Tags: Pensiones |

Así estamos en pensiones: índice de referencia que permite comparar la situación de España con la de otros países


España ha logrado subir cuatro posiciones y alcanza el puesto 33 (de 43 países) en el índice mundial de pensiones (Global Retirement Index, GRI) que ha lanzado hoy a nivel mundial Natixis Global Asset Management, aunque sigue sin encontrarse entre los primeros 25 países del ranking. Se trata de la quinta edición del índice mundial de pensiones que la gestora publica desde el año 2013. Este índice constituye una herramienta de comparación internacional creada para brindar un índice de referencia mundial con el que los jubilados actuales y futuros puedan evaluar y comparar la capacidad de los países a la hora de atender sus expectativas, necesidades y ambiciones en el ámbito de la jubilación.

El índice incluye 18 indicadores de rendimiento, agrupados en cuatro subíndices temáticos, que han sido calculados a partir de datos fiables obtenidos de una serie de fuentes académicas y organizaciones internacionales. Los cuatro índices temáticos cubren aspectos clave para el bienestar durante la jubilación. Primero: disponer de buena salud y acceso a servicios sanitarios de calidad. Segundo: contar con suficientes medios materiales para vivir de forma cómoda. Tercero: tener acceso a servicios financieros de calidad, incluida la conservación del valor de los ahorros; y cuarto, vivir en un entorno limpio y seguro.

Europa Occidental continúa dominando el top 10 en lo referente a la seguridad en la jubilación identificada por el índice, con Noruega en el número uno, seguida de Suiza, Islandia, Suecia, Nueva Zelanda, Australia, Alemania, Dinamarca, Países Bajos y Luxemburgo. Nuevamente, España se encuentra en la parte baja de la clasificación, habiendo quedado fuera del top 25. Ocupa el puesto 33, por detrás de Portugal (32), Lituania (31), Hungría (30), Italia (29), Polonia (28), Singapur (27), Estonia y Eslovaquia (25), y por delante de Letonia (34), Chipre (35), Chile (36), México (37) y China (38).

“La posición de España en el índice general de pensiones mundial evidencia que afronta un verdadero desafío para satisfacer las necesidades de sus futuros jubilados, así como una necesidad urgente de hallar soluciones a esta cuestión. Es fundamental que las instituciones españolas —tanto públicas como privadas— instrumenten soluciones y promuevan productos y servicios a fin de atender no solo a un número creciente de jubilados, sino también dar respuesta a sus distintas necesidades”, apunta Sophie del Campo, directora general de Iberia, Latinoamérica y Estados Unidos Offshore en Natixis Global Asset Management.

Aunque se han hecho avances en España, su futuro financiero sigue en peligro

España ha escalado cuatro posiciones este año y ahora ocupa el puesto 33, tras haber aumentado su puntuación general hasta el 57%. Factores como el Bienestar Material (39) y la Calidad de Vida (22) han mejorado, mientras que los subíndices de Finanzas (27) y Salud (21) no han variado. La mejora más destacable de España por subíndice se produjo en Bienestar Material, aunque la tasa de desempleo también se ha reducido. Con todo, deberá redoblar sus esfuerzos si quiere recuperar terreno frente a otros países de Europa con mejores puntuaciones.

El otro subíndice en el que España ha mejorado es el de Calidad de Vida. Cuenta con mejores resultados en los cuatro criterios analizados para el indicador de factores medioambientales, con una puntuación especialmente buena en emisiones de CO2 por PIB y en utilización de electricidad renovable.

En cuanto al subíndice de Finanzas, España se encuentra entre los diez últimos países debido al indicador de deuda pública; concretamente, ocupa la octava posición desde el final. Por su parte, el país cuenta con una sólida puntuación en expectativa de vida, indicador en el que es segundo dentro del subíndice de Salud.

"Dado que la esperanza de vida continúa aumentando, los inversores españoles realmente deben comenzar a plantearse seriamente su futuro financiero, y asumir su responsabilidad al respecto. Necesitamos animarles a comenzar a ahorrar más para su jubilación, mientras que el conjunto del sector financiero debe ofrecerles soluciones optimizadas. En nuestra condición de expertos en gestión de activos, nuestra labor consiste en aportar soluciones a los inversores españoles y ayudar a los asesores e instituciones financieras a orientarles para establecer objetivos de inversión a largo plazo y que los cumplan. De hecho, ayudar a los inversores a conformar carteras de mayor duración constituye un factor clave para aumentar la seguridad en la jubilación", asegura Del Campo.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos