Tags: Latam |

Así adapta Threaneedle la cartera del fondo Pan European ante la recuperación de la región


Ann Steele es una de las gestoras con mayor experiencia de la industria. Hace algo más de cinco años, cuando la crisis en Europa no hacía más que asomar, Steele asumía la responsabilidad del Threadneedle Pan European Fund. A partir de ahí, los vaivenes vividos en el mercado de renta variable europeo han sido constantes. Sin embargo, año tras año la gestora ha sabido salir airosa, batiendo al MSCI Europe en mercados tanto alcistas como bajistas. El fondo acumula a lo largo de los últimos cinco años una rentabilidad anualizada del 19,5%, 4,5 puntos más que el índice de referencia. “El éxito de la consistencia ha estado en la disciplina a la hora de hacer las cosas, en ser valientes en momentos difíciles y en el hecho de que los 24 miembros que integran el equipo compartan la información y las buenas ideas”, afirma.

En una entrevista con Funds People, Steele hace un repaso a lo que han sido estos cinco años en Threadneedle. Recuerda cómo al principio Europa se había convertido en un mercado olvidado. “Había desaparecido casi por completo del radar de los inversores. La crisis dura ya más de cinco años, aunque la parte más difícil fue el periodo comprendido entre 2010 y 2011, años en los que el problema pasó a ser el excesivo ruido político que se había generado en torno a la posibilidad de ruptura de la eurozona. Curiosamente, fue 2010 cuando el fondo lo hizo mejor al batir en 15 puntos básicos al mercado”, explica. A su juicio, hoy la situación en Europa es bien distinta. “Las cosas están mejorando, lo que ha hecho que el sentimiento de los inversores institucionales y fondos de pensiones sea más positivo”.

Esa mejora de la percepción de los inversores ha sido motivada, entre otros factores, por la rápida recuperación que están experimentando las economías periféricas. Esto les ha obligado al equipo del Threadneedle Pan European Fund a mover la cartera. “En la segunda mitad de 2013 elevamos el peso en los mercados periféricos. Nuestro objetivo era ganar exposición a una recuperación cíclica de las economías de estos países. Esto nos llevó a entrar en el capital de entidades financieras que pudieran beneficiarse de dicha recuperación cíclica, como es el caso del Banco Popular. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que, aunque estos mercados han experimentado importantes subidas en los últimos meses, ahora lo importante es ver mejorar los beneficios empresariales”, indica.

Por ese motivo, considera que es crucial mantener la atención en la evolución de los negocios. “A veces, se producen súbitamente cambios en la industria que hacen que el escenario para esa compañía sea muy diferente. Tienes que ser muy rápido a la hora de reaccionar. Es doloroso equivocarse. Nosotros prestamos mucha atención a entender los riesgos, saber cuáles son los objetivos de las compañías y cómo tienen previsto alcanzarlos. Un aspecto importante es que nuestro equipo de analistas mantiene anualmente 1.200 reuniones con los directivos de las compañías. Es cierto que te pueden mentir, pero nosotros también tenemos nuestros métodos. Uno que nos parece muy bueno y que ponemos en práctica es llevar apuntado lo que esos mismos directivos con los que te estás reuniendo te dijeron en la reunión anterior”.

El equipo busca identificar qué sectores y valores se van a comportar mejor en el actual escenario a través de un análisis macroeconómico que se combina con el análisis fundamental. Lo que más rota no son los nombres, sino el tamaño de la posición. Habitualmente, el equipo mantiene entre 50 y 70 valores. En estos momentos tiene en cartera 67. “No nos fijamos en los índices. Si no nos gusta una compañía, nunca podrá formar parte de la cartera. Tampoco nos gusta pagar por cosas caras”. Actualmente sobreponderan bancos escandinavos, de los que dice presentan sólidos balances y atractivas rentabilidades por dividendo. La mayor posición de la cartera en estos momentos es Vodafone, con un peso del 4,2%. Le siguen Bayer y Roche, con un 3,2%, respectivamente. Las diez primeras posiciones ocupan el 27,3%, por lo que se trata de una cartera diversificada.

En términos generales, el equipo sobrepondera Alemania, Francia y Holanda e infrapondera Reino Unido, Suiza y España. Steele asevera que el momento para la renta variable europea es muy favorable por tres razones: mayor tracción de su economía, valores que todavía cotizan a precios atractivos y flujos que siguen entrando en su mercado. A este respecto, la gestora cree que “la tan anunciada gran rotación de la renta fija a la renta variable aún no ha comenzado. Muchos inversores todavía mantienen importantes posiciones en liquidez”, revela. Esta es una característica que también extrapola a las empresas, muchas de las cuales siguen manteniendo fuertes posiciones en caja.

Lo más leído

Próximos eventos