Bonos de mercados emergentes: Construcción de la cartera en base a las mejores ideas


En los últimos tres años, pocas clases de activos globales vivieron una reevaluación del riesgo tan importante como la que han experimentado los bonos de mercados emergentes en moneda local. El yield que ofrece la clase de activo frente a una cesta de bonos del estado de países desarrollados se encuentra en máximos de seis años, tras un repunte del 5,4%. Al mismo tiempo, las divisas de los países emergentes han caído recientemente hasta tal punto que muchas de ellas, en vista de varias medidas de valoración, parecen muy baratas. Vemos oportunidades selectivas en los países con sólidos fundamentales, pero en los cuales, sin embargo, los precios de los activos reflejan la debilidad general de la clase de activos, como, por ejemplo, México e India.

Las oportunidades en el ámbito de las monedas fuertes son mucho más diversas. Aunque el universo tiene alguno de sus componentes en apuros como Venezuela, Argentina o Ucrania, los inversores tienen muchas otras posibilidades para evitar estos países e invertir solamente en aquellos en los que la calificación crediticia haya mejorado fundamentalmente. Los diferenciales de crédito de los bonos del estado se han ampliado debido a la reciente debilidad provocada por China y las materias primas, y empezamos a ver más oportunidades interesantes para aumentar el riesgo. 

Pero, ¿cuáles son los actuales desafíos macroeconómicos para los instrumentos de deuda de los mercados emergentes? En 2015, los mercados emergentes estuvieron expuestos a una variedad de riesgos externos. La amenaza de la retirada de Grecia de la zona euro representaba un riesgo para un pequeño número de las economías de Europa del Este, en especial en relación con el comercio y la banca. Dado que la situación en Grecia a corto plazo ya no es un problema, ya no estamos tan preocupados por este asunto. Sin embargo, la nueva caída en los precios de las materias primas sigue siendo un reto para los países que dependen de estos productos como fuente de sus exportaciones, sus ingresos o el crecimiento del PIB (muchos de ellos en África, la Comunidad de Estados Independientes - CIS y Latinoamérica). Actualmente, estos países están realizando los ajustes necesarios en términos de política macroeconómica con el objetivo de estabilizar sus economías. El persistente riesgo de una subida de los tipos de interés por parte de la Fed resuena en todo el mundo, pero se muestra, en particular, una de las preocupaciones más importantes para aquellos países emergentes, los cuales dependen en gran medida del capital extranjero para financiar su cuenta corriente y/o su déficit presupuestario, como Sudáfrica y Turquía.

Para aprovechar las oportunidades de mercado actuales, cubrimos más de 60 mercados emergentes y analizamos las oportunidades de inversión dentro de estos países en términos de moneda fuerte y local. Nuestro enfoque de inversión se centra en la comprensión de la dirección de los fundamentales de cada país para identificar cuales están mejorando y cuales empeorando. Nuestros modelos de valor relativo, tanto para los diferenciales de con la deuda, como para los instrumentos de los mercados locales, determinan si los cambios en los fundamentales o los cambios esperados están reflejados en los precios de los activos. Construimos carteras en base a las mejores ideas de todo nuestro espectro de oportunidades sin dejar de mirar ninguna en busca de alfa.

La confianza en nuestro proceso de inversión se muestra en la toma de importantes posiciones (ya sea en términos absolutos o en relación con el índice de referencia), cuando tenemos convicción en una idea de inversión. Por ejemplo, nuestro fondo de bonos del estado de mercados emergentes (a diferencia de muchos competidores) no mantuvo ninguna posición de riesgo en bonos rusos durante más de un año, debido a que habíamos constatado que los datos fundamentales se habían deteriorado, y nuestro análisis de valor relativo indicaba que esta situación no se reflejaba en los precios de los activos. Somos conscientes de que tenemos la responsabilidad de tomar decisiones de inversión para nuestros clientes y gestionar su capital de la forma más eficiente posible, independientemente de los índices de referencia predeterminados y habitualmente imperfectos. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos