BlackRock: tres cosas que necesita saber sobre los retornos que obtendrá en 2016


Mucho se está hablando sobre el turbulento inicio de 2016, hasta el punto de que algunas gestoras internacionales ya tienen claro cómo serán los retornos del conjunto del ejercicio. Una de ellas es BlackRock. Para poner a los inversores en alerta sobre la gravedad de los acontecimientos Rick Rieder, director de inversiones de renta fija global, declara basándose en datos extraídos de Bloomberg que el final de 2015 fue peor que el de 2008: “Ningún año desde 1990 ha visto a más clases de activo terminar en territorio negativo que 2015, incluso aunque las pérdidas fueran más extremas en 2008”. 

Según el experto, “se puede decir que en 2008 habían más sitios en los que uno podía refugiarse, como la deuda del Tesoro de EE.UU. y la emitida por agencias estadounidenses, varios índices agregados de renta fija y el oro, todos proporcionaban un bastión contra las pérdidas de la renta variable”. En cambio, Rieder recuerda que el final de 2015 estuvo marcado por la correlación entre distintas clases de activos, lo que dejó a los inversores muy pocos lugares en los que buscar refugio. 

Tres mantras para el inversor

Si 2015 ha terminado en tan malas condiciones, y 2016 ha tenido un año tan accidentado, ¿significa esto que los inversores deben prepararse mentalmente para asumir pérdidas en el cómputo anual? “Aunque no tenemos una bola de cristal, hay tres cosas que creo que necesitan saber todos los inversores sobre los retornos de 2016”, responde Rieder. La primera cosa es que “seguirá siendo difícil obtener retornos sólidos” debido a que, indica el experto, “es probable que persistan muchos de los desafíos que dificultaron la generación de retornos positivos en 2015”. Rieder sitúa entre esos desafíos la persistencia de bajos tipos de interés en países desarrollados (incluyendo a EE.UU., donde el mercado sólo pone en precio una subida de tipos para este año) y lo inflado de las valoraciones de la renta variable.  

La segunda cosa que deben saber los inversores es que “los retornos serán de todo menos uniformes entre las distintas clases de activos”. Rieder se refiere a la continuación del incremento de la dispersión dentro de la renta variable, una tendencia ya observada en el pasado reciente. Pone como ejemplo que los diez valores con mayor ponderación en el S&P 500 han sido los principales contribuidores a la rentabilidad el índice en los últimos años. Para el experto, esta dispersión también se puede observar a nivel sectorial (tecnología frente a energía, salud frente a materiales básicos y entre clases de activos, pues considera que la renta fija también refleja estas discrepancias. “En otras palabras, mientras que muchas clases de activos experimentaron pérdidas moderadas en 2015, estas pérdidas tendieron a concentrarse en torno a varios nombres y varios sectores e industrias”, explica. 

Rieder opina que, de aquí en adelante, esta dispersión de los retornos no sólo se prolongará sino que se acelerará: “Esto es debido a que es en parte resultado de tendencias importantes que están transformando a la economía global y a los mercados, incluyendo el ajuste de la demografía y la influencia de las nuevas tecnologías. También es un reflejo de los miedos continuados sobre el impacto de la ralentización del crecimiento de China sobre las materias primas y sobre otras economías emergentes”. 

La tercera lección que deben tener presente los inversores es que los retornos van a seguir siendo volátiles. Rieder vuelve a poner en antecedentes: “Las contribuciones a los retornos en 2015 no se concentraron sólo por nombre, también estaban concentrados por fechas. Perderse algunos de los mejores días del año habría dañado enormemente los retornos anuales, mientras que evitar los peores días habría ayudado enormemente”. El experto opina que esta tendencia se va a prolongar al menos en el corto plazo. 

Dicho esto, el director de inversiones afirma que “seguirá habiendo bolsillos de retornos atractivos”, pero para dar con ellos “es más importante que nunca ser selectivo al tomar riesgos en la búsqueda de retornos”. En consonancia, Rieder incide sobre lo importante que va a ser “obtener una mejor comprensión de las tendencias transformativas en el largo plazo que están detrás del retorno actual de retornos”, puesto que considera que esta capacidad para entender los movimientos del mercado actuará como una ventaja competitiva. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos