BlackRock: estos son los tres cambios que tiene que realizar en su cartera de cara al segundo trimestre


Una vez terminado el primer trimestre, es hora de hacer balance y confrontar las expectativas con la realidad. Russ Koesterich, estratega jefe de BlackRock, es uno de los profesionales de la industria que ha realizado el ejercicio y observa que, aunque se cumplieron la mayor parte de sus predicciones, también se produjeron algunas sorpresas, como por ejemplo la caída continuada de los tipos de los bonos o el buen comportamiento de las bolsas europeas. 

De hecho, el experto observa que uno de los grandes temas que se cumplieron fue el de la divergencia entre políticas monetarias, pero al mismo tiempo observa que “esta dinámica ha contribuido a algunas de las sorpresas de 2015”, como por ejemplo la rápida apreciación del dólar, que a su vez ayuda a comprender por qué los valores estadounidenses se comportaron peor que los europeos o los japoneses. 

Por ello, el experto ha optado por revisar sus previsiones para el segundo trimestre del año, y como fruto de esta revisión aporta “tres movimientos a considerar para prepararse para el siguiente capítulo de la Era de la Divergencia”. 

1. Elija valores antes que bonos, pero sea selectivo

“En BlackRock, continuamos favoreciendo a las acciones frente a los bonos, que están todavía más caros, y frente al efectivo, que ofrece retornos cercanos a cero. Pero, dentro de la renta variable, seguimos siendo cautos con los valores con un comportamiento similar al de los bonos, como el de las utilities”, indica Koesterich. Se refiere en particular a que las compañías de este sector, al igual que los bonos, “están caras y son extremadamente sensibles al más mínimo cambio en los tipos”. 

En cambio, el estratega indica que los sectores donde encuentra más valor ahora mismo son aquellos “posicionados para beneficiarse del crecimiento económico”, como por ejemplo los valores tecnológicos o compañías energéticas integradas de gran tamaño. 

2. Busque oportunidades fuera de EE.UU.

“El comportamiento de los parqués este año sirve como recordatorio de por qué tiene sentido considerar la inclusión de valores internacionales en cartera”, afirma Koesterich. La expectativa de BlackRock es que los valores europeos y japoneses sigan batiendo en rentabilidad a los estadounidenses en EE.UU., dado que en Europa las valoraciones son más atractivas y en Japón el banco central está dispuesto a tomar más medidas que beneficien a la bolsa. “También seguimos viendo valor en una selección de mercados emergentes, la mayoría en Asia”, añade el estratega. Dicho esto, aclara que la visión de la firma es que la renta variable estadounidense siga subiendo “aunque los beneficios siguen estando apagados y esperamos volatilidad de aquí en adelante”. 

3. Cuidado con sus bonos

Tras la última reunión del FOMC, Janet Yellen ha abierto la puerta a nuevas especulaciones sobre si los tipos podrán subir por primera vez en junio o en septiembre. La postura de BlackRock es que más bien este movimiento se producirá en el segundo semestre y “probablemente causará un repunte de la volatilidad en el tramo corto de la curva”. Y, si además los tipos siguen bajos en las referencias de mayor duración, la conclusión es que “hay pocas gangas para los compradores de bonos”. Las oportunidades que ha detectado la gestora americana están dentro del universo high yield y en el segmento de bonos municipales, especialmente los de mayor vencimiento. Para Koesterich, incorporar esta clase de deuda “puede ayudar a diversificar una cartera al tiempo que proporciona mayores oportunidades de crecimiento”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos