Tags: Latam |

Aspectos que afectarán el futuro rendimiento de los mercados emergentes


A pesar de un inicio volátil de este año, el índice MSCI Global Emerging Markets ha superado al MSCI Mercados Desarrollados en lo que va de ejercicio, con un 4,8% frente al 1,5% respectivamente (al 8 de agosto, en dólares). Dentro de la clase de activos de los mercados emergentes, Asia ha sido la región más fuerte con un 6,8%, seguido de cerca por América Latina con un 6,6%, mientras que EMEA ha registrado una rentabilidad negativa del -3,9%, arrastrado por las tensiones que rodean a Rusia ,  Ucrania  y Crimea.

Gran parte de la rentabilidad relativa comentada arriba ha sido impulsada por China, cuyas cifras de crecimiento económico han sido más sólidos de lo esperado, a la vez que implementa medidas de mini-estímulos, incluidos flexibilizar los requisitos de reserva para bancos regionales y la inversión en infraestructura ferroviaria. El rendimiento también se ha visto impulsado por las valoraciones relativas atractivas en comparación con los mercados desarrollados, después de tres años de un persistente bajo rendimiento hasta finales del 2013.

A dónde vamos desde aquí depende mucho de las tasas de crecimiento de China y sus actuales medidas de mini-estímulos, las tensiones en torno a Rusia-Ucrania y el Medio Oriente, y el ritmo de la recuperación en Estados Unidos, además de las perspectivas de endurecimiento monetario global. De hecho, sigue existiendo un riesgo de una mayor volatilidad para los activos emergentes si las expectativas aumentan con respecto a unos mayores rendimientos rendimientos para el mercado estadounidense y global. Aunque el grado de volatilidad podría ser inferior al que se registró a mediados de 2013 y enero de 2014. La renta variable de los merados emergentes continúa siendo atractiva, valorada a un PER del 11,2 X para el resto del 2014 (al 31 de julio), lo que contrasta con los mercados desarrollados, donde el ratio se sitúa en 15,0 X.

A su vez, las oportunidades se mantienen firmes para nuestro Global Emerging Markets Fund, con tres años de rendimientos sólidos desde que Irina se hizo cargo del fondo. Además, nuestros números a largo plazo para el Threadnnedle Asia Fund están volviendo a ser más positivos después de un fuerte 2013, mientras nuestros fondos asiáticos con base en Singapur están ofreciendo rendimientos alentadores hasta la fecha. El China Opportunities Fund, a pesar del desafiante entorno del mes de julio (con su infraponderación en bancos), continúa mostrando un sólido rendimiento relativo a largo plazo.

La renta variable de Latinoamérica sigue siendo más desafiante, con las presiones de estanflación en Brasil (lo que representa el 58% del índice MSCI LatAm) con un pronóstico del 7% de inflación para finales del 2014, y un crecimiento del PIB de sólo un 1%. A finales de este ejercicio en adelante, el PER se sitúa entre 11,9 X  y 12,9 X excluyendo a Petrobras y Vale, las dos empresas más grandes del mercado brasileño y con bajas valoraciones relativas en sus respectivos segmentos.

Lo más leído

Próximos eventos