Ascri reclama a los fondos de pensiones y a las aseguradoras más inversión en capital riesgo español


La Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri), que este año cumple su 30 aniversario, ha aprovechado la presentación de la tercera edición del informe ‘Perspectivas del Capital Riesgo en España’, elaborado por KPMG, para dar un toque de atención a los inversores institucionales españoles.

Un panel de expertos especializado en venture capital & private equity tanto de España como de los países del entorno -conformado por directivos de Ascri y socios fundadores de firmas de capital riesgo como Bullnet Capital, Portobello Capital, Seaya Ventures o Sherpa Capital- concluyó que “los inversores institucionales españoles, especialmente las compañías de seguros y fondos de pensiones, deben alcanzar porcentajes de inversión comparables a los de sus competidores europeos”.

Como defiende Juan Luis Ramírez, vicepresidente de Ascri y socio fundador de Portobello Capital, “tenemos que conseguir que España, en los próximos diez años, sea la región donde el capital privado tenga un crecimiento mayor y así acercarnos al nivel de los países de nuestro entorno. De esta forma”, apunta, “tendremos pymes de mayor dimensión y mucho más competitivas en el mercado global”.

Algunas de las conclusiones recogidas en el informe de KPMG son que el 63% de los directivos de private equity cree que la actividad inversora en este segmento en 2016 será superior a la de 2015 y el 51% que el principal destino de las inversiones será la empresa familiar. En el segmento de venture capital, el 78% de los directivos considera que el venture capital está en expansión en España en la actualidad y el 73% prevé un incremento de la actividad inversora en 2016 frente a 2015.

Las cifras (provisionales) del capital riesgo español en 2015

A tenor de las cifras provisionales publicadas hace varias semanas por Ascri, el capital riesgo español vivió un 2015 positivo aunque de menor envergadura que 2014. De sus cuatro principales magnitudes, tres de ellas registran crecimientos interanuales negativos: un 19,5% menos de inversión total, por valor de 2.790 millones de euros; un 37% inferiores los nuevos recursos incorporados, de 3.087 millones, y un 5% menos de desinversión, hasta los 4.550 millones. Solamente el número de inversiones avanza en positivo de 2014 a 2015. Se llevaron a cabo 632 operaciones, un 9% más.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos