Aviva Gestión hace balance de 2015 y adelanta sus primeras ideas de inversión para 2016


Las gestoras españolas comienzan a posicionarse para el año que se avecina y, en este sentido, Aviva Gestión ha sido una de las primeras firmas en querer dar a conocer algunas de las principales ideas de inversión que marcarán las estrategias de sus fondos en 2016.

En 2015, su posicionamiento en renta variable ha pasado por sobreponderar compañías industriales y de consumo, mientras que ha infraponderado bancos, telecos y utilities. Sus apuestas en renta fija, aunque más complejas por el difícil escenario de bajos tipos de interés, también pueden resumirse en pocos pilares. Ha implementado una mezcla de estrategias de la que formaban parte deuda pública periférica de España, Italia y Portugal, renta fija privada de empresas no ligadas a las materias primas y una sustancial reducción de duración a principios de curso para evitar volatilidad tras el anuncio de QE de Draghi en el BCE y esperar así a la segunda mitad del año, cuando los precios de los bonos bajaron.

Con el 2016 a las puertas, los grandes riesgos que enfrenta el mercado empiezan en China y terminan en los emergentes. “China nos preocupa por dos motivos. El primero de ellos es su gran tamaño. Seguro que hay economías peores, pero son más pequeñas y no representan tanto dentro del panorama económico mundial. El segundo es la dudosa calidad de su estadísticas y la poca información que ofrece el país”, considera José Caturla, director corporativo de Inversiones de Aviva Gestión.

El cambio de modelo productivo chino incide directa y negativamente sobre los mercados de materias primas y, por tanto, sobre los emergentes, los mayores sufridores de la desaceleración china. Uno de los riesgos derivados podría ser una guerra de divisas y nuevas medidas de política monetaria expansiva, apunta Caturla. Sin embargo, Europa no tiene por qué preocuparse por una hipotética cadena de contagio. La exposición del PIB europeo a los mercados emergentes vía exportaciones no supera el 6%, recuerda Aviva Gestión.

¿Qué hacer en 2016?

De un año a otro, la estrategia en renta variable de Aviva Gestión prácticamente se mantendrá constante, alejados de financieras, eléctricas y telecos y con el foco puesto en industriales y consumo. En general, el tipo de compañías que les gustan a los gestores de la firma son “empresas con bajos niveles de deuda, con ventajas competitivas y con gerentes con experiencia contrastada y visión de largo plazo”, detalla Alfonso Benito, director de Gestión de Inversiones. “Tratamos de huir de compañías cuyo negocio dependa en buena medida del BOE, así como de los bancos en estos momentos. No compensa ahora ser accionista o bonista sénior de los bancos, con tanta regulación se está premiando su solvencia frente a su rentabilidad. Desde el punto de vista de un cliente, es un aliciente, pero desde el ángulo de un inversor, es un desincentivo”, explica Benito. Entre sus nombres favoritos se encuentra Inditex, “posiblemente una de las mejores compañías europeas, sino mundiales”, y por consiguiente, un gran ejemplo de inversión. “Ojalá cotizase más barata para tener más Inditex en cartera”, se lastima.

El posicionamiento de la gestora en renta fija pivotará sobre high yield, en combinación con una mayor dosis de efectivo y algunos bonos de gobiernos; más Italia que España, al menos hasta fin de año, pero más periféricos que Europa Central; duraciones en rangos medios y, finalmente, búsqueda de oportunidades nicho en el MARF y en bonos subordinados e híbridos, adelanta José María Lecube, director de Renta Fija de la entidad, consciente de que el gran reto de 2016 en la pata de deuda no será cómo ganar dinero, sino cómo no perderlo.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos