BNP Paribas Wealth Management identifica tres temas para inversores defensivos en 2015


Divergencias económicas y monetarias como punto de partida para este 2015. BNP Paribas Wealth Management plantea un escenario donde diferencia, por un lado, a Estados Unidos, que se enfrenta al reto de endurecer su política monetaria sin perjudicar su recuperación económica y, por otro, a Europa y Japón, que encaran un año de continuación de reformas estructurales y políticas monetarias expansivas. En este contexto, Gonzalo Murcia, director de Asesoramiento de BNP Paribas Wealth Management, recuerda que “existen oportunidades muy interesantes en el mercado, aunque no exentas de riesgos, por lo que ser selectivos será de vital importancia”.

El principal reto de los inversores defensivos será conseguir rentabilidades en un entorno de tipos bajos, motivo por el cual desde la firma de origen francés destacan tres temas de inversión a los que no perder de vista por este colectivo de inversores.

Oportunidades en el universo de bonos

El primer tema se centra en los segmentos relativamente arriesgados del mercado de renta fija, en los que la rentabilidad es atractiva y la duración es corta. Se trata de bonos high yield europeos y estadounidenses, bonos corporativos emergentes y bonos convertibles europeos. Estos segmentos asimilarán sin mucha dificultad el aumento moderado de los tipos que se prevé para este año, cree BNP Paribas Wealth Management.

Para entrar en el mercado de bonos corporativos high yield estadounidenses, recomiendan invertir a través de fondos con una duración corta, evitando la exposición a empresas energéticas, como el Parvest Bond Euro High Yield y el AXA IM US Short Duration High Yield.

En lo que respecta a bonos emergentes, Asia es la región de preferencia y el Parvest Bond World Emerging, el fondo seleccionado.

También se espera un buen comportamiento de los bonos convertibles europeos debido a la mejora del precio de los valores subyacentes y la buena evolución de los riesgos crediticios, donde destacan el Parvest Convertible Bond World.

El atractivo permanente de los dividendos

La calidad del dividendo es tan importante como su importe, así como que el dividendo esté garantizado de cara al futuro, resaltan desde BNP Paribas Wealth Management. Por eso, fondos como el BNPP L1 Multi Asset Income o el M&G Global Dividend pueden ayudar a los inversores a acercarse a este tipo de dividendos buscados.

Mirando hacia el inmobiliario, los REIT ofrecen una rentabilidad muy atractiva a la vez que permiten a los inversores diversificar sus activos por región y por sector inmobiliario. Se favorecen las inversiones en inmobiliarias cotizadas de Europa, EE. UU. y Japón, debiendo ser prudentes con China, que se encuentra en una situación delicada y de posible burbuja. En cuanto a las socimi, Murcia considera que, “de momento, es un mercado poco maduro y con bajas expectativas de dividendos” aunque “posiblemente será interesante estudiar estos activos de cara a 2016”. Las mejores opciones para jugar el ladrillo cotizado son fondos como el Morgan Stanley IF US Property A USD o el Parvest Real Estate Securities Pacific C-C EUR.

Soluciones de inversión flexibles

Las soluciones flexibles a través de productos estructurados y fondos de inversión alternativos permiten construir estrategias defensivas con una volatilidad reducida. Destacan las estrategias relative value y long/short equity, que son prácticamente insensibles a los movimientos de los mercados y no deberían verse afectadas por la subida prevista de los tipos de interés, afirman los expertos de BNP Paribas Wealth Management, que proponen fondos como el BNY Mellon Absolute Return Equity o el Parvest V350 para dar entrada a este tipo estrategias.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos