Tags: Latam |

Aspectos sobresalientes del sistema de ahorro para el retiro de México (I)


No obstante, en México los fondos de pensiones han tenido un desempeño razonable, lo cual destaca aún más si éste se compara internacionalmente. Por ejemplo, durante el periodo más crítico de la reciente turbulencia financiera global, mientras que el valor de los fondos pensionarios en Argentina, Chile y Perú disminuyó en alrededor de 20% en 2008, en México el valor total de los activos administrados para el retiro registró un incremento real anual de 5,8% en el año mencionado.

Antecedentes. En México el sistema de pensiones fue objeto de una reforma radical en 1997, cuando se adoptó un esquema de contribución definida (CD) en sustitución del sistema de beneficio definido (BD) que estaba vigente desde la década de 1940. Esta reforma se llevó a cabo en vista de la insostenibilidad financiera del sistema de BD debida a las transformaciones demográficas y complicaciones macroeconómicas que se fueron gestando por varias décadas. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estaba incurriendo en déficit actuariales muy significativos, que de haberse mantenido, hubiesen ejercido una fuerte presión sobre las finanzas públicas y hubiesen complicado el poder mantener la promesa implícita de pagar las pensiones a los jubilados.

La reforma consistió en introducir cuentas individuales para el retiro, es decir, un sistema de capitalización individual que por definición es financieramente autosostenible. Esta reforma se adoptó para los trabajadores del sector privado, quienes son los que están afiliados y cotizan al IMSS y que representan el grueso del mercado laboral mexicano. Más tarde, en 2008, se llevó a cabo la misma reforma para los servidores públicos, los mismos que están afiliados al ISSSTE (el instituto de la seguridad social para los empleados públicos).

Un aspecto fundamental de la reforma lo representó, desde luego, la creación de empresas especializadas para la administración e inversión de los fondos de estas cuentas individuales de ahorro para el retiro. Dichas entidades se conocen como AFORES (Administradoras de Fondos para el Retiro). En la actualidad, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) consiste de 13 AFORES que administran cerca de un total de 47 millones de cuentas individuales.

Evolución reciente del Sistema. Al finalizar septiembre de 2012 las AFORES administraron fondos pensionarios equivalentes a 144.000 millones de dólares, cifra cercana al 12,5% del Producto Interno Bruto.

Históricamente, los fondos de pensiones han ofrecido rendimientos atractivos netos de las comisiones cobradas. La tasa de rendimiento neto nominal promedio para los últimos 36 meses fue de 12,74%, lo que representó uno de los rendimientos más elevados en todo el sistema financiero mexicano. Por ende, los saldos de ahorro para el retiro son más rentables que otros instrumentos financieros, como por ejemplo depósitos a plazo fijo de tres meses (4,38%) o los pagarés bancarios (3, 68%).

En una próxima entrega, veremos el desempeño histórico representado por el rendimiento promedio anual nominal del sistema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo más leído

Próximos eventos