enfrenta a retos a corto plazo relacionados con el aumento de la inflación y el déficit por cuenta corriente. El Banco Central está elevando los precios y la moneda se devaluó bastante recientemente, por lo que estas cuestiones se están abordando. A medio plazo, los retos son aumentar la productividad, fortalecer las cuentas fiscales, dar cuenta de una agenda de trabajo y la reforma fiscal.

¿Cómo podría afectar al mercado las elecciones que se celebrarán en el segundo semestre del año? ¿Qué recomienda a los inversionistas?

Las elecciones no han sido un problema en Brasil desde 2003, y creemos que esta año no va a ser tan diferente. Candidatos de la oposición se perciben como más favorable al mercado que el actual gobierno, de modo que pueden crear cierta volatilidad, pero no esperamos que sea diferente de lo habitual durante el período. También suponemos que el que gane las elecciones promoverá algunos ajustes macroeconómicos hacia la reducción de la inflación, lo que permite ajustes de precios relativos, el fortalecimiento fiscal y permitiendo una gran inversión del sector privado en el área de infraestructura.

Los inversores podrían beneficiarse de las perspectivas de crecimiento a medio plazo. Especialmente teniendo en cuenta que las valoraciones son atractivas en este momento, aunque se necesita un poco de precaución debido al aumento de los rendimientos globales.

Lo más leído

Próximos eventos