BBVA AM amplía la gama BBVA Mi Inversión con un segundo fondo activo y con generación de rentas


BBVA Asset Management amplía la familia de fondos BBVA Mi Inversión con un segundo producto. Si en junio de 2014 lanzaba BBVA Mi Inversión Bolsa, el primer fondo español con gestión activa y reparto de rentas periódicas, ahora es turno del BBVA Mi Inversión Mixta.

Mientras que el primero se apoya en la renta variable europea como activo generador de rentas, cuyo importe bruto anual asciende al 6% (un 1,5% de forma trimestral), en este segundo caso se buscará un 3% anual (un 0,75% trimestral) a través de renta variable europea -entre el 40% y el 60% de la exposición total-; renta fija pública y privada, donde la duración media de la cartera no superará los cinco años, y depósitos -hasta un 20% máximo-, detalla el folleto del vehículo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

BBVA Mi Inversión Mixta logrará la renta del cobro de dividendos de acciones en cartera y el efectivo obtenido por la venta de opciones de compra sobre las acciones y por los cupones cobrados por la renta fija. El pago de la renta, mediante reembolsos obligatorios de participaciones, se hará a finales de enero, abril, julio y octubre.

Su inversión mínima inicial es de 600 euros y sus comisiones por gestión y depósito, del 1,4% y del 0,1%, respectivamente.

BBVA Consolidación 85

BBVA Mi Inversión Mixta no es el único estreno que presenta BBVA AM esta semana. La firma también registra el BBVA Consolidación 85, de renta variable mixta internacional.

La idea es invertir en una cartera que combine activos de menor riesgo para cubrir el valor liquidativo objetivo (20-100% de la exposición total) y de mayor riesgo para lograr rentabilidad (0-80%), controlando por VaR (99,99% confianza) que la pérdida máxima estimada sea inferior al 15% mensual. Dado que se busca consolidar el valor liquidativo objetivo, el partícipe podrá tener rentabilidad nula e, incluso, pérdidas. Según el grado de cobertura del objetivo, se reasignará constantemente la exposición a activos de mayor riesgo (renta variable, renta fija de baja calidad o inversión en emergentes) y de menor riesgo (renta fija corto plazo). Al inicio, la cartera tendrá al menos el 50% en activos de menor riesgo y, en circunstancias adversas, todo el fondo podrá estar expuesto a activos de menor riesgo, sin margen para obtener rentabilidad, advierte el folleto del producto en la CNMV.

El BBVA Consolidación 85 invertirá directa o indirectamente (hasta un máximo del 50% en fondos de terceros) entre un 0% y un 60% de la exposición total en renta variable de cualquier capitalización y sector y el resto en renta fija pública y privada. Hasta el 25% del patrimonio podrá estar invertido en renta fija de baja calidad, mientras que la duración media de la cartera de renta fija oscilará entre los cero y los seis años.

Su inversión mínima inicial es de 600 euros y sus comisiones por gestión y depósito, del 0,95% en el primer caso y del 0,05% en el segundo.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos