Tags: Latam |

Barclays Wealth Multi-Managers lanzará un fondo de renta variable de Brasil


El equipo de selección de fondos de terceros de Barclays Wealth, liderado por el ecuatoriano Jaime Argüello, intenta identificar a los mejores gestores de todo el mundo. En sus carteras, de momento, han incorporado unos 30 gestores tanto en sus 17 fondos de la gama Barclays GlobalAccess, domiciliados en Irlanda, como en sus cinco carteras globales perfiladas domiciliadas en Luxemburgo. En total, el equipo maneja un patrimonio de cerca de 8.000 millones de libras.

“Todo está en gestión activa. Los gestores que seleccionamos son de alta convicción. Nuestro objetivo es encontrar gestores con un riesgo activo bastante alto frente al índice”, explica Jaime Argüello, el director del equipo.

Argüello, que se incorporó a Barclays Wealth a finales de 2009, supervisa un equipo de 9 personas repartidas entre Londres y París. Antes había trabajado en París y en Ginebra, donde fue director de renta fija y director del equipo de selección de fondos de Pictet.

Una particularidad de los productos Multi-Managers de Barclays Wealth es que no son fondos de fondos, sino fondos de mandatos. Argüello afirma que los mandatos permiten tener acceso a gestores institucionales que no manejan fondos y a otros que no cuentan con productos offshore en los que se pueda invertir.

Además, asegura que los mandatos ofrecen más transparencia y un mejor acceso a la información de las carteras. La inversión mínima que realiza el equipo de Barclays Wealth MultiManagers es de 50 millones de dólares. Eso facilita que los gestores den un mayor acceso y también permite negociar comisiones de gestión que suelen ser, comenta Argüello, inferiores a las de las clases institucionales de los fondos, lo que repercute en un beneficio para el cliente.

“Antes de invertir pedimos información mensual sobre las carteras durante los últimos tres o cinco años. Y al mezclar los gestores hacemos un trabajo detallado para ver cómo se combinan. Vemos el riesgo subyacente real agregado. La construcción de la cartera es más sofisticada y flexible. Vemos los riesgos en detalle al tener acceso a las carteras reales. Puedes ajustar la asignación de activos del mandato. Eso no lo puede hacer un fondo de fondos”, señala el responsable de selección de fondos de terceros de Barclays Wealth.

Argüello explica que todos sus contratos estipulan que el mandato se puede revocar en 24 horas. “Los activos están en una segregada bajo el control de nuestro custodio, no bajo el control del custodio del gestor. En esos momentos hacemos uso de gestores de transición, que sólo empleamos hasta tener al gestor de reemplazo”, dice.

La transparencia de los mandatos, añade, permite hacer un seguimiento diario de todas las posiciones en tiempo real y hacer un análisis de riesgo ‘ex ante’. “He trabajado también con fondos de fondos, pero prefiero los mandatos”, resume Argüello.

Cocinero antes que fraile

El equipo de selección de gestores está compuesto por 8 personas, especializadas en distintos tipos de activo. Tienen un analista cuantitativo que se encarga del proceso de filtrado de gestores y del análisis del riesgo.

Para Argüello, es muy importante que los selectores tengan experiencia previa de gestión. “En el equipo de selección tenemos gente que ha gestionado directamente. Un analista senior, Nick Peters, fue gestor de renta variable europea en Henderson Global Investors y AMP Asset Management durante 15 años”, comenta.

El propio Argüello también gestionó carteras durante 15 años. “He construido carteras y ha manejado carteras. Eso da una visión completa de todo el proceso. Llevo 25 años en esto y puedo decir que la experiencia es clave en la selección de gestores”, afirma.

El director de Multi-Managers se ha basado en esa experiencia para construir el proceso de selección. La parte cuantitativa representa el 20% y la cualitativa, el 80%.

En el filtro cuantitativo tienen en cuenta varios factores, como la consistencia de la rentabilidad, la ratio de información (que para Argüello es la medida más representativa de la calidad de la gestión), y el porcentaje de captura de las caídas del mercado. “Se trata de ver qué grado de protección ofrece el gestor en momentos malos de mercado. Es algo que valoran mucho nuestros clientes”, dice.

Una vez elaborado el ranking, analizan los primeros puestos. Se trata de ver primero si los gestores están disponibles (con capacidad de recibir nuevos mandatos) y comprobar que no haya habido cambios recientes que puedan ser significativos, por ejemplo en el equipo gestor.

“Nuestros cuestionarios son más cortos de lo habitual. Nos centramos en lo esencial. En mi época de gestor recibí muchos cuestionarios demasiado largos, con decenas de preguntas innecesarias”, destaca Argüello.

Tras el cuestionario, el analista sostiene una conferencia telefónica con el gestor y le asigna una puntuación. En función de la puntuación se decide qué gestores visitar. Las entrevistas suelen durar tres horas. Entrevistan al gestor pero también se reúnen por separado con los analistas.

“Hablar con los analistas sirve para contrastar lo que cuenta el gestor. Además, los analistas dan más detalles sobre el modelo de valoración que usan, sobre los criterios de selección, etc.”, añade Argüello.

Analizan la calidad de la entidad, del equipo y del gestor. Ven los incentivos que tienen para retener el talento. “Buscamos procesos de inversión que no sean muy complicados. Queremos que sean procesos simples pero muy disciplinados. Lo esencial es ver cómo el gestor construye la cartera a partir de los datos que obtiene de su proceso de análisis y cómo maneja las posiciones que generan alfa y las que destruyen alfa. Dos carteras con las mismas posiciones pueden tener dos rentabilidades diferentes en función de cómo se gestionen las compras y las ventas”, sostiene el director del equipo.

Analizan el track record pasado del gestor para ver de dónde viene la rentabilidad y lo comparan con el proceso. Se trata de ver si la rentabilidad proviene de lo que dicen que hacen en el proceso de inversión.

En el comité de selección, cada analista presenta sus ideas de inversión y explica por qué da la puntuación a cada gestor. “El comité es duro. Los analistas deben defender muy bien sus ideas. Al final de comité se vota. Muchas veces el analista tiene que traer más información antes de ver si se descarta su propuesta”, explica Argüello.

Después de la aprobación por parte del comité de inversión, hay una due diligence operacional de otro equipo. Y otro equipo más negocia la parte comercial y las comisiones.

“El proceso es multifacético. Incluye análisis desde el punto de vista de inversión, operacional y comercial. Y es bastante largo. Tardamos entre dos y tres meses en dar entrada a un nuevo gestor en la cartera”, señala.

En su fondo de pequeñas y medianas empresas de EE.UU, por ejemplo, de 20 candidatos posibles, tras pasar los filtros, quedaron 15. Enviaron el cuestionario a todos ellos y visitaron sólo a seis.

En los fondos más pequeños (de hasta 100 millones de dólares) suelen tener dos gestores. En los más grandes mezclan gestores con estilos diferentes y no suele haber más de tres o cuatro por tipo de activo.

“En renta variable europea, por ejemplo, combinamos gestores con estilo bottom up, top down y temático. En el high yield global combinamos un gestor de Nomura, con un estilo más agresivo (que invierte en B y CCC), con otro más defensivo de Oaktree (que se centra en compañías de calidad y de alta generación de flujos de caja). Al combinarlos obtenemos una perspectiva más interesante que la que puede ofrecer un solo fondo”, afirma Argüello.

Alguna vez, utilizan ETF para ajustar o modificar temporalmente algunas posiciones, pero esto no suele representar más del 1% o del 2% del total de la cartera.

Entre los gestores que se encuentran en las carteras (con datos a cierre de abril) hay firmas como BlackRock, Cazenove, Schroders, TT, Artemis, Jupiter, Majedie, Fidelity, F&C, Lindsell Train, Heronbrige, Newton, Invesco, Old Mutual, J.P. Morgan, Montanaro, Intech, Hillman, Fiduciary, ACM Bernstein, Aberdeen, Franklin Templeton, Arrowstreet, Acadian, M&G, Henderson, Insight, Pimco, Wellington, Nomura y Oaktree. La gama incluye productos de renta fija y renta variable por países, regionales y globales, además de high yield y un sectorial inmobiliario.

Los fondos multiactivos, con sus cinco perfiles de riesgo, siguen el asset allocation de Barclays Wealth y se nutren del proceso de selección del equipo de multigestión.

En total, Barclays Wealth Managers, la gestora de activos de Barclays Wealth, maneja más de 32.000 millones de libras y cuenta con un equipo de más de 200 profesionales de inversión.

 

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos