Tags: Custodia | Negocio |

Banco Madrid, ¿un espejo en el que mirarse en un escenario de rescate de Banco Popular?


No hay nada como la experiencia para estar seguros de que en situación de crisis tener un depositario independiente a un grupo puede solucionar muchos problemas. Hace dos años y unos meses, se anunciaba que Banco de España intervenía Banco Madrid y que la CNMV hacía lo propio con la gestora.

Este episodio se recuerda hoy con la situación por la que está pasando Banco Popular. Todavía es pronto para saber que sucederá con el banco, pero en caso de ser intervenido y en la situación extrema de que se tuviera que llegar a un proceso de liquidación de la entidad, ¿qué pasaría con los fondos gestionados por Allianz Popular AM y Popular Gestión Privada?

El día en que CNMV intervenía la gestora de Banco Madrid, para aquellos fondos que eran gestionados por Banco Madrid Gestión de Activos y depositados en Banco Madrid, se interrumpió la operativa de suscripciones y reembolsos hasta que, tres meses más tarde, Cecabank asumió la depositaría provisional de los fondos de Banco Madrid, momento en que se empezaron a abrir ventanas de liquidez para los fondos. Durante todo ese tiempo los partícipes no pudieron recuperar el dinero invertido.

Sin embargo, no tuvieron que pasar por el mismo proceso la gama de fondos de Liberbank y todos menos dos fondos de BMN, productos que también eran gestionados por Banco Madrid Gestión de Activos, al tener todos ellos encomendada la depositaria en Cecabank y no en Banco Madrid. Al estar los títulos de la cartera custodiados por una entidad diferente, los partícipes pudieron acceder a sus inversiones desde el primer día.

Popular no es depositario

Banco Popular cuenta con esta misma ventaja al haber delegado la función de depositario en BNP Paribas Securities Services desde el año 2014. De esta manera, al igual que ocurrió con los fondos de Liberbank y BMN, los fondos de Allianz Popular AM y Popular Gestión Privada, así como las sicav pertenecientes a esta última gestora, no verían paralizada su operativa en el caso extremo de que se tuviera que llegar a un proceso de liquidación. Ningún otro producto de otra gestora correría el mismo riesgo, al no ser Banco Popular depositario de ningún fondo o sicav en el mercado español.

Por otro lado, cabe recordar que los fondos de inversión quedan fuera de los balances de los bancos, por tanto, una posible caída del banco no implicaría la perdida de la inversión de los partícipes. En un contexto de crisis del banco, la única perdida que podrían sufrir los inversores en fondos o sicav sería aquella parte que esté invertida en acciones, bonos o depósitos del banco y que sufra una caída en su cotización, situación a la que también se enfrentaría cualquier fondo o sicav de otra gestora que tuviera la misma inversión.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos