Tags: Gestores | Latam |

Así han reaccionado los gestores de renta variable europea a las turbulencias del mercado


La fuerte agitación vivida en los mercados europeos de renta variable hace interesante analizar cómo han movido las carteras los gestores de los fondos de bolsa europea con más patrimonio en España. Funds People ha preguntado a los responsables de las distintas estrategias cuáles han sido las estrategias que han seguido durante este periodo de volatilidad y los ajustes que han realizado en sus respectivas estrategias. Los que han respondido a nuestra petición lo cuentan:

Uno de los principales cambios introducidos por Benjamin Stone y Steven Gorham en el MFS Meridian European Value es que el sector sanitario es ahora una de las mayores infraponderaciones de la cartera. “Si bien creemos que nuestras posiciones en este sector tienen posibilidad de generar unos beneficios sólidos y de manera diversificada, estamos preocupados por la valoración del sector en general, la amenaza de los genéricos, y los riesgos de precios, sobre todo en los EE.UU.  Parte del beneficio obtenido al reducir nuestra posición en el sector sanitario, se ha invertido en empresas de bienes industriales de calidad, donde hemos encontrado ideas interesantes de inversión durante los últimos meses”. En general, están infraponderados en sectores e industrias que no presentan las características de calidad que buscan y que son más sensibles al ciclo económico. Por el contrario, se centran en lo que creen que son los modelos de negocio más fuertes para los consumidores, con una preferencia hacia productos de consumo, el tabaco y las empresas de alimentos y bebidas.

Thorsten Winkelmann y Matthias Born también han realizado cambios en el Allianz Europe Equity Growth en estos primeros meses del año. Los gestores han añadido posiciones en BIC, Novo Nordisk, Hugo Boss, Coloplast, al tiempo que han cortado exposición a Legrand, IMI, Sodexo y Schneider, compañía que ahora han vendido. En líneas generales, la infraponderación mantenida en el sector financiero benefició a la estrategia, si bien a principios de año se vieron perjudicados por las recogidas de beneficios que se produjeron en algunos de los valores que mejor comportamiento habían mostrado el año pasado, nombres como Infineon, Simcorp y Ingenico, todos en la cartera del fondo.

Andreas Zoellinger y Alice Gaskell también han hecho ajustes en el BGF European. Para ellos, el reciente sell off ha creado algunas oportunidades idiosincráticas en el sector industrial, donde han abierto una nueva posición en especialistas globales de productos eléctricos, concretamente en una compañía que –a su juicio- ofrece una valoración atractiva por flujos de caja y exposición a los mercados emergentes. Esto se hizo a costa de reducir la exposición al sector de consumo básico, donde algunas compañías se han acercado a su precio objetivo. A cierre de mes, el fondo estaba sobreponderado en telecos, tecnología de la información, industriales, consumo cíclico y energía. Por el contrario, estaba infraponderado en el sector financiero, compañías sanitarias, consumo básico, utilities y materiales.

Materiales es, precisamente, la principal sobreponderación en el Pioneer Funds Euroland Equity, fondo gestionado por Fabio Di Giasante y Lorenzo Angelini. El peso de este sector en su cartera es del 11,7%, frente al 6,7% del índice. En enero, el gestor añadió una posición nueva correspondiente a este sector, concretamente Akzo Nobel, una compañía de origen holandés. No fue el único cambio introducido en la cartera en enero. Di Gisante añadió dos valores más a su cartera. La primera fue Pernod Ricard, fabricante de bebidas de origen francés. La segunda, Royal Dutch Shell, compañía energética inglesa. En febrero no realizó ningún cambio, por lo que, además de materiales, las principales sobreponderaciones en la cartera siguen siendo telecos (con un peso del 6,7% en la cartera) e industriales (14,5%). Por el contrario, las mayores infraponderaciones están en el sector financiero (pondera un 17,6% en el fondo) y consumo básico (9%).

Tim Stevenson, al mando del Henderson Horizon Pan European Equity, también hizo movimientos tácticos durante los primeros meses del año, aunque en un sentido muy distinto. El gestor ha adoptado una visión top down reduciendo su exposición al mercado británico ante la incertidumbre que generan las preocupaciones en torno a la celebración del referéndum sobre el Brexit. “Probablemente seguiremos infraponderados en renta variable británica frente al índice hasta que la situación se resuelva”, afirma Stevenson.

Dave Dudding, gestor del Threadneedle European Select Fund, también los hizo, si bien desde una óptica bottom up. En enero, aprovechó la corrección para incrementar exposición a algunas posiciones ya existentes, sin realizar ningún tipo de operación de venta directa durante el mes. En febrero, incorporaron una nueva posición a la cartera, Adidas, al considerar que la compañía se encontraba en una buena posición para explotar la fortaleza de su marca y conseguir una mayor penetración en el mercado.

Arlette van Ditshuizen y Pim van Vliet son muy pacientes con las ideas por las que apuestan en en el Robeco European Conservative Equities. De media, una compañía permanece en cartera cuatro años. La rotación de la cartera es baja (25%). En 2015 fue del 7%. Si surge una buena idea y existe una compañía en cartera que ha perdido su atractivo, la reemplazan. Pero parten del principio de que cambiar una posición por otra sin ninguna razón de peso no tiene sentido. El resultado de este proceso es una cartera muy diversificada (el top 10 pesa un 15%), con una beta que típicamente oscila entre el 0,5 y el 0,6. Finanzas (21%) y consumo defensivo (18,5%) son los sectores que cuentan con un mayor peso. Energía (2,5%), materiales (3,8%) y sanidad (7%) los que menos.

Tampoco introdujeron grandes cambios Max Anderl y Jeremy Leung en la estrategia del UBS (Lux) European Opportunity Unconstrained, fondo que se diferencia de las anteriores en que este se trata de un producto habilitado para construir posiciones largas y cortas. Los gestores recogieron beneficios en algunas posiciones cortas sobre algunas entidades financieras que tenían en cartera, ante el abaratamiento experimentado por el sector durante este arranque de año. También se encontraron con la oportunidad de incrementar su convicción en algunas posiciones existentes tanto desde el punto de vista largo como corto ante el convencimiento de que las acciones no se estaban moviendo por los fundamentales. La exposición bruta aumentó en febrero tanto en la pata larga como corta.

Subir

Lo más leído

Próximos eventos