Así han reaccionado los mercados de renta fija y renta variable a la subida de tipos de la Fed


Fuertes subidas para la renta variable, que se han ido moderando a medida que transcurría la sesión, y descensos muy moderados para la renta fija. Así podría resumirse la reacción inicial de los mercados a la subida de los tipos de interés aplicada el pasado miércoles por la Reserva Federal de Estados Unidos, la primera en casi 10 años. A juzgar por este comportamiento, parece que el movimiento de la Fed estaba descontado por el mercado. “Ha sido probablemente la subida de tipos más anunciada de la historia, por lo que los inversores ya han cubierto sus posiciones ante los efectos que ésta pueda producirles”, asegura Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM. La calma ha sido especialmente significativa en los mercados de bonos, donde la rentabilidad del índice que aglutina a los bonos del Tesoro de Estados Unidos subió hasta el 1,7% (lo que supuso un retroceso en el precio del 0,2%) y los principales índices registraban en la sesión de ayer caídas muy moderadas, que oscilaban entre el 0,1% y el 0,2%.

El índice global de deuda corporativa con grado de inversión perdía un 0,1%, situándose la TIR en el 2,8%. En el caso del high yield global predominó el verde y el índice subía un 0,2%, con la TIR en el 8,25%. Sin embargo, el comportamiento registrado durante los últimos tres meses por ambos segmentos de mercado ha sido bien diferente, ya que mientras el índice global de bonos corporativos investment grade cae un 0,9%, el de high yield lo hace un 4,4%. Esta negativa evolución se debe a la caída del precio que está registrando el índice de high yield americano, que en el último trimestre ha bajado un 4,6%, lo que ha conducido a su TIR hasta el 9%. “Este es un número promedio de mercado que engloba muchos sectores. Algunos lo hacen muy bien (sector sanitario, industrial) y otros lo están haciendo muy mal (como el de energía o commodities)”, explicaba Nicolo Carpaneda, especialista de inversión en renta fija de M&G Investments, en el Bond Vigilantes Day celebrado recientemente por la gestora en Madrid.

No obstante, la jornada de ayer fue tranquila para los bonos de alto rendimiento americanos, que se anotaban una subida del 0,2%. La deuda corporativa investment grade americana, por el contrario, bajaba un 0,15% (a tres meses no varía). En Europa sucedía justo lo contrario, con el high yield ganando un 0,2% (-0,5% en el trimestre) y el investment grade bajando un 0,05% (+0,7% en los últimos tres meses). La TIR del primero está en el 5,06% y la del segundo en el 1,23%. El diferencial entre la deuda con grado de inversión europea y americana se encuentra actualmente en los 239 puntos básicos, mientras que el spread entre el high yield europeo y americano es de casi 400 puntos básicos. “La inferior rentabilidad relativa de los bonos high yield estadounidenses puede explicarse principalmente por la importancia en el índice de referencia de los emisores presentes en los mercados de energía y materiales”, explica en un artículo reciente Tim Dowling, jefe de Inversiones en Renta Fija Privada y gestor de high yield global en NN IP.

La de ayer tampoco fue una jornada difícil para la deuda emergente, ni para la emitida en divisa local ni en divisa extranjera. Por ejemplo, el mercado de bonos soberanos en dólares registraba un ligero descenso del 0,1%, lo que elevaba las pérdidas trimestrales hasta el 1%. En lo que respecta a la deuda soberana en divisa local, el comportamiento del principal índice fue positivo, con una subida del 0,1%. En los últimos tres meses, este segmento de mercado acumula una rentabilidad positiva del 0,2%. Por último, el mercado de bonos corporativos en hard currency registraba del orden del 0,2%. De las tres, es el segmento que acumula el mayor retroceso en el último trimestre (-1,4%). "El rumbo predecible de la Fed debería ayudar a frenar la apreciación del dólar, por lo que es probable que las divisas emergentes se mantengan estables en niveles interesantes, impulsando la confianza en torno a esta clase de activos. Un modesto ciclo virtuoso aupado por estos factores podría convertir a los mercados emergentes en una de las regiones mundiales con las mejores rentabilidades en el segmento de la renta fija el próximo año", asegura James Barrineau, corresponsable de deuda emergente de Schroders.

En España, en una jornada en la que se celebró la última subasta del Tesoro este año, en la que captó 2.102 millones de euros en bonos y obligaciones con los que cubrió el 100% de sus necesidades de liquidez para el ejercicio, la prima de riesgo española subía seis puntos básicos, hasta los 114, a pesar de que el rendimiento del bono nacional a 10 años se redujo desde el 1,76% al 1,74%. El ensanchamiento del diferencial con el bund se explica por la fuerte caída de la TIR del bono alemán a 10 años, cuya rentabilidad pasaba del 0,68% al 0,6%. El aumento del diferencial con Alemania se producía en sintonía con el resto de países periféricos. La prima de riesgo de Italia subía dos puntos básicos, hasta cerrar en 103, mientras que la de Portugal finalizaba la sesión en 193, tres más que la sesión anterior. La prima de riesgo griega, por su parte, aumentaba hasta los 760 puntos básicos.

Comportamiento de los mercados de renta variable

La respuesta de los mercados de renta variable al anuncio de la Fed fue positivo, con fuertes subidas iniciales que se fueron moderando a medida que transcurría la sesión. El EuroStoxx 50 cerraba la jornada con ganancias del 1,84%, con el selectivo por encima de los 3.300 puntos y prácticamente todos los valores en números verdes. Bayer, con una subida del 4%, E.ON, BMW, Fresenius, Deutsche Telekom, Daimler y Volkswagen, todos ellos con alzas superiores al 3%, fueron los valores más alcistas. El hecho de que las empresas más alcistas del índice fuesen empresas alemanas situó al DAX como el mejor mercado del continente, con una subida del 2,57%. París y Londres registraron avances más modestos, con avances del 1,14% y del 0,68%. En lo que respecta al Ibex 35, la subida fue del 1,72%, gracias al empuje de valores de mucho peso en el índice, como Santander (2,55%) o Inditex (2,43%). Wall Street, sin embargo, cerraba con pérdidas del orden del 1% tanto para el S&P 500, Nasdaq 100 y Dow Jones.

Evolución de las divisas y el petróleo

El dólar reaccionaba con una discreta apreciación en su cruce con las principales divisas internacionales a la subida de tipos de la Fed. El euro bajaba un 0,15% en su cambio con el 'billete verde' y se intercambiaba a 1,09 dólares al cierre de la sesión de ayer en Estados Unidos. Lo mismo le sucedía a la libra esterlina, que se depreciaba un 0,25% frente al dólar, hasta los 1,49. El yen, por su parte, ganaba posiciones y se apreciaba un 0,4%, hasta los 122,16 yenes. La reacción más acentuada se ha producido en el mercado de materias primas, donde el precio del barril de crudo cerraba la sesión con fuertes descensos a ambos lados del Atlántico. El precio del Brent, de referencia en Europa, terminaba la sesión con una caída del 3,28% (-1,26 dólares), hasta los 37,16 dólaress, mientras que el barril de West Texas cerraba con un desplome del 4,90%, hasta los 35,52 dólares. Algunos expertos consideran que el precio del petróleo aún no ha tocado suelo (leer más).

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos