Tags: Latam |

Argentina podría perder su estatus de país frontera


De concretarse el cambio, éste sería el tercer retroceso del país en menos de cuatro años. Recordemos que en 2010 pasó de ser considerado emergente secundario a frontera. Y si retrocedemos un poco más, nos encontramos con la caída de Argentina del status de emergente en 2009 para el tradicional MSCI (elaborado por el banco estadounidense Morgan Stanley). La razón entonces había sido la misma: el control de capitales.

En el FTSE Frontier 50 Index, que agrupa 23 mercados fronterizos, Argentina cuenta con una ponderación del 7,74%, pero es superado por Nigeria (pesa 25,15%) y Qatar (24,27%). Sólo le gana a mercados menores como Bangladesh, Croacia, Jordania, Rumania y Sri Lanka.

El FTSE 20 de Argentina, el subgrupo que representa los papeles argentinos en el mercado frontera, está compuesto por ADRs de papeles locales que no necesariamente cotizan en Buenos Aires. Está Tenaris (con sede en Luxemburgo), Mercado Libre (legalmente en EE.UU.), Arcos Dorados Holdings, YPF y Banco Macro. Estos cinco valores suponen el 60% del FTSE Argentina.

Debate abierto sobre el impacto de la advertencia del FMI

El mes pasado el Fondo Monetario Intenacional (FMI) advirtió a Argentina que tiene hasta el 17 de diciembre para responder a los cuestionamientos sobre la veracidad de los datos oficiales de inflación y demñas indicadores económicos. Si la administración de Cristina Fernández no cumple, puede recibir una declaración de censura, convirtiéndose así en el primer país en recibir este tipo de advertencia. Esto supondría que Argentina quede sin acceso a los recursos generales del fondo y suspender sus derechos de voto, de acuerdo con las reglas del FMI.

Sin embargo, Deutsche Bank y JPMorgan Chase aseguran que las exportaciones de soya impulsará el crecimiento económico y los bonos argentinos denominados en dólares, lo que tendrá un mayor peso que la posibillidad de que el FMI censure al país por manipular las cifras correspondientes a la inflación.

“Las expectativas para la actividad el próximo año están siendo revisadas al alza”, dijo a Bloomberg el economista de Deutsche Bank, Mauro Roca. “Cualquier sanción formal tendría poco impacto en el crédito, ya que Argentina no necesita recursos del FMI”. Por su parte, el economista de JPMorgan, Vladimir Werning, afirmó en una nota a clientes que Argentina no depende del FMI para obtener financiación y que no tiene deuda pendiente con la organización. Incluso si otros prestamistas multilaterales le quitan financiación, Argentina no debería perder más de 1.600 millones de dólares anualmente, aseguró. Además, considera que el alza en los precios de los commodities agrícolas, como resultado de la peor sequía en más de 50 años en EEUU, otorgará 11.000 millones de dólares adicionales en ingresos por exportaciones agrícolas en 2013.

El debate, sin embargo, no todos están de acuerdo. La agencia Moody’s bajó en septiembre la perspectiva de la calificación de la deuda soberana a negativa, desde estable, argumentando que la falta de estadísticas confiables “hace que sea muy difícil saber con certeza las reales condiciones económicas de Argentina, generando dudas sobre la habilidad del país para manejar shocks adversos”.

Lo más leído

Próximos eventos