Tags: Latam |

BICE Inversiones espera una reducción de la TPM en febrero pero se habría reducido el espacio para futuras bajas


El Banco Central presentó el Imacec (Indicador Mensual de la Actividad Económica) correspondiente al mes de diciembre, que registró ‘sólo’ un crecimiento del 2,6% anual y un 0,8% mensual. Los datos siguen mostrando una desaceleración económica en Chile, lo que afianza la posibilidad de que el Banco Central esté próximo a reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM).

En el departamento de estudios de BICE Inversiones creen que será este mismo mes. Así, esperan un recorte que dejaría al indicador de referencia de la tasa de interés en el 4,5%. La decisión estaría justificada en que el Imacec reflejó el incremento más bajo desde 2011. “De forma preliminar es posible estimar que el PIB del cuarto trimestre habría presentado un incremento de 2,7%, cifra que, de concretarse, se transformaría en un alza sólo comparable a la observada en momentos en que el último desastre natural de gran magnitud afectara al país a comienzos del año 2010. Con esto, la economía local terminaría por presentar un crecimiento agregado de 4,0% en el año 2013”, explican los analistas de BICE Inversiones.

Así, “creemos que el Banco Central decretará finalmente un recorte de 25Pb en la TPM en la próxima reunión de febrero, tal como lo había adelantado el Consejo en su última decisión de política monetaria”, aseveran.

Sin embargo, la mayoría de previsiones a finales de 2013 apuntaban a recortes prolongados en la TPM  durante el año por la desaceleración económica. En BICE Inversiones ponen el acento en la repercusión que esto podría tener sobre el valor del peso chileno, que ya se ha sufrido una severa corrección en enero y ahora cotiza en 556 por dólar. La coyuntura de las economías emergentes azuzada con la depreciación brusca de la divisa argentina juegan en contra de que la autoridad monetaria chilena pueda anunciar nuevas reducciones en los tipos de interés de referencia para fomentar la actividad económica.

“Creemos que los espacios para anunciar bajas de tasas en meses posteriores se han reducido de forma relevante dada la actual coyuntura económica en el que se encuentra inserto el bloque emergente. De hecho, de anunciar un marcado sesgo expansivo para sus futuras decisiones, la institución monetaria podría provocar una depreciación de la moneda local superior a la observada actualmente, situación que si bien generaría una mayor inflación transable en los próximos meses, podría también comenzar a afectar a las expectativas de inflación, dando espacios a nocivos efectos de segundo vuelta”, concluye BICE Inversiones.

Lo más leído

Próximos eventos