Tags: Latam |

Aspectos sobresalientes del sistema de ahorro para el retiro de México (II)


El desempeño histórico representado por el rendimiento promedio anual nominal del sistema (durante los cerca de 15 años de operación del SAR) fue de 13,27% y de 6,62% en términos reales. Lo anterior significa que, por ejemplo, si en 1997 un trabajador ahorró el equivalente a 100 dólares, al día de hoy tendría el equivalente a 572 dólares en su cuenta individual; es decir, una ganancia acumulativa del 472% en términos nominales o bien 145% en términos reales a lo largo de este periodo considerado. Es así como los rendimientos competitivos del SAR han sido muy relevantes para incrementar los saldos de las cuentas individuales de los trabajadores.

Los rendimientos elevados son esencialmente el resultado de la estrategia de inversión instrumentada por las SIEFORES, que son los fondos de inversión administrados por cada AFORE.

Las SIEFORES se establecen de acuerdo a la llamada “hipótesis del ciclo de vida”: Hay SIEFORES distintas de acuerdo a diversos grupos de edades (en la actualidad se tienen 5 SIEFORES para los grupos de edad indicados en la gráfica 2). Cuando los trabajadores son más jóvenes y tienen un horizonte mayor de ingresos y ahorros esperados, el régimen de inversión es más abierto y soporta mayores riesgos, presumiblemente con mayores rendimientos esperados a largo plazo. Para los grupos de edades más avanzadas, las inversiones tienden a ser más conservadoras con un menor riesgo y por ende con rendimientos menores.

De acuerdo con el cumplimiento del régimen de inversión establecido para cada SIEFORE por parte de la CONSAR - la institución supervisora y reguladora del sistema de ahorro pensionario – en la actualidad el 57% de los activos administrados están invertidos en valores gubernamentales y el 17% en deuda doméstica privada (riesgo bajo), mientras que cerca del 23% de los recursos están invertidos en instrumentos accionarios (equity), tanto domésticos como internacionales y de deuda internacional. Las inversiones en instrumentos estructurados, es decir derivados, son aproximadamente del 3%.

 

Comentarios finales.A 15 años de su adopción, el sistema pensionario mexicano de contribución definida representa un logro significativo que ha provisto y continuará ofreciendo beneficios tangibles y duraderos para la sociedad mexicana.

En efecto, las reformas llevadas a cabo de manera por demás oportuna, han resultado en un sistema de pensiones financieramente sostenible. Comparado con el sistema previo de BD que implicaba importantes pasivos fiscales y, en algunos casos, una reducción en los beneficios pensionarios, el sistema de CD asegura el patrimonio de los trabajadores que mantienen en sus cuentas individuales.

Los cuantiosos recursos de ahorro para el retiro confiados a las AFORES contribuyen de manera significativa al ciclo de ahorro-inversión-crecimiento-empleo. Estos activos representan una fuente creciente de capital a largo plazo canalizado hacia el financiamiento productivo de proyectos generadores de empleo.

Persisten desde luego diversos retos que el SAR deberá ir enfrentando y resolviendo hacia el futuro para así poder mejorarlo y ser capaz de ofrecer mayores tasas de reemplazo para la población en retiro, así como rendimientos competitivos en las cuentas individuales.

 

 

Lo más leído

Próximos eventos