Tags: Latam |

¿Beneficiarán los JJOO a la renta variable japonesa? Fondos para exponerse


En lo que va de año, el Nikkei acumula un espectacular alza del 60%. Principalmente gracias al rally que vivió hasta mayo. Tras una corrección en junio, en julio tuvo un nuevo repunte y para acercarse al máximo conseguido dos meses atrás, y lucha por recuperar un camino de crecimiento.

Al término de julio, según los últimos datos disponibles de Morningstar, ocho fondos mutuos comercializados por las administradoras chilenas tenían al menos un 10% de su inversión en Japón. Tres de estos productos son de renta variable Asia, y los otros cinco de renta variable internacional. El crecimiento ha llevado a fondos mutuos y administradoras de fondos de pensiones (AFP) a tener en cuenta la renta variable nipona. Han aumentado su inversión, aunque llegando a posiciones muy lejanas de la que tienen en general en Estados Unidos, mercado que también ha rentado positivamente en los primeros meses del año. 

Uno de los fondos que ha apostado por Japón es el IM Trust Global I G. Su manager, Daniel Edwards, señala: “Veníamos trayendo una sobreposición pero creemos que las valoraciones están ajustadas y el mercado ya recogió un escenario de crecimiento de utilidades importante para el futuro, y no vemos mucho más potencial”.

Sin embargo, desde la gestora británica Schroders, se muestran positivos respecto a la bolsa nipona, recordando que precisamente esta semana se ha revisado al alza el crecimiento esperado para Japón del segundo trimestre, del 2,8% al 3,8%.

El plan del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, consiste en estímulo fiscal de la economía, reformas estructurales buscando competitividad exterior, y ambas patas acompañadas de una política monetaria expansiva. Ahora, la elección de Tokyo como sede de los Juegos Olímpicos de 2020 podría suponer un impulso añadido al abeconomics.

Al día siguiente de la designación la bolsa abrió cun un alza del 2%. “Previsiones oficiales sitúan el impacto económico de sólo un 0,3% del PIB entre 2013 y 2014. Si bien es cierto que el impacto pueda ser menor que con Tokio 1964, hay que tener en cuenta que esa cifra no contempla los gastos en infraestructuras. Además, Tokio sería la excepción si no hay costes que superen las estimaciones iniciales”, indica Taku Arai, responsable de renta variable japonesa de Schroders.

Por otro lado, es de esperar una mayor confianza y gasto de los consumidores nipones, lo que se notará en la economía japonesa. Con todo esto, “nuestro punto de vista sobre las acciones japonesas sigue siendo positivo”, asevera Arai. Además, agrega: “Que Tokio consiga ser sede olímpica proporciona más confianza en las perspectivas positivas para el mercado japonés”.

Los ocho fondos con más exposición a Japón

Fuente Morningstar

Los datos del peso de Japón en las carteras son de 31/07/2013

Lo más leído

Próximos eventos